null: nullpx
Venezuela

La Casa Blanca evalúa propuesta para proteger a los venezolanos de la deportación

La administración Trump analiza una medida para intentar "evitar poner a los venezolanos en peligro", que contempla la protección de la deportación y hasta posibles permisos de trabajo, dijo este viernes un alto funcionario del gobierno a la radio pública NPR y otros medios.
3 Ago 2019 – 9:57 PM EDT

Aunque la administración de Donald Trump busca día tras día nuevas formas de frenar a los solicitantes de asilo en Estados Unidos, actualmente estudia una propuesta para proteger a los venezolanos de la deportación, según confirmó este viernes a NPR y otros medios un funcionario de alto rango de la Casa Blanca que está familiarizado con el asunto.

"Estamos comprometidos con asegurar que ningún venezolano tenga que ser enviado a una situación de persecución por el gobierno de Venezuela o por el dictador que está usurpando la democracia en Venezuela", aseguró la fuente al referirse al mandatario Nicolás Maduro, desconocido por más de 50 países, entre ellos Estados Unidos.

De acuerdo con su declaración, la propuesta que analiza la Casa Blanca podría incluir permisos de trabajo y es un tema que anticipan será controversial y enfrentará obstáculos dentro de un gobierno que busca disminuir la llegada de inmigrantes al país. Se espera sobre todo una reacción fuerte de los aliados de Trump más radicales en esta materia.

Pero el funcionario que la dio a conocer, asegura que, de cualquier manera, este gobierno no quiere poner en peligro a los venezolanos.

Desde 2017, los venezolanos se convirtieron en el grupo más numeroso de personas que solicitan asilo en Estados Unidos, de acuerdo con el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS). Las cifras de la llegada de ciudadanos de ese país para pedir protección reflejan el recrudecimiento de la crisis política, económica y humanitaria que enfrenta el país sudamericano y que, según Naciones Unidas, ha llevado a más de 4 millones de venezolanos a huir de su país.

De progresar una medida como esta, sería la esperanza de la que el senador Marco Rubio, republicano por Florida, habló esta semana cuando fracasó en la Cámara Alta una votación rápida sobre la concesión del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los inmigrantes venezolanos que había sido aprobada la semana pasada por la Cámara de Representantes.


Rubio advirtió que no esperaba acción en el Senado antes del receso de verano sobre este tema, pero aseguró que tenía la esperanza de que el gobierno del presidente Donald Trump hiciera algo por los venezolanos, que las conversaciones habían avanzado y habría buenas noticias pronto.

"Eso nunca iba a pasar esta semana, pero estoy en conversaciones con la Casa Blanca y creo que hemos hecho progreso de verdad en lograr que ellos hagan algo administrativamente y finalmente lo que sería el equivalente o lo mismo que el TPS, lo que es un estatus en este país para que la gente no tenga que preocuparse de ser deportada y más importante, un permiso de trabajo también para que puedan trabajar mientras están aquí", dijo el senador en un video que publicó en su Twitter esta semana.

De acuerdo con el funcionario que confirmó que se está estudiando una propuesta que coincide con lo que anunció el senador Rubio, la primera prioridad del gobierno es reemplazar el gobierno de Nicolás Maduro para que los venezolanos no tengan miedo de volver a su país, pero entre tanto trabajan para brindarle protección a esas personas que no pueden regresar de momento.

"Todos entendemos y somos muy concientes de los riesgos que enfrentan los venezolanos siendo enviados de regreso", aseguró. "En ese sentido, se llame TPS o alguna otra cosa, hay un montón de mecanismos que están bajo consideración que estamos revisando".

"Tenemos algunos obstáculos más que tenemos que escalar y superar, pero creo que con esperanza, dedos cruzados, vamos a tener buenas noticias pronto de la administración sobre esto", dijo por su parte Rubio.

Los venezolanos están a la cabeza en la lista de extranjeros que se quedan en Estados Unidos después de que se les vence su visa. En 2018, fueron 34,902 y solo les superaron canadienses y mexicanos.

Pese a que se desconoce el número de personas que podrían beneficiarse por una iniciativa de este tipo, una carta enviada en marzo por más de 200 organizaciones para pedirle al gobierno de Trump el TPS para los venezolanos estimaba que unos 72,000 venezolanos indocumentados viven actualmente en Estados Unidos, muchos de los cuales huyeron de ese país sudamericano a causa de la violencia y la represión. Mientras que la Oficina de Presupuesto del Congreso calcula que unos 200,000 venezolanos que viven actualmente en el país podrían recibir un beneficio como el TPS.

Venezuela de nuevo en penumbras por otro apagón masivo, el cuarto en este año (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés