null: nullpx

Trump firma orden ejecutiva que restringe la contratación de extranjeros en el gobierno

La nueva orden se suma a otras firmadas por el mandatario para cercar el programa de visas H-1B, una de las principales visas para trabajadores profesionales extranjeros graduados fuera y dentro de Estados Unidos.
3 Ago 2020 – 05:25 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El presidente Donald Trump firmó este lunes una nueva orden ejecutiva que limita la contratación de trabajadores extranjeros, todo ello como parte de su política migratoria de tolerancia cero.

La medida se anuncia poco más de un mes después de que el gobierno suspendiera el 23 de junio varias categorías de visas de trabajo hasta finales de 2020 por la pandemia del coronavirus, entre ellas las H-1B, para profesionales extranjeros.

El decreto, publicado por la Casa Blanca en su página digital, establece que los puestos de trabajo en el gobierno federal deben ser ofertados a trabajadores estadounidenses, incluyendo aquellos de empresas contratistas y subcontratistas.

“Es política del poder Ejecutivo crear oportunidades para que los trabajadores estadounidenses compitan por empleos, incluidos los empleos creados a través de contratos federales”, se lee en la orden. “Estas oportunidades, particularmente en las regiones donde el gobierno federal sigue siendo el mayor empleador, son especialmente críticas durante la dislocación económica causada por la nueva pandemia de coronavirus (cvoid-19)”, agrega.

El mandatario asegura que la emergencia de salud pública que vive el país “reduce las oportunidades para los trabajadores estadounidenses de una manera inconsistente con el papel que los programas de trabajadores invitados deben desempeñar en la economía de la nación”.

Ante esto, Trump ordenó a cada uno de los jefes de departamento del ejecutivo que revise los contratos (incluidos subcontratos) adjudicados en los dos últimos años fiscales para determinar “si las oportunidades para los trabajadores estadounidenses se vieron afectadas”, o bien pudieron haber afectado “cualquier efecto potencial sobre la seguridad nacional”.

La orden entra en vigor con efecto inmediato y el Congreso podrá modificarla posteriormente.

Durante el anuncio de la firma de la orden, Trump dijo que había despedido al presidente de la Autoridad del Valle de Tennessee (TVA), criticando a compañía propiedad del gobierno federal por contratar a trabajadores extranjeros.

El mandatario dijo que estaba retirando formalmente al presidente de la empresa, Skip Thompson y a otro ejecutivo, y amenazó con sacar a otros integrantes de la junta directiva si continuaban contratando mano de obra extranjera.

Thompson fue designado para el puesto por Trump. La TVA opera desde 1933 para proporcionar control de inundaciones, generación de electricidad, fabricación de fertilizantes y desarrollo económico para el Valle de Tennessee, una zona fuertemente castigada por la depresión económica.


Tema de campaña

La priorización de puestos de empleo a trabajadores estadounidenses es una de las promesas de campaña 2016 del mandatario, junto con la construcción del muro en la frontera con México y la deportación de indocumentados. Las tres también forman parte de su plataforma de relección 2020, elecciones que se llevarán a cabo el primer martes de noviembre.

La Casa Blanca dijo en una nota de prensa que la orden ejecutiva requerirá que “todas las agencias federales completen una auditoría interna y evalúen si cumplen con el requisito de que solo los ciudadanos estadounidenses sean contratados”.

Indicó además que el Departamento de Trabajo (DOL) “finalizará la orientación para evitar que los empleadores de visas H-1B trasladen a estos trabajadores a lugares de trabajo de otros empleadores para desplazar a trabajadores estadounidenses”.

La nota de prensa asegura que la orden “evitará que las agencias federales reemplacen injustamente a los trabajadores estadounidenses con mano de obra extranjera de bajo costo”.

El gobierno precisa que la contratación externa de cientos de trabajadores es especialmente perjudicial en medio de una pandemia, que ya les ha costado a millones de estadounidenses sus empleos.


Acusan el golpe

Para el sector de alta tecnología proveniente de India, la orden ejecutiva formada por Trump este lunes es un “duro golpe”.

La visa H1B es la más solicitada entre profesionales la industria tecnológica. Se trata de una visa de no inmigrante que permite a empresas contratar a profesionales altamente especializados, algunos de ellos graduados en universidades estadounidenses.

La mayoría de estas empresas tienen contratos con el gobierno federal.

"Hoy estoy firmando una orden ejecutiva para asegurar que el gobierno federal viva de acuerdo con una regla muy simple, más estadounidense", dijo el mandatario a periodistas en la Oficina Oval poco antes de firmar el decreto.

Según el gobierno, el actual clima de robo desenfrenado de propiedad intelectual, sumado a la externalización de trabajos de tecnología que involucran información confidencial “podría representar un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos”.


La orden de junio

La tercera semana de junio Trump firmó una proclama u orden (10014) que restringe las visas profesionales y no profesionales y sus familiares inmediatos, pero excluyó a cónyuges e hijos de ciudadanos y residentes y también asilados.

La nueva restricción suspende la entrada de extranjeros que “presentan un riesgo para el mercado laboral de Estados Unidos” por la pandemia del nuevo coronavirus, señala, y agrega que durante la emergencia de salud pública la tasa general de desempleo “casi se cuadruplicó entre febrero y mayo de 2020, produciendo parte del desempleo más extremo jamás registrado por la Oficina de Estadísticas Laborales”.

La orden indicó que los secretarios de Trabajo (DOT) y de Seguridad Nacional (DHS) revisaron los programas de no inmigrantes y descubrieron que la admisión actual de trabajadores dentro de varias categorías de visas de no inmigrante, también presenta el riesgo de desplazar y perjudicar a los trabajadores estadounidenses durante la recuperación actual.

Añadió que los trabajadores estadounidenses compiten contra ciudadanos extranjeros por empleos en todos los sectores de la economía, incluso contra millones de extranjeros que ingresan a Estados Unidos para realizar trabajos temporales.

La explicación no detalla las categorías de visa que utilizan esos “millones” de trabajadores que entran legalmente al país, considerando que la cuota anual de visas H-1B alcanza las 85,000, y las visas H-2A y H-2B tienen un cupo anual cada una de 66,000.

Trump añadió que los trabajadores temporales a menudo están acompañados por sus cónyuges e hijos, muchos de los cuales también compiten contra los trabajadores estadounidenses. Pero el reglamento, por ejemplo de las visas tipo H2, señala que los familiares inmediatos (cónyuges e hijos menores de edad solteros) reciben un permiso de estadía legal, pero tienen prohibido trabajar legalmente en el país.


La pandemia en el campo de EEUU: alto número de contagios entre agricultores hispanos en el estado de Washington (fotos)

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés