null: nullpx

Liberadas y reunidas: “Papá, estamos viviendo tres niños diferentes con una familia”

Sayma, de 10 años, le cuenta a su padre que en el día hacen tareas en una institución luego duermen en casa de 'Mrs Mary'. Producto de la política de 'Tolerancia Cero' más de 2,300 niños fueron separados. Esta es la historia de uno de esos casos que pudimos conocer gracias al proyecto de ProPublica en alianza con otros medios, que permite a cualquier familiar ser contactado y ofrecer datos.
16 Jul 2018 – 12:01 PM EDT


—País de origen: Guatemala

—Lugar y fecha de captura: Arizona, 28 de mayo de 2018

—Quién las busca: esposo y padre (Luis Alberto Salazar Samayoa)

—Madre detenida: Damaris Dalila García Ríos

—Niño o niña en albergue: Sayma Sarahi Salazar García (10 años)

—Casa de cuidado del niño: San Antonio (Texas)

—Centro de detención del adulto: Eloy (Arizona)

—¿Se comunican?:


Tres días después de publicada esta historia, madre e hija fueron liberadas de sus centros de detención y albergue y ahora están reunidas con su familia en EEUU.

****

La última vez que Luis Alberto Salazar Samayoa habló con su hija de 10 años, separada de su madre en la frontera, en Arizona, ella estaba como “ida, estaba preocupada, yo trataba de animarla. ¿Por qué tienes tu pelito alborotado?, le pregunté porque ella siempre está peinada’.


Sayma Sarahí le respondió: ”Yo estoy triste, aquí hay una niña que lleva ya nueve meses esperando y yo no quiero estar todo ese tiempo, yo ya me quiero ir, no sé cómo está mi mami”. Luis Alberto la tranquilizó, le dijo que había podido hablar con ella también y que estaba tranquila. Pero mintió. Para entonces no había podido saber de Damaris Dalila García Ríos, detenida en un centro de Eloy, Arizona.

El “aquí” al que se refería su hija es una casa: “estamos viviendo tres niños diferentes con una familia”, le contó a su papá por teléfono. Le explicó que se llevaron a varios niños en un avión “y viajé tal vez como unas dos horas o menos”, pero no tiene idea de dónde está.

Lo que sí sabe Samay es que hay una rutina, que en el día los llevan a una especie de centro de detención donde reciben clases y al final de la tarde regresan a la casa. “La señora Mary nos va a traer todas las tardes” y la trabajadora social asignada se llama Destiny. Solo se conoce que está en algún lugar en San Antonio, Texas, la familia no recibe ningún otro dato que permita ubicarla.

Con su esposa la comunicación no ha podido ser tan fluida. “La primera vez que pude comunicarme le escuché la voz 30 segundos pero ella no me oía. Después de dos intentos fallidos pudimos hablar un día”.

“Me expresaba preocupación, porque allí adentro ven injusticias tan grandes, abusos de derechos humanos, ella tenía la voz entrecortada. Me contaba que los tratan mal, y que una vez cómo golpeaban a un señor entre varios de ICE (funcionarios de migración) y se volteaban y les decían a ellas ¿y ustedes qué ven? Me cuenta que también hay maltrato psicológico”. Los amenazan con no volver a ver a sus hijos, entre otras cosas que dice Luis que le contó.

Su esposa quiere salir de todo esto: “Que nos deporten pero que nos junten ya con nuestros hijos”.

Infructuosamente ha pedido ayuda al Consulado.

Al momento de cierre de este trabajo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) no ofreció la información que Univision Noticias le solicitó sobre cada uno de los casos.

Si conoces algún caso de niños inmigrantes separados de sus padres o niños que entraron solos a EEUU y fueron detenidos, llena este formulario diseñado por ProPublica que estamos usando varios medios en alianza.

This form requires JavaScript to complete.
Powered by Screendoor.

Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés