null: nullpx

Reportan la primera muerte por covid-19 de un inmigrante detenido en una cárcel de ICE

Se trata del primer fallecimiento en una cárcel de ICE por la pandemia de coronavirus. La agencia dijo este miércoles que entre la población de poco más de 29,000 internos hay 704 casos positivos de covid-19.
Sigue aquí nuestra cobertura completa del coronavirus.
6 May 2020 – 09:35 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un inmigrante detenido en el centro de detención Otay Mesa de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ubicado en San Diego, California, murió este miércoles por covid-19.

Se trata del primer deceso de un contagiado por coronavirus en una cárcel de ICE en el país.

La oficina de la congresista estatal Lorena González, del distrito 80 de San Diego, confirmó la muerte del inmigrante y dijo que el fallecimiento también había sido confirmado por la oficina del Condado de San Diego durante una conferencia de prensa.

El inmigrante fallecido permaneció hospitalizado desde finales de abril, dijo Craig Sturak, vocero de la Agencia de Salud y Servicios Humanos del condado de San Diego.

Una persona del Programa Fronterizo México-Estados Unidos del Comité de Servicio de Amigos Americanos en San Diego dijo a Univision Noticias que el fallecido es un hombre de 57 años de edad originario de El Salvador. Univision Noticias pidió a ICE y al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) confirmación sobre la identidad del fallecido. Al cierre de esta nota no había respuesta.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) dijo en su cuenta de Twitter que el inmigrante murió porque el gobierno se negó a liberarlo.

“Presentamos una demanda exigiendo la liberación inmediata de personas médicamente vulnerables de Otay Mesa hace semanas… Hoy una de esas personas ha muerto porque ICE se negó a liberarlo cuando todavía tenía la oportunidad de sobrevivir a este virus mortal", indicó.

El grupo de derechos civiles dijo que se trataba de la “primera muerte confirmada” en un centro de detención de ICE por covid-19 y que el deceso ocurrió en el Centro de Detención de Otay Mesa, dirigido por el contratista privado con fines de lucro CoreCivic.

El centro con más casos

El centro registra 132 casos positivos de covid-19, siendo la cárcel con más casos en el país, de acuerdo con los conteos de ICE.

En abril las oficinas de ACLU en los condados de San Diego e Imperial presentaron una demanda colectiva contra ICE y CoreCivic exigiendo que reduzcan drásticamente la cantidad de personas detenidas en Otay Mesa para proteger su salud y seguridad a la luz de esta pandemia.

La semana pasada un juez ordenó a ICE y CoreCivic que comenzaran a liberar de inmediato a personas médicamente vulnerables bajo custodia en Otay Mesa. Para el lunes, ICE había identificado a más de 130 de esas personas.

“Esta es una tragedia terrible, y fue completamente predecible y evitable”, dijo Andrea Flores, subdirectora de política de inmigración de la ACLU.

La Unión había advertido que, el hacinamiento en los centros de detención de ICE se convertiría en una trampa mortal “a menos que ICE actúe rápidamente para liberar personas”.

“La obsesión del gobierno con encarcelar a personas era peligrosa antes de covid-19, y ahora es una sentencia de muerte", indicó Flores.

Acusan al gobierno

Grupos defensores de los derechos de los inmigrantes responsabilizaron al gobierno por la muerte del inmigrante.

“Estamos tristes e indignados de que una persona detenida en el centro de detención de Otay Mesa en el condado de San Diego haya muerto con complicaciones relacionadas con covid-19”, dijo Pedro Ríos, director del Programa Fronterizo México-Estados Unidos del Comité de Servicio de Amigos Americanos en San Diego. “Durante meses los defensores han expresado su preocupación de que el centro de detención exacerbaría las condiciones mortales para las personas que detiene”, indicó.

Ríos dijo además que “las personas detenidas en las instalaciones han llevado a cabo huelgas de hambre porque no se les proporcionó un suministro adecuado de mascarillas o jabón, y la calidad nutricional de sus alimentos ha disminuido significativamente desde que CoreCivic cerró la cocina”.

El activista dijo que “nuestros funcionarios electos estatales y federales deben hacer más para responsabilizar a ICE y a CoreCivic por esta muerte, por el trato vergonzoso de los detenidos y para proteger la vida de aquellos que no pueden distanciarse físicamente mientras están detenidos”.

Un informe elaborado por el Proyecto de Responsabilidad del Gobierno reveló que, en 90 días, entre el 72 y el 100% de los inmigrantes detenidos en los centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) se infectarán por covid-19, a menos que el gobierno tome medidas inmediatas para frenar la propagación del coronavirus.

A menos que el DHS “tome medidas rápidas, el númerode casos seguirá aumentando, amenazando no solo a inmigrantes, sino también a oficiales de detención, personal de mantenimiento y otros empleados que podrían difundir el virus que causa el covid-19 en sus comunidades”, señaló la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) en una carta enviada al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés