Inmigración

"Tenemos miedo de enviar a nuestra hija a la escuela": las redadas de ICE también afectan a los niños estadounidenses

Padres indocumentados de hijos que nacieron acá muestran su preocupación tras los operativos de ICE que dejaron más de 200 inmigrantes arrestados. Temen que algún día no puedan ir a buscarlos al colegio y se queden solos si son detenidos por agentes de inmigración. Algunas escuelas han visto caer drásticamente el número de alumnos.
13 Feb 2019 – 9:56 AM EST

Un hermano y tres amigos de Antonio, cuyo nombre real este inmigrante pidió ocultar por miedo a ser deportado, fueron arrestados la semana pasada en Charlotte, Carolina del Norte, durante una redada de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) que culminó con al menos 225 detenidos.

“Los cuatro son mexicanos, compañeros de trabajo mío. Nosotros somos albañiles y venimos a este país a trabajar para mantener a nuestras familias”, explica Antonio. “No sé por qué se los llevaron si ninguno tiene antecedentes criminales y tampoco orden de deportación”, agrega.

La redada duró cuatro días, abarcó cuatro condados, entre ellos Charlotte y Durham, que en diciembre anunciaron la salida del programa federal 287(g), una herramienta represiva que otorga a los agentes de la policía poderes extraordinarios para ubicar y deportar a indocumentados.

El viernes de la semana pasada, al término de los operativos, fue el propio agente encargado de ICE en la región, Sean Gallagher, quien dijo que la agencia se vio obligada a adoptar una "nueva normalidad" debido a la falta de colaboración de las policías locales con el programa.

"Esto obliga a mis oficiales a salir a la calle para llevar a cabo más medidas de cumplimiento", advirtió el funcionario.


Cómo se los llevaron

“Mi hermano iba en su ‘troca’ (pick up) y llevaba a los otros tres amigos al trabajo, a eso de las 6:30 am. Llegaron a una esquina, se detuvieron en un semáforo y cuando la luz dio verde, se les atravesó un carro de ICE y otros dos”, explicó Antonio.

Los agentes, todos armados, bajaron de sus vehículos y obligaron a los cuatro inmigrantes a descender de la camioneta “que usamos para ir al trabajo”, apunta el inmigrante.

“Mire, ellos no tienen falta ni deportación. La migra los detuvo por racismo. Paran las ‘trocas’ que llevan hispanos, como nosotros, sin que seamos delincuentes. Nos ven y nos paran. Así no más. Esto da mucho miedo porque uno ya no sabe qué va a pasar mañana”, se lamenta.


Presos en Atlanta

Poco después de ser detenidos y puestos en proceso de deportación, los cuatro inmigrantes mexicanos fueron trasladados a un centro de detención de ICE en Atlanta, Georgia.

“Cuando mi hermano llegó a Atlanta y me llamó, me dijo dónde estaba. Y me pidió también que le avisara a la esposa de otro migrante detenido para que supiera dónde está. Así es que eso hice, fui a avisarle. Y después me avisó lo de la fianza, a él y a uno de sus amigos”, explicó Antonio.

“Una fue de $5,000 y la otra de $7,000. Tomé dos cheques y se las pagué y ahora estoy esperando que los liberen. Y a los otros dos todavía no les ponen la fianza", indicó. “No importa lo que haya que pagar, yo les pago la fianza también, porque son buenas personas, trabajadores, vienen a luchar por sus familias y nada más se los llevaron por no tener papeles”, protesta.

Según activistas de Carolina del Norte, las redadas dejaron un saldo de 225 detenidos. Uno de los operativos impactó en una fábrica de armas de Sanford, donde fueron arrestadas 30 personas, de las cuales 18 fueron posteriormente liberados.

ICE explicó la semana pasada que este operativo lo ejecutaron agentes de la Unidad de Investigaciones (HSI) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tras una investigación de poco más de un año por robo de identidad.


"Uno sale asustado"

“Ahora ya nada es lo mismo que antes”, dice Antonio. La voz se le quiebra debido a un sentimiento de frustración y enojo a la vez. “Mis amigos y mi hermano tienen a sus familias allá en México y dependen de lo que él les manda. Y ahora uno ya no sabe si va al trabajo o se queda en la casa. Realmente uno tiene miedo, uno sale a la calle asustado mirando para todos lados”.

“Se siente terror, ¿sabe? En estos días he ido a trabajar, llevo a los muchachos en mi ‘troca’, pero pendiente del carro que va adelante, a los costados y detrás mío. Es muy difícil vivir así, pero hay que mantener a la familia. Hay que hacerle ganas”, dice ahora.

“Tengo a mis dos hijas, de dos y cuatro años, ambas ciudadanas americanas. Yo no tengo papeles y, hasta ahora, no había pensado tanto en lo difícil que es. Y es ahora, cuando pasó esto de las redadas, que me doy cuenta que debo estar preparado todos los días, saber de memoria el número de teléfono de mi esposa, de un abogado, de un amigo porque uno nunca sabe qué va a pasar mañana, sobre todo en estos tiempos”, advierte.

“Y mire -ataja Antonio- si cuenta esta historia, dígale a la gente que tenga lista una carta poder para que alguien vele por su dinero, sus pertenencias y sus hijos. Porque si no lo hace, se pierden. Y sobre todo por los hijos, el mayor miedo mío. Y de la mujer, pues no tanto, porque si uno se va ella puede buscarse a otro y ya. Pero los hijos son para siempre”, señala.

Deserción en las escuelas

Tras las redadas de la semana pasada en escuelas con alto porcentaje de estudiantes latinos de los condados de Charlotte y Durham “se registraron deserciones importantes”, dijo a Univision Noticias José Hernández París, director ejecutivo de la Coalición Latinoamericana ubicada en Charlotte.

“Durante una reunión con el superintendente de educación, nos dijo que este año, comparado con las redadas del año pasado, en algunas escuelas la falta de alumnos a clases fue el doble. Hay mucho temor en los padres y por eso no envían a los estudiantes a la escuela”, agregó. “Los establecimientos más afectados son aquellos donde hay una alta matrícula de hispanos”, indicó.

Antonio cuenta que la semana pasada su pequeña hija de 4 años tuvo algunas ausencias al colegio. “Tenemos miedo de mandarla. Imagínese que vaya a clase y cuando salga de la escuela su papá o su mamá ya no estén porque se los llevaron detenidos en una redada. Yo lo he pensado y eso no me deja dormir”.

La Coalición Latinoamericana publicó un video en su cuenta de la red social Facebook donde informa de la creación de un grupo de apoyo a las familias afectadas por las redadas de ICE la semana pasada.

“Ustedes no están solos”, dice una activista. “No dejen que las redadas de la migra los intimiden”, agrega y anuncia la creación de una red de ayuda logística que, además de apoyo moral a los afectados, ofrece defensa legal a los inmigrantes indocumentados arrestados por las autoridades de inmigración la semana pasada.

La caravana en los ojos de los niños: la dura travesía de los más pequeños hacia EEUU (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad