null: nullpx

Este domingo entra en vigor regla que exige seguro médico para entrar a EEUU, a menos que una corte la frene

El blanco de la nueva medida redactada en el marco de la política migratoria de ‘tolerancia cero’, son todos los extranjeros que tramitan una visa de inmigrante, ya sea por una petición familiar de residencia o por una petición laboral de 'greeen card'. No aclara si los turistas también se verán afectados.
1 Nov 2019 – 3:06 PM EDT

Este domingo 3 de noviembre entra en vigor una nueva regla anunciada a principios de noviembre, que exige a los migrantes que pidan una visa pata entrar a Estados Unidos, o le tramiten la residencia por medio de una petición familiar o laboral, probar que cuentan con seguro médico.

“Si la persona no tiene seguro médico o no demuestra que tiene suficientes recursos para costear un problema médico o comprar un seguro de salud en Estados Unidos, le podrán negar la visa y no podrá entrar al país”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.

Según un documento publicado por la Casa Blanca cuando dio a conocer la medida, la nueva regla se implementa porque los proveedores de atención médica y los contribuyentes “soportan costos sustanciales en el pago de los gastos médicos en los que incurren las personas que carecen de seguro médico o la capacidad de pagar su atención médica”.

“Y los hospitales y otros proveedores a menudo atienden a las personas que no tienen seguro médico sin ninguna esperanza de recibir un reembolso”, indica.


Antes de ir a una cita

Abogados consultados por Univision Noticias recomiendan a los inmigrantes “estar preparados” para ir a las citas en los consulados o embajadas de Estados Unidos.

“Planifique con tiempo qué le dirá al funcionario consular”, recomienda Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Aunque no es necesario que tenga un comprobante que demuestre que tiene un seguro de salud, al menos demuestre que tiene la capacidad de tenerlo a partir del momento que le aprueben el trámite de la visa”, agregó.

“Todo depende de las respuestas que de en la entrevista. Usted debe respaldar con documentos que sí puede tener el seguro si le dan la visa. No se trata de si tiene o no dinero, sino de la capacidad para cumplir con este requisito”, añade.

Gálvez dice además que “un inmigrante también puede demostrar que puede costear un seguro médico con la ayuda o el aval de familiares y hasta amigos. Y que dispone de varios planes de salud que puede comprar. Y en caso de que quiera asegurar la gestión, también puede comprar una cobertura para un mes y demostrar que, si le dan la visa, tiene la capacidad de ampliarlo por el tiempo que sea necesario”.


Quiénes si, quiénes no

De acuerdo con el nuevo reglamento, el blanco de la nueva medida redactada en el marco de la política migratoria de ‘tolerancia cero’, son todos los extranjeros que tramitan una visa de inmigrante, ya sea por una petición familiar de residencia legal permanente (Formulario I-130) o por una petición laboral (Formulario I-140).

Las peticiones familiares de residencia pueden hacerla tanto ciudadanos estadounidenses como residentes legales permanentes. Las peticiones laborales incluyen cinco categorías, desde trabajadores con aptitudes hasta inversores.

La nueva norma no afecta, entre otros, a extranjeros que tengan una visa de inmigrante válida emitida antes de la fecha de vigencia de la proclama, o aquellos que deseen ingresar de conformidad con una visa especial de inmigrante.

Tampoco impactará a los extranjeros hijos de un ciudadano de Estados Unidos o que desee ingresar a los Estados Unidos de conformidad con una visa IR-2, IR-3, IR-4, IH-3 o IH-4.

La nueva regla tampoco afecta la entrada de extranjeros que ingresen a Estados Unidos a través de otros medios que no sean visas de inmigrantes, incluidos los residentes permanentes legales.

Los asilados y refugiados tampoco serán impactados por esta medida, indica la medida.


Demanda en curso

A finales de octubre siete ciudadanos estadounidenses y una ONG demandaron la medida en una corte de Portland, Oregon, argumentando que el gobierno de Trump cambió una parte de la ley sin el consentimiento del Congreso.

“El gobierno separará permanentemente a los familiares cercanos e infligirá daños irreparables”, dijo la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) en su cuenta de la red social Twitter.

“El Congreso hace las leyes, el presidente las ejecuta. Este es un intento atroz de sobreseer y revocar la voluntad del Congreso, no sólo en el ámbito migratorio, sino en el sector salud“, dijo Jesse Bless, director de litigio federal AILA, que ayudó a interponer la querella, reportó The Associated Press.

Los abogados confían en que la corte que atiende la demanda frene temporalmente la medida mientras la revisa a profundidad.

“Creo que va a ser contenida por el tribunal de Portland. La regla suena bien , pero se trata de una de esas medidas que en la practica causará muchos problemas”, dice Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, y colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias.

“No hay servicios médicos para turistas que duren 365 días. No existe esta facilidad. Y hay muchos otros casos en los que los inmigrantes podrían verse seriamente afectados en sus derechos”, precisó.

En fotos: los cinco documentos que necesita un inmigrante para evitar una deportación expedita

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés