null: nullpx

ONU critica a Trump y considera una "violación grave" separar niños de sus padres en la frontera

El portavoz del Alto Comisionado de derechos humanos de la ONU, Ravina Shamdasani, instó al gobierno de Trump a frenar inmediatamente esta práctica que supone una interferencia “arbitraria e ilícita” en la vida familiar.
5 Jun 2018 – 06:13 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La Organización de Naciones Unidas instó a Estados Unidos a frenar de inmediato su controvertida práctica de separar a los niños inmigrantes centroamericanos de sus padres indocumentados, detenidos después que cruzan la frontera desde México.

"Estados Unidos tiene que terminar inmediatamente con esta práctica", declaró una portavoz de Alto Comisionado de derechos humanos de la ONU, Ravina Shamdasani, en una conferencia de prensa. Explicó que separar familias y detener menores de edad representa una "violación grave de los derechos del niño".

"El interés de los niños siempre tiene que ser el primero. La mayoría de estas familias salieron de Guatemala, Honduras y El Salvador huyendo de situaciones de creciente inseguridad y se les debería proteger. Urgimos a Estados Unidos a parar inmediatamente la separación de las familias", afirmó Shamdasani.

“Los niños nunca deben ser detenidos por motivos relacionados con su estado migratorio o el de sus padres. La detención nunca va en el mejor interés del menor y siempre supone una violación de los derechos de la infancia”, afirmó la oficina de derechos en un comunicado.


En una sesión informativa de la ONU, Shamdasani afirmó que la práctica de separar familias supone una interferencia “arbitraria e ilícita” en la vida familiar.

Más de 700 inmigrantes menores de edad han sido separados de adultos que decían ser sus padres al llegar a la frontera de Estados Unidos desde octubre de 2017, según datos publicados por The New York Times . De estos, más de un centenar tenían menos de 4 años.

El gobierno de Trump aseguró al diario que las autoridades tan solo pueden separar a los menores si los adultos no pueden certificar debidamente la relación paternal.


Al poco de asumir las riendas de la Casa Blanca, el gobierno de Trump adelantó que se planteaba separar a las madres de sus niños al llegar de manera ilegal a Estados Unidos. La amenaza aterrorizó a miles de familias centroamericanas que intentaban llegar a Estados Unidos clandestinamente y entregarse a las autoridades migratorias para iniciar, como unidad familiar, un proceso en búsqueda de asilo.

La polémica práctica de separar a las familia, lejos de suspenderse, se busca intensificar, según confirmó días atrás el fiscal general Jeff Sessions cuando señaló que se tendrá "tolerancia cero" con quienes crucen las frontera de manera irregular y que quien lo haga con un menor será procesado y el "niño será separado de la familia, como exige la ley".

Cargando Video...
MigraCam, la aplicación para proteger a inmigrantes durante detenciones de ICE o la Patrulla Fronteriza


“Si no quiere ser separado de su hijo, no los haga cruzar la frontera ilegalmente”, dijo en un discurso Sessions este mes.

Bajo una ley aprobada por el Congreso y promulgada por el entonces presidente George W. Bush en el 2008, los menores migrantes que no son mexicanos, viajan solos y son detenidos por la Patrulla Fronteriza, son transferidos a un albergue en un plazo de 72 horas después de su arresto y, de ser posible, deben ser puestos bajo la custodia de un familiar mientras comparecen ante un juez de migración.

Varios congresistas habían pedido por meses informaron sobre si la administración Trump estaba separando familias y procesando a los niños de manera independiente.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés