null: nullpx

Florida endurece requisitos para dar licencia de conducir a inmigrantes indocumentados

El Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida (FLHSMV) implementó nuevos requisitos para dar licencia de manejar a indocumentados cuyas deportaciones están suspendidas y se encuentran bajo supervisión de ICE.
3 Ago 2020 – 01:37 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los inmigrantes que están en proceso de deportación ya no podrán gestionar o renovar sus licencias de conducir, a menos que presenten un documento emitido por el gobierno federal que muestre su estatus migratorio o que ingresaron legalmente al país.

El Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida endureció los requisitos a mediados de mayo y ahora han empezado a ser implementados.

“Antes del cambio los indocumentados en proceso de deportación y bajo supervisión de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), podían obtener y renovar una licencia de conducir siempre y cuando mostraran la orden de supervisión”, explicó José Guerrero, un abogado que ejerce en Miami.

“Pero comenzaron a circular órdenes falsas de ICE y la trampa fue descubierta por las autoridades. A eso de debe el endurecimiento de los requisitos”, agregó.

Guerrero explicó que muchos indocumentados actualmente se encuentran con sus deportaciones suspendidas y deben presentarse periódicamente a las oficinas de ICE para ser supervisados. “Lamentablemente estas personas ya no podrán, ni obtener, ni renovar sus licencias de manejar, a menos que presenten un Formulario I-94 que demuestre que entraron legalmente al país, un permiso de trabajo o cualquier otro documento migratorio”.

Los requisitos

Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de la Florida (FLHSMV) indica en su página digital que los clientes no inmigrantes que soliciten en persona la renovación, reemplazo o solicitud de una Licencia de Conducir o Tarjeta de Identificación, deben presentar un documento original que tenga el nombre y el número de seguro social del peticionario.

La lista de documentos exigidos incluye, entre otros:


  • Tarjeta válida de Autorización para trabajar emitida por el servicio de inmigración;
  • Documento vigente emitido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) mostrando la clasificación del estatus inmigratorio correspondiente (formulario I-94);
  • Pasaporte junto con el formulario I-94;
  • Portadores de visas F1 y M1 deberán acompañar el formulario I-20;
  • Refugiados y asilados o aquellos en libertad condicional deben acompañar documentación adicional;
  • Una orden emitida por un juez de inmigración garantizando el Asilo o la orden de cancelación de deportación.

Qué hacer

Si bien los nuevos requisitos dificultan la obtención de una licencia de manejar para inmigrantes en proceso de deportación y se encuentran bajo supervisión de ICE, no todo está perdido, señala Guerrero.

“La orden de supervisión de ICE otorga al beneficiario una autorización de empleo (EAD)”, indica. “Una vez haya renovado la supervisión, llene el formulario I-765 y pida un permiso de trabajo, pero deberá tener en cuenta que el trámite demora entre seis y ocho meses”.

“Una vez recibida la autorización de empleo, entonces podrá gestionar sin problemas la licencia de manejar”, dice Guerrero.

El abogado precisó que si bien no hay datos que muestren el número de inmigrantes que se ven afectados por el endurecimiento de requisitos en el estado para obtener un carné de manejar, “por experiencia sabemos que son miles”.

Los cambios de mayo

En mayo Florida, en tercer estado con mas indocumentados después de California y Texas, puso en vigor la ley SB 168 que obliga a las agencias de policías locales, gendarmería y universitaria, entre otras dependencias, a colaborar con el gobierno federal en la implementación de la ley de inmigración.

La SB 168 creó un nuevo capítulo en los Estatutos de Florida denominado ‘Aplicación federal de inmigración’ con el objetivo de garantizar que las entidades estatales y locales, y las agencias de aplicación de la ley, “cooperen con los funcionarios del gobierno federal para hacer cumplir las leyes de inmigración y no para obstruirlas”, explica in informe de la Coalición de Inmigrantes de Florida (Florida Immigrant Coalition -FIC).

La ley prohíbe las ciudades santuario y exige que las dependencias locales y estatales y las policías, “hagan todo lo posible para apoyar la ejecución de la ley federal de inmigración”.

“Esta legislación va en contra de las regulaciones locales para proteger los derechos de los inmigrantes y en perjuicio de nuestra comunidad”, dice Tirso Moreno, un dirigente y activista sindical involucrado en el movimiento campesino de Florida. “Dará lugar a mucha discriminación y eso no esta bien”.

Moreno advirtió que la SB 168 “abrió las puertas para que haya más discriminación en el estado y con ello aumenta la inseguridad de los floridanos. Es algo malo que afectará los derechos humanos y laborales de cientos de miles de trabajadores”.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) se opone a la SB 168 y ha dicho que “se trata de una medida contra los inmigrantes para prohibir las políticas santuario, y para exigir que las autoridades locales apliquen las solicitudes de retención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) porque plantea varias preocupaciones constitucionales y pisotea los derechos civiles y las libertades de los inmigrantes reales o percibidos”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés