null: nullpx

Retiran multas de miles de dólares a inmigrantes indocumentados con orden de deportación

Algunos de los indocumentados afectados por estas multas se encuentran refugiados en iglesias, lugar considerado ‘santuario’ donde los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) tiene restringido el ingreso.
24 Oct 2019 – 12:14 PM EDT

La agencia federal que encabeza la fuerza nacional de deportaciones del gobierno confirmó este jueves que procedió a “retirar” varias multas emitidas a inmigrantes indocumentados, algunas de ellas de casi 500,000 dólares.

Las sanciones fueron despachadas en junio como parte de la política migratoria de ‘tolerancia cero’, que persigue poner fin a la inmigración indocumentada, una de las principales promesas de campara de Donald Trump.

Algunos de los indocumentados afectados por estas multas se encuentran refugiados en iglesias, lugar considerado ‘santuario’, donde los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) tiene restringido el ingreso.

Rosa Ortez Cruz, hondureña de 38 años y madre de cuatro hijos, quien vive refugiada en una iglesia en Carolina del Norte, recibió en junio una de estas multas de parte de ICE, por 314,007 dólares, según le dijo a Univision Noticias su abogado, Jeremy McKinney.

Una de las 9 multas giradas por ICE en junio, a la inmigrante Lizbeth Mateo, fue de 497,777 dólares.

Otros abogados consultados por Univision Noticias indicaron que el blanco de estas multas son inmigrantes indocumentados que salieron libres bajo fianza y perdieron sus casos de inmigración.


El blanco de ICE

“Estas personas están sujetas a órdenes finales de deportación y permanecen en Estados Unidos en violación de la ley”, dijo Richard Rocha, vocero de ICE. El funcionario agregó que la agencia “uscará la ejecución de estas órdenes de expulsión utilizando todos los medios disponibles, y se ha reservado el derecho de reevaluar las multas en estos casos”.

Rocha dijo además que “ICE sigue comprometido a utilizar esta herramienta, según lo dispuesto por el Congreso, que cumple una función importante en la promoción del cumplimiento de nuestras leyes de inmigración".

En total ICE emitió nueve de estas costosas multas durante el mes de junio, de las cuales 8 han sido retiradas, explicó la agencia. La novena persona afectada “todavía la estamos buscando”, añadió.


Programa vigente

ICE dijo además que la ley permite al gobierno “imponer multas civiles a los extranjeros a quienes se les otorga la salida voluntaria, pero no salen de Estados Unidos. Y también a los extranjeros que han recibido una orden final de deportación, pero se niegan a salir”.

Argumenta que de acuerdo con las regulaciones existentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), la multa financiera por no salir voluntariamente del país cuando se emite una orden de deportación es de 3,000 dólares, a menos que un juez de inmigración ordene específicamente una cantidad mayor o menor dentro de un rango legal, establecido entre 1,000 y los 5,000 dólares.

El procedimiento señala que ICE debe emitir un Aviso de Intención de Multa (NIF) a la persona sujeta a la sanción civil. Y que el extranjero tiene 30 días para responder y se le otorgan derechos procesales para establecer una defensa, “si cree que no se debe imponer una multa”.


Revisión de la multa

Si el inmigrante apela, un supervisor del DHS revisará “todas las pruebas posibles para determinar si un NIF se emitió correctamente y tomará una decisión final”. El caso incluso puede llegar hasta la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA).

“Si el extranjero no responde a la NIF, o agota todas las vías procesales sin que se le otorgue ningún alivio, entonces la sanción se convierte en una orden inapelable, y se evaluará como una deuda formal con el gobierno”, explica ICE.

Añade que en este caso “puede usar varios métodos de aplicación, incluido el arresto, detención, monitoreo tecnológico, y sanciones financieras para hacer cumplir la orden de un juez de inmigración, que es responsabilidad de la agencia”.

La decisión de emitir un NIF se determina caso por caso, “teniendo en cuenta los pasos que el extranjero ha tomado para cumplir fielmente la obligación de su orden de expulsión o partida voluntaria”, indicó.

Abogados consultados por Univision Noticias señálaron que los inmigrantes que recibieron o reciban nuevas cartas de ICE con multas, tienen 30 días para apelar ante la corte de apelaciones de inmigración (BIA), un tramite que cuesta 675 dólares.

El formulario para comenzar ese proceso, la I-290, se encuentra aquí .

En fotos: los cinco documentos que necesita un inmigrante para evitar una deportación expedita

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés