null: nullpx
Asilo Político

Se dispara el número de solicitantes de asilo enviados por EEUU a Guatemala: ya son 720 salvadoreños y hondureños

Pese a que una corte frenó los Protocolos de Protección de Migrantes, por los que Estados Unidos ha regresado a México a más de 61,000 solicitantes de asilo, se mantienen vigentes los acuerdos con otras naciones. En febrero, el número de hondureños y salvadoreños enviados a Guatemala casi se triplicó respecto a los dos primeros meses en los que el programa estuvo vigente.
28 Feb 2020 – 05:53 PM EST

WASHINGTON, DC. - Guatemala ha recibido hasta finales de este mes a 720 solicitantes de asilo hondureños y salvadoreños como parte del acuerdo alcanzado con Estados Unidos. De ellos, cerca del 97% regresaron a sus naciones de origen, según le confirmó a Univision Noticias el embajador estadounidense en ese país centroamericano, Luis Arreaga.

"Hasta el 25 de febrero, habían llegado 720 de Honduras y de El Salvador", aseguró Arreaga. "El proceso es que ellos llegan y se les da la opción de de regresar a su país de origen o que pidan asilo y eso se hace a través de los refugios a donde se les lleva para que puedan tomar decisiones sin ningún tipo de presión. Y le puedo decir que la gran mayoría han regresado a su casa. Hasta el 25, había aproximadamente 3% que habían pedido asilo y que están siendo procesados".

Según esos datos, el número de solicitantes de asilo enviados por EEUU a Guatemala en el último mes prácticamente triplicó a los llegados en los dos primeros meses en los que el acuerdo estuvo vigente. Entre finales de noviembre y finales de enero, el país recibió a 266 salvadoreños y hondureños, de acuerdo con el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM).

Con este convenio, similar a otros alcanzados con los gobiernos de Honduras y El Salvador, el gobierno de Donald Trump busca acabar las que considera "lagunas legales" de su sistema de asilo y desalentar la migración centroamericana hacia su frontera sur al obligar a los ciudadanos de esos países a pedir asilo primero en los territorios que recorrieron antes de pisar Estados Unidos.

Precisamente, esa estrategia para frenar el repunte de migrantes centroamericanos llegados a Estados Unidos en los últimos años sufrió este viernes un revés con la decisión de una corte de de apelaciones de bloquear temporalmente el programa de los Protocolos de Protección de Migrantes ( MPP por sus siglas en inglés), que obliga a los solicitantes de asilo a permanecer en ese país en espera de que avancen sus casos en tribunales migratorios en la frontera.


Giammattei, "con toda la disponibilidad de seguir trabajando" con EEUU

En el caso de Guatemala, el gobierno del ex presidente Jimmy Morales llegó a un acuerdo con el de Trump tras una escalada de amenazas por parte de EEUU. Aunque su sucesor, Alejandro Giammattei, puso en duda la continuidad del convenio antes de llegar al poder, en su primer mes de gobierno no ha dado ninguna muestra de que vaya a ponerlo fin.

"El presidente Giammattei sigue ejecutando el acuerdo. Estamos en conversaciones. Ellos, como cualquier gobierno que entra de nuevo, quisieran hacer algunas modificaciones y nosotros estamos con toda la disponibilidad de conversar con ellos", aseguró el embajador Arreaga.

Preguntado por los anexos del convenio que no han sido publicados y donde supuestamente figuran los detalles de su implementación , Arreaga dijo que no sería apropiado revelar el contenido de conversaciones diplomáticas.

"El profesor Giammattei nos ha dicho que está con toda la disponibilidad de seguir trabajando con nosotros. Eso es clarísimo", matizó. "Entonces, estamos hablando de ajustes más que todo técnicos. No del acuerdo, sino de su ejecución", sostuvo.

A juicio del embajador estadounidense, el acuerdo está funcionando y la baja tasa de hondureños y salvadoreños enviados por EEUU que deciden pedir asilo en Guatemala es una muestra de que los centroamericanos estaban abusando del sistema para llegar a trabajar en EEUU.

"Lo que esto ha demostrado es que mucha gente estaba usando nuestro sistema de asilo para venir a trabajar a EEUU y eso no lo podíamos permitir", apuntó. "La gente pensaba que nosotros íbamos a llevar a miles de personas y a abrumar el sistema de asilo de Guatemala y no está sucediendo".

Cuestionado por las dudas surgidas tras la firma del convenio de si el país que más migrantes envió en los últimos años a Estados Unidos estaba preparado para recibir a solicitantes de asilo de otros países, Arreaga aseguró que se analizó la capacidad del país centroamericano y se tuvieron resultados positivos.

"Obviamente si viene una cantidad muy grande (de solicitantes de asilo), entonces sí que habría problemas. Lo que debe quedar claro es que nosotros nunca vamos a enviar a migrantes que pongan demasiadas presiones al sistema de asilo guatemalteco", afirmó.

Además, dijo que para fortalecer el sistema de asilo guatemalteco, su país asignó fondos a la oficina de Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR "para que apoye a las instituciones de asilo en Guatemala para fortalecer su capacidad de recibir más gente, de darles el trato correcto y que tengan la suficiente capacidad para recibirlos".

En fotos: Erwin Ardón, el primer inmigrante centroamericano devuelto a Guatemala luego de los acuerdos de 'tercer país seguro'

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.