null: nullpx

Centenares de niños migrantes fueron separados de sus padres en la frontera

El diario The New York Times revela que, desde octubre de 2017, el gobierno procesó de manera separada a menores de edad porque los adultos con los que entraron a Estados Unidos no certificaron correctamente la paternidad.
23 Abr 2018 – 06:58 PM EDT
Comparte
Miembros de la Patrulla Fronteriza detienen a familias migrantes en Rio Grande City, Texas. Crédito: John Moore/Getty Images

Más de 700 inmigrantes menores de edad fueron separados de adultos que decían ser sus padres al llegar a la frontera de Estados Unidos desde octubre de 2017, según datos publicados por The New York Times. De estos, más de un centenar tenían menos de 4 años.

El gobierno, receloso de dar esos datos hasta ahora, aseguró al diario que las autoridades tan solo pueden separar a los menores si los adultos no pueden certificar debidamente la relación paternal.

Al poco de conformarse como gobierno, la administración de Donald Trump dijo que se planteaba separar a las madres de sus niños al llegar de manera ilegal a Estados Unidos. La amenaza aterrorizó a miles de familias centroamericanas que intentaban llegar a Estados Unidos clandestinamente y entregarse a las autoridades migratorias para iniciar, como unidad familiar, un proceso en búsqueda de asilo.

Cargando Video...
El gobierno de Trump está analizando separar a los niños de sus padres que crucen la frontera con México


Los datos obtenidos por The New York Times son de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos, que por ley se ocupa de los menores indocumentados que llegan solos a Estados Unidos. En este caso, si el gobierno separa a los niños de los adultos, esta misma oficina se ocupa de ellos.

Bajo una ley aprobada por el Congreso y promulgada por el entonces presidente George W. Bush en el 2008, los menores migrantes que no son mexicanos, viajan solos y son detenidos por la Patrulla Fronteriza, son objeto de un trato especial.

Según informa el periodista Jorge Cancino, los menores deben ser transferidos a un albergue en un plazo de 72 horas después de su arresto y, de ser posible, deben ser puestos bajo la custodia de un familiar mientras comparecen ante un juez de migración.

Varios congresistas habían pedido por meses informaron sobre si la administración Trump estaba separando familias y procesando a los niños de manera independiente.

Para los migrantes que entran de forma ilegal a Estados Unidos, la idea de la separación de familias genera miedo e incertidumbre. En algunos casos, ha sido un factor para decidir si quedarse en México en situación ilegal o hacerlo en Estados Unidos.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés