null: nullpx

Qué viene ahora para los 'dreamers' tras fallo de la Corte Suprema que dejó vivo DACA

El máximo tribunal de justicia no decidió sobre la cuestión de fondo del programa, sino sobre la manera en que el gobierno intentó poner fin al programa. El Departamento de Seguridad Nacional puede nuevamente intentar cancelarlo.
18 Jun 2020 – 01:42 PM EDT
Comparte

Tras la decisión 5-4 de la Corte Suprema que mantiene viva la Acción Diferida de 2012 (DACA), la pregunta que surge es qué sucederá con los beneficiarios del programa y con los dreamers que nunca se han inscrito y que desde el 5 de septiembre de 2017 el gobierno de Donald Trump le cerró la puerta.


Abogados consultados por Univision Noticias señalaron que la Corte no decidió sobre la cuestión de fondo del programa, sino sobre la manera en que el gobierno intentó cancelar el programa que beneficia a cerca de 700,000 dreamers. Y que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) puede nuevamente intentar cancelarlo.

Con eso en cuenta, el escenario al día de hoy es el mejor de todos los esperados. “DACA sigue vivo como lo estaba el 15 de junio de 2012 cuando entró en vigor”, dice Aracely Martínez Olguín, abogada del National Immigration Law Center (Centro Nacional de Leyes de Inmigración -NILC-). “Pero aquellos dreamers que nunca se habían inscrito deberán esperar por lo menos 21 días, plazo en el que el máximo tribunal de justicia deberá emitir una certificación del fallo”, agregó.

Martínez indica que el dictamen, aparte de propinarle un severo golpe a la política migratoria de ‘tolerancia cero’ del gobierno, “ha regresado el tiempo al 15 de junio de 2012”, día en que el entonces gobierno de Barack Obama anunció el programa por medio de una acción ejecutiva.

DACA protege de la deportación a jóvenes indocumentados que entraron siendo niños al país antes de cumplir 16 años y se les conoce como dreamers, que se encontraban físicamente en el país al 15 de junio de 2007 y tuvieran menos de 31 años, entre otros requisitos.

El programa, además, les otorga una autorización de empleo (permiso de trabajo) renovable cada dos años.

Fallo clave

“La decisión de la Corte Suprema nos lleva al 2012 y respalda lo que ya hizo la corte del Distrito de Columbia en abril de 2018”, indicó Martínez. En aquella ocasión un juez federal John Bates ordenó al gobierno de Trump que continuara con el programa DACA y acepte nuevos solicitantes, pero otorgó 90 días a la administración para que diera mejores argumentos sobre el fin del programa.

Cuatro meses más tarde, en agosto de ese año, el juez Bates ordenó la restitución total del programa, pero eximió al gobierno de aceptar nuevas solicitudes luego que los demandantes, encabezados por la Universidad de Princeton y Microsoft, decidieron no oponerse a la recepción y tramitación de peticiones de DACA de soñadores que antes no habían solicitado el amparo.

La diferencia con aquel dictamen es que la decisión de la Corte Suprema de este jueves “permite que los dreamers que no se han inscrito podrán hacerlo, pero hay que esperar a que el tribunal certifique el dictamen”, apuntó Martínez.

La batalla

DACA fue activado el 15 de agosto de 2012 y originalmente iba a beneficiar a entre 1.2 y 1.6 millones de dreamers, pero muchos no cumplieron con los reglamentos del programa, entre ellos estar estudiando o haber obtenido un diploma de enseñanza secundaria o estar matriculado en una universidad.

De ellos, se inscribieron poco más de 800,000, según datos de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de inmigración (USCIS). Razones económicas, falta de dinero para pagar la inscripción o miedo de entregar los datos de identificación personal al gobierno fueron las principales razones para no pedir el amparo de deportación.

El 5 de septiembre de 2017 el gobierno de Trump canceló el programa, pero el 9 de enero de 2018 una corte federal de California lo restituyó argumentando que la eliminación del beneficio había sido caprichosa y arbitraria. Otros tres fallos respaldaron la decisión, entre ellos el emitido por el juez Bates.

A finales de diciembre el número de beneficiarios era poco más de 649,000. La diferencia obedece a que muchos abandonaron el programa, se convirtieron en inadmisibles por faltas cometidas o regularizaron sus permanencias por otras vías legales vigentes, dijo la USCIS.

El error

A la pregunta de si Trump puede terminar DACA y si lo hizo de la manera correcta, la Corte Suprema dijo que la respuesta es “no”.

“Por eso la Corte regresó la decisión de cancelación de DACA al DHS”, dijo Martínez.

“El error aquí fue la manera en cómo terminaron el programa. El fallo no dice nada sobre el programa, sino que explica que el gobierno falló por no considerar suficientemente la manera en la cual iba a afectar a todos los que se han beneficiado del programa”, indicó.

Agregó que “las razones por cual ellos (el gobierno) querían deshacerse del programa no fueron las correctas, pero eso no quita que nuevamente lo intenten”.

“El gobierno sabe ahora que perdió esta batalla. Pero si quiere, el DHS puede empezar, y es posible que lo haga, un nuevo proceso y considere otras razones por las cuales pueden eliminar DACA”, añadió.

Mientas, Martínez dice que “hay que esperar la certificación del fallo”. En cuanto a los dreamers protegidos, “pueden seguir renovando sus autorizaciones de empleo con tiempo” (con al menos 150 días de anticipación) y los que nunca lo hicieron “preparen sus solicitudes, asesórense con abogados y aguarden a la certificación de la Corte”.

“Cualquiera que quiera someter solicitud nueva, hable con un abogado para discutir todos los riesgos”, apuntó. “Tenemos 21 días para que el fallo cobre vigor. Este tiempo es para prepararse y no someter nada hasta que se abra el proceso”, concluyó.

NILC dijo que en breve emitirá una guía con detalles respecto a qué hacer conforme el fallo de la Corte Suprema.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés