Informa WSJ: Trump firmará esta semana orden ejecutiva que endurece el proceso para solicitar asilo en la frontera

La medida que adelantó este miércoles The Wall Street Journal intenta reprimir el acceso a los refugiados y la inmigración indocumentada. Este cambio se da a conocer solo horas después de que el presidente reiterara que los migrantes son una “invasión”, luego de ser cuestionado sobre la caravana de centroamericanos que se dirige a Estados Unidos.
8 Nov 2018 – 9:14 PM EST

El presidente Donald Trump al parecer firmará esta semana una orden ejecutiva que busca endurecer el proceso para solicitar asilo, exigiendo a los migrantes que vayan a las garitas fronterizas para iniciar ese trámite. La medida, según reporta el diario The Wall Street Journal citando funcionarios del gobierno federal, intenta reprimir el acceso a los refugiados y a la inmigración indocumentada.

Esta posible reforma a la manera en que se reciben solicitudes de asilo se da a conocer poco después de que Trump afirmara en una hostil rueda de prensa que los migrantes son una “invasión”, luego de ser cuestionado sobre la caravana de migrantes centroamericanos que se dirige a Estados Unidos desde México.

En éxodos anteriores, funcionarios de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) han limitado la recepción de estas solicitudes en los puertos de entrada, algunas veces aceptando solo un puñado cada día. Para no quedar varados en ciudades fronterizas de México, los migrantes han preferido cruzar ilegalmente hacia EEUU y -si son detenidos por la Patrulla Fronteriza- entonces piden asilo.


Un ejemplo de este problema son los más de 3,000 hatianos que ahora viven en Tijuana por una normativa del entonces gobierno de Barack Obama que les cerró las puertas.

Se espera que Trump firme la orden ejecutiva la mañana del viernes, antes de realizar un viaje oficial a Francia. Los cambios que impondría el presidente no sorprenden: la semana pasada advirtió que estaba “finalizando un plan” para limitar los pedidos de refugio solo a quienes se presentan en las garitas.

En un discurso en la Casa Blanca, Trump se pronunció al respecto: “Bajo este plan, los extranjeros ilegales ya no obtendrán un pase gratis al país al presentar reclamos sin mérito en la búsqueda de asilo".

“Quiero que vengan, pero legalmente”

Haciendo campaña a favor de candidatos republicanos, el presidente endureció su retórica contra la inmigración. Hace unos días el mandatario tuiteó un polémico video que expone el caso de Luis Bracamontes, el indocumentado condenado a muerte por balear fatalmente dos policías en el norte de California hace cuatro años. "Mataré a más", advertía este hombre con una sonrisa en el tribunal.

Sobre esa escena perturbadora aparecía en la pantalla un mensaje afirmando sin argumentos que “los demócratas lo dejaron entrar a nuestro país... los demócratas lo dejaron quedarse”. El video incluye imágenes de la caravana migrante advirtiendo "¿a quién más dejarán entrar?".

Este miércoles, al reflexionar sobre los resultados de las elecciones de mitad de periodo, Trump defendió ese anuncio y se lanzó contra un periodista hispano de la cadena CNN Jim Acosta que le preguntó “¿satanizar a los migrantes es una estrategia política?”.

“Quiero que vengan, pero legalmente. Quiero que sea con un proceso”, dijo cuando le preguntaron sobre su posición de la caravana que avanza hacia EEUU. "Quiero seguridad en mi país. Quizá tú no lo veas tan importante, pero yo sí", afirmó.

Tras el altercado, la Casa Blanca anunció la suspensión de la credencial al reportero "hasta nuevo aviso".


Este verano, cuando el gobierno de Trump puso fin a la separación de menores de sus padres en la frontera, el entonces fiscal general Jeff Sessions estableció una nueva política de ‘tolerancia cero’ que dejó fuera a las víctimas de violencia doméstica y de las pandillas. Esta última es una de las principales causas del éxodo de migrantes de Centroamérica.

Ambos motivos, afirmaba Sessions en junio, no están incluidos en los cinco motivos señalados por la ley: persecución por raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política. “El asilo nunca tuvo la intención de aliviar todos los problemas del mundo”, dijo entonces.

Intentando que miles de centroamericanos vuelvan a ser elegibles para la entrevista de miedo creíble, la organización Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) interpuso una demanda contra el gobierno de EEUU en agosto pasado.

La querella reclama que la gente que "busca seguridad desesperadamente será deportada ilegalmente a lugares donde temen ser víctimas de violaciones, secuestros, palizas y asesinatos".

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés