null: nullpx

Documentos revelan miles de supuestos incidentes de abuso sexual en centros de menores no acompañados

Según la investigación de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del HHS, entre octubre octubre de 2014 y julio de 2018 recibió 4,556 quejas.
26 Feb 2019 – 3:08 PM EST

El Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) recibió entre 2014 y 2018 más de 4,500 quejas de supuesto abuso sexual a inmigrantes menores no acompañados (UAC) detenidos en la frontera tras huir de sus países a causa de la violencia y la pobreza.

La denuncia fue hecha por el congresista demócrata Ted Deutch (Florida) en base a un estudio que le fue entregado por Axios.

Según la investigación, entre octubre octubre de 2014 y julio de 2018, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del HHS recibió 4,556 quejas. Por otra parte, el Departamento de Justicia recibió 1,303 denuncias. Esto incluye 178 denuncias de abuso sexual, añade.

Axios escribió en su página de Twitter que “Miles de jóvenes migrantes no acompañados sufrieron abuso sexual mientras estuvieron bajo la custodia de EEUU durante los últimos cuatro años”.


El estudio se basó en documentos solicitados al Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

Deutch le dijo a Axios que el resultado de la investigación es “asqueroso” y que se trata “solo el comienzo de las preguntas sobre las que tratará con el HHS”.

La denuncia hecha por el representante Deutch fue presentada durante una audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representante donde se discutió sobre la supervisión de la política de separación de familias en la frontera durante el gobierno.

La audiencia fue convocada la semana pasada para determinar por qué el gobierno de Donald Trump continuó separando forzosamente menores migrantes en la fronteradespués del 26 de junio del año pasado, cuando una corte federal de San Diego, California, ordenó que no siguiera llevando a cabo esta práctica y exigió reunificar a las 2,654 familias afectadas.

La crisis de 2014

El aumento en las detenciones en la frontera de menores no acompañados estalló en junio de 2012 cuando el entonces presidente Barack Obama reconoció la existencia de una crisis.

Para esa fecha la Patrulla había detenido más de 46,000 menores en lo que iba del año fiscal. Al 30 de septiembre el número de arrestos sobrepasó los 65,000.

La crisis fue advertida a la ONU en 2013 por investigadores de la Universidad de California, quienes reportaron un notable incremento de migrantes que estaban huyendo del denominado Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) a causa de la violencia y la pobreza extrema.

Los migrantes viajan por tierra rumbo a Estados Unidos en busca de asilo.

Los documentos detallan “un entorno de agresiones sexuales sistémicas por parte del personal que trabaja en los centros del HHS que albergan a menores no acompañados”.

La postura del HHS

El reporte cita declaraciones dadas por la portavoz del HHS, Caitlin Oakley, respecto a la política del gobierno respecto a estos centros de detención.

“La seguridad de los menores es nuestra principal preocupación cuando administramos nuestro programa para niños extranjeros no acompañados”, apunta citando declaraciones de la portavoz. “Cada uno de nuestros refugios estándar está autorizado por el estado respectivo para servicios de cuidado infantil”.

Oakley añadió que “además de otros estándares rigurosos establecidos por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) en la Administración para Niños y Familias de HHS, los controles de antecedentes de todos los empleados de las instalaciones son obligatorios".

E indica que “estos son niños vulnerables en circunstancias difíciles. Rápidamente para investigar y responder”.

El reporte advierte que los documentos entregados a Axios brindan algunos detalles sobre las acusaciones, aunque solo incluye descripciones de los incidentes de los años fiscales 2015 y 2016.

Indica que “tampoco sabemos qué pasó con los empleados acusados en los años fiscales 2017 y 2018”.

Cabe destacar que en la Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS), puso en duda la cifra total de menores y familias afectadas por la política de tolerancia cero del gobierno de Donald Trump en la frontera entre el 5 de mayo y el 26 de junio del año pasado.

Según la investigación, el número de menores separados forzosamente es mucho mayor del reconocido por el gobierno, que fue de 2.654 . El informe habla de miles, aunque no da un dato preciso.

“Se desconoce el número total de niños separados de un padre o tutor por las autoridades de inmigración” en el verano del año pasado, advierte el estudio.

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés