null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

La nueva ruta de los coyotes: se duplican arrestos de indocumentados en la frontera con Canadá

Cifras de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) indican que se han duplicado los arrestos de indocumentados y los decomisos de marihuana en la frontera norte en años recientes. Las organizaciones criminales están aprovechando que no hay vallas metálicas entre las más de 5,000 millas entre ambos países. También hay menos patrullajes en esa región.
16 Ene 2020 – 8:09 PM EST

En 2019, a lo largo de seis meses, fue notoria la presencia de mexicanos en un hotel de Cut Bank, un pueblo de Montana que se localiza a solo 30 millas de la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Ahí solo viven 2,800 personas. Por eso, el tema de los “extranjeros sospechosos” se volvió cotidiano. Hasta que un vecino intrigado le reportó a la Policía lo que todos temían: que se trataba de indocumentados que cruzaban desde Canadá y esperaban en esa localidad para ser llevados a otros estados.

Agentes de la Patrulla Fronteriza y policías locales planearon un operativo que ejecutaron la mañana del 17 de noviembre. Los oficiales realizaron paradas de tránsito casi simultáneas a dos camionetas SUV que salían de Cut Bank. En una Suburban encontraron al presunto coyote Omero Banderas y a nueve indocumentados. Mientras que en una Tahoe viajaban el traficante Josué Bermúdez y ocho migrantes, quienes trataron de escapar sin éxito corriendo por un campo.

Un total de 19 personas fueron arrestadas ese día. Al menos cuatro les dijeron a las autoridades que pagaron entre 4,000 y 4,750 dólares para que los trajeran a EEUU.

Banderas, Bermúdez y otros dos hombres enfrentan acusaciones de transporte ilegal de extranjeros y de conspiración para transportar extranjeros, delitos que conllevan una condena de hasta 10 años de prisión, una multa de 250,000 dólares y tres años de libertad condicional.

Bermúdez, de 26 años, se declaró culpable el 10 de diciembre y su audiencia condenatoria se programó para el próximo 13 de febrero. Los otros tres señalados insisten que son inocentes.

“Estas detenciones son una prueba de que los ciudadanos comunes pueden marcar la diferencia en nuestra seguridad nacional”, dijo en un comunicado Scott Good, subjefe del sector Havre de la Patrulla Fronteriza, refiriéndose al operativo que se efectuó en respuesta a la denuncia de un vecino.

Este caso no es único. Cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) revelan que los arrestos de personas que cruzaron ilegalmente la frontera norte han aumentado silenciosamente en los últimos años. Esto, mientras la atención está centrada en la zona limítrofe entre México y EEUU.

Durante el año fiscal 2018, un total de 963 personas fueron detenidas tratando de cruzar ilegalmente desde Canadá, un incremento del 91% respecto a un período anterior.

Una situación similar ocurre en relación con la cifra total de detenciones en los sectores de la Patrulla Fronteriza en esa franja (ya sea en retenes, buses o en operativos). En 2018, hubo 4,316 arrestos, casi el doble en comparación con las 2,283 registradas en 2016. Es también el número más alto desde 2012.

Por nacionalidades, en 2018 los mexicanos encabezaron la lista de arrestos en esa región (2,245), seguidos por los guatemaltecos (445), hondureños (244), rumanos (196), hindúes (182), canadienses (172) y salvadoreños (127).

Ese repunte, sin embargo, no rebasa los números registrados hace una década. Esto sucedió en 2007: 3,809 mexicanos, 536 canadienses, 319 guatemaltecos, 210 hondureños, 156 salvadoreños, 149 ecuatorianos y 119 colombianos quedaron bajo custodia en dicha franja. En total: 6,378.


“Fácilmente uno se puede morir”

Funcionarios federales temen que la frontera canadiense sea el nuevo objetivo de las bandas de traficantes de personas, que les diciendo a sus clientes que es “más segura”, lo cual no es cierto. Si bien hay más de 5,000 millas sin vallas entre ambos países y solo las vigilan unos 5,800 agentes migratorios (menos de la mitad que en el sur), las condiciones climáticas y la topografía suponen un gran riesgo.

No han sido pocos los incidentes en que la Patrulla Fronteriza ha rescatado a migrantes que terminaron atrapados en ríos congelados. Imágenes difundidas por las autoridades muestran a indocumentados que visten pesados abrigos y botas de invierno caminando sobre la nieve, en su recorrido hacia EEUU.

“No hay comida, no hay agua. No hay manera de calentarse. Entonces fácilmente uno se puede morir”, advertía señalando una zona cubierta de nieve un agente de la Patrulla Fronteriza en Maine, en el noreste estadounidense, en una entrevista con Noticias Univision.

Pero muchos siguen desafiando las bajas temperaturas para llegar a este país. Entre el 1 de noviembre de 2018 y el 31 de enero de 2019, abarcando parte del período más gélido de Canadá, 271 indocumentados fueron puestos bajo custodia en territorios cubiertos de nieve, según las cifras más recientes de la CBP.

El pasado 9 de enero, Luciana Marlene Méndez, de 34 años y residente de Tampa, se declaró culpable de intentar recoger a tres mexicanos sin documentos en Sweet Grass, una comunidad de Montana que colinda con Canadá.

Ella fue arrestada la madrugada del 8 de septiembre de 2019, cuando manejaba una camioneta Dodge Caravan negra. Méndez iba con su novio, un mexicano indocumentado. Inicialmente les dijo a los agentes que estaban de vacaciones y buscaban un hotel, pero ya la había delatado uno de sus “clientes”, señala la Fiscalía federal.

La mujer confesó que le habían ofrecido 600 dólares por llevar a tres migrantes a Florida y que le entregaron 1,000 dólares para gasolina y hoteles. Ella les dijo a los oficiales fronterizos que si hubiera sabido lo lejos que está Montana les habría pedido más dinero a los traficantes de personas.

Inmigrantes desafían el frío y la nieve para “estar a salvo” en Canadá (FOTOS)

Loading
Cargando galería

Más marihuana es traída desde Canadá

La Patrulla Fronteriza registra asimismo un incremento de más del 75% en incautaciones de marihuana en la zona limítrofe con Canadá. El aumento coincide con el primer año desde que ese país legalizó el consumo recreativo de la hierba.

Según la CBP, 4,881 libras de marihuana fueron confiscadas a personas que intentaban ingresar al país por tierra desde Canadá entre el 1 de noviembre de 2018 y el 31 de octubre de 2019. Ocurrió en casi 4,000 incidentes. En el mismo período del ciclo anterior decomisaron 2,776 libras de la droga.

“Aunque la CBP reconoce un aumento en las incautaciones e incidentes relacionados con la marihuana, (éstos) normalmente varían de año en año”, explicó un vocero de la dependencia en un comunicado enviado a Univision Noticias.

El gobierno de Canadá despenalizó el consumo de marihuana con fines recreativos el 17 de octubre de 2018. Varios estados de EEUU permiten su uso con fines medicinales y de ocio, pero la administración federal sigue prohibiendo que la hierba pase por sus garitas.

Un reporte que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) elaboró en junio de 2018 subraya que “la amenaza más común para la seguridad pública” a lo largo de la frontera norte es el flujo bidireccional de drogas. Detrás de esa actividad ilícita están los carteles mexicanos, la mafia ítalo-canadiense y pandillas de motociclistas.

Mientras cocaína y metanfetamina se mueven hacia Canadá después de transitar por México y EEUU, hacia el sur trafican fentanilo, marihuana y pastillas de éxtasis, advierte el informe.


Hace 15 años, las autoridades descubrieron el único narcotúnel que se ha detectado en esa franja fronteriza. Un segmento llegaba a una casa en Aldergrove, Columbia Británica, en Canadá, y el otro terminaba en una vivienda en Lynden, en el estado de Washington. Tres personas fueron arrestadas.

“Las organizaciones criminales transnacionales adaptan continuamente su producción de drogas, métodos de contrabando y rutas para evitar ser detectados por las fuerzas del orden estadounidenses y canadienses”, menciona el reporte del DHS.

“El terreno fronterizo (entre EEUU y Canadá) varía ampliamente, desde llanuras abiertas escasamente pobladas y montañas escarpadas, hasta grandes centros metropolitanos y enormes lagos muy utilizados para actividades recreativas y comerciales”, agrega la dependencia.

Avionetas que vuelan a baja altura por zonas montañosa para evitar que los radares las detecten, lanchas que pueden cruzar de un país a otro en cuestión de minutos, compartimentos secretos en camiones de carga y vehículos que pasan por las garitas, son los métodos más populares de los traficantes de droga (y de personas) que operan en esa región.

Tanto los narcos, como los coyotes, aprovechan que unas 400,000 personas y más de 1,600 millones de dólares en bienes cruzan la frontera norte diariamente a través de más de 120 puertos de entrada.


En fotos: La vida entre dos muros, la franja que solo habita la Patrulla Fronteriza en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés