null: nullpx

Senadora exige 'tolerancia cero' para el abuso de menores en los centros de detención de migrantes

El pasado 26 de febrero el congresista Ted Deutch (demócrata por Florida), denunció que el (HHS) recibió entre 2014 y 2018 más de 4,500 quejas de supuesto abuso sexual a menores no acompañados (UAC) detenidos en la frontera tras huir de sus países a causa de la violencia y la pobreza.
4 Mar 2019 – 4:19 PM EST

Una senadora demócrata exigió el lunes al gobierno de Donald Trump poner en marcha cuando antes una ‘política de tolerancia cero’ para detener y castigar cualquier tipo de abuso sexual y mala conducta de empleados “en todos los centros de detención de migrantes” a nivel nacional.

Por medio de una carta dirigida al Inspector General del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS), Daniel Levinson, la senadora Catherine Cortez Masto (demócrata por Nevada), dijo estar sumamente “preocupada por miles de denuncias de abuso sexual contra menores no acompañados (UAC) bajo el cuidado de la Oficina de Reasentamiento de refugiados (ORR)” que fue pre4sentada la semana pasada en la Cámara de Representantes.

El pasado 26 de febrero el congresista Ted Deutch (demócrata por Florida), denunció que el (HHS) recibió entre 2014 y 2018 más de 4,500 quejas de supuesto abuso sexual a menores no acompañados (UAC) detenidos en la frontera tras huir de sus países a causa de la violencia y la pobreza.

La denuncia se basó en un informe preparado por Axios. Señala que entre octubre 2014 y julio de 2018, la ORR, oficina que depende del Departamento de Salud (HHS), recibió 4,556 quejas. Por otra parte, el Departamento de Justicia recibió 1,303 denuncias. Esto incluye 178 denuncias de abuso sexual, precisa el reporte.

Axios escribió en su página de Twitter que “Miles de jóvenes migrantes no acompañados sufrieron abuso sexual mientras estuvieron bajo la custodia de Estados Unidos durante los últimos cuatro años” (los dos primeros bajo el gobierno de Barack Obama).


Acusaciones “atroces”

“Estas acusaciones son atroces e inexcusables”, señala Cortez Masto en la misiva. “Si bien entiendo que hay una investigación en curso sobre la salud y seguridad de los niños bajo custodia de ORR, insto a la Oficina del Inspector General a que investigue cualquier denuncia adicional y mantenga informado al Congreso sobre sus hallazgos”.

La senadora por Nevada dice además que “dentro de estos miles de denuncias, casi doscientas son por asalto sexual” cometidos por contratistas que tenían bajo su cargo el cuidado de menores de edad.

“Estas denuncias van desde informes de relaciones inapropiadas con menores hasta contactos físicos no deseados”, agrega la carta Y advierte que este tipo de custodia “ha continuado durante años”.

Cortez Masto exigió además la aplicación de “una política de tolerancia cero para el abuso sexual y la mala conducta en todos los refugios que albergan niños”.

“Son extremadamente vulnerables y están en mayor riesgo de abuso sexual”, puntualizó.

La legisladora expresó además que, “dada la seriedad y la naturaleza sistémica de estas acusaciones, solicito una reunión informativa tan pronto como sea posible sobre el estado de la investigación de la Oficina del Inspector General”, así como las medidas adoptadas para detener los abusaos.

Postura oficial

Tras la denuncia hecha la semana pasada por Deutch, el HHS El reporte cita declaraciones dadas por la portavoz del HHS dijo que la seguridad de los menores “es nuestra principal preocupación”.

“Cada uno de nuestros refugios estándar está autorizado por el estado respectivo para servicios de cuidado infantil”, dijo a Univision Noticias Caitlin Oakley, portavoz de la dependencia.

Agregó que “la seguridad de los menores es nuestra principal preocupación cuando administramos nuestro programa para niños extranjeros no acompañados”.

Caitlin también diujo que, “además de otros estándares rigurosos establecidos por la ORR en la Administración para Niños y Familias de HHS, los controles de antecedentes de todos los empleados de las instalaciones son obligatorios".

La crisis de migrantes menores detenidos en la frontera estalló en 2014 luego que la Patrulla Frtonteriza había arrestado a más de 46,000 niños cuando intentaban entrad indocumentados al país en busca de asilo. La mayoría de ellos huyen del denominado Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) a causa de la violencia y la pobreza extrema.

Una ley de prevención de tráfico humano de 2008 (TVPRA) prohibe al gobierno que sean deportados de forma acelerada y obliga a que sea un juiez de inmigración quien resuelva sus permanencias en Estados Unidos.

Pero debido al atasco en las cortes de inmigración, con más de 800,000 casos acumulados, muchos deben esperar meses y hasta años para una audiencia. Mientras, la mayoría espera en un centro de detención administrado por la ORR que sus casos sean atendidos.

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés