null: nullpx

"Estamos muertos en vida": la triste carta a los estadounidenses de 54 padres migrantes separados de sus hijos

Decenas de inmigrantes recluidos en un centro de detención de Texas, en su mayoría madres, escribieron una carta abierta al pueblo de Estados Unidos para pedir que les ayude a reunirse lo antes posible con sus hijos.
16 Jul 2018 – 2:09 PM EDT

Medio centenar de padres y madres arrestados en el centro de detención de Port Isabel, Texas, firmaron este domingo una carta abierta al pueblo estadounidense para pedir que les ayuden a reunirse lo antes posible con sus hijos, separados de ellos poco después de entrar a Estados Unidos de manera ilegal.

"Somos madres desesperadas. No somos criminales, pero sí necesitamos su ayuda", empieza la correspondencia escrita a mano y entregada por los inmigrantes detenidos a la abogada Eileen Blessinger, quien la compartió con Univision Noticias.

"El gobierno estadounidense secuestró a nuestros hijos con engaños y sin la oportunidad de despedirnos", continúa la carta, que es a la vez una crónica de cómo el gobierno de Donald Trump endureció la política migratoria en los últimos meses.

Estos padres, en su mayoría centroamericanos que viajaron a Estados Unidos para huir de la violencia que azota a sus países, fueron separados de sus hijos de manera abrupta, tienen problemas para localizarlos y comunicarse con ellos, no saben cuándo los volverán a ver y se quejan de lo difícil que es pedir asilo.


"Llevamos más de un mes sin saber mucho de nuestros hijos, dónde están viviendo, en lugares y con personas desconocidas. Nos han dicho que algunos ya viven con nuevas familias, cada día duele más que el anterior. Muchas de nosotras solo hemos hablado con nuestros hijos una vez. Cuando tenemos la oportunidad de hablar con los niños (lo cual es muy difícil porque el trabajador social nunca contesta), los niños lloran, no reconocen nuestras voces, y se sienten abandonados y sin amor. Esto nos hace sentir muertas en vida", dice la carta.

Mientras muchos padres siguen en centros de detención cercanos a la frontera, centenares de hijos fueron distribuidos por centros y familias de acogida por todo el país.

La abogada Eileen Blessinger dijo a Univision Noticias que el texto refleja un estado de ánimo colectivo de los padres y, de hecho, más inmigrantes detenidos la están firmando este lunes. Sienten que han perdido todo control sobre sus vidas y carecen de garantías sobre cuándo volverán a ver a sus hijos.

Hasta ahora, el gobierno incumplió el primer plazo marcado por la justicia para reunificar a un centenar de padres con los pequeños menores de 5 años, el pasado 10 de julio. Todavía más ambicioso será el plazo del próximo 26 de julio, cuando más de 2,000 menores mayores de 5 años deberían haber sido reunificados con sus progenitores.

Las madres y padres también abordan cómo de complicado es avanzar en los casos de asilo. "El gobierno no nos da la oportunidad de luchar nuestros casos y los jueces no nos dan la oportunidad de hablar", aseguran.

Lo cierto es que el fiscal general Jeff Sessions ordenó en junio a los jueces de inmigración que desestimen pedidos de asilo por violencia doméstica y de pandillas, dos causas muy comunes entre los centroamericanos que están llegando a la frontera. Y la semana pasada, esa directiva también se trasladó a los funcionarios que se ocupan de escuchar los posibles casos de asilo.

En la carta, los firmantes dicen: "Nos sentimos presionados de firmar la deportación para reunirnos con los niños más rápido", tal y como lo han denunciado activistas y abogados de migración.


Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

"No hay manera de salir de esta pesadilla"

A continuación, presentamos el texto íntegro de la carta suscrita el domingo por decenas de padres detenidos en Port Isabel, Texas:

"A las personas de los Estados Unidos:

Por favor, ayúdanos. Somos madres desesperadas. No somos criminales, pero sí necesitamos su ayuda.

Nosotros vinimos a este país a salvar nuestras vidas y las vidas de nuestros hijos. Nosotros no estuvimos preparadas para la pesadilla que enfrentamos aquí.

El gobierno estadounidense secuestró a nuestros hijos con engaños y sin la oportunidad de despedirnos.

Nosotros llevamos más de un mes sin saber mucho de nuestros hijos, dónde están viviendo, en lugares y con personas desconocidas. Nos han dicho que algunos ya viven con nuevas familias, cada día duele más que el anterior.

Muchas de nosotras solo hemos hablado con nuestros hijos una vez. Cuando tenemos la oportunidad de hablar con los niños (lo cual es muy difícil porque el trabajador social nunca contesta), los niños lloran, no reconocen nuestras voces, y se sienten abandonados y sin amor.

Esto nos hace sentir muertas en vida.

Con todo este trauma, pesadillas, angustia y dolor que este gobierno causó en nosotros y nuestros hijos, todavía tenemos que luchar nuestros casos de asilo, pero el gobierno no nos da la oportunidad de luchar nuestros casos y los jueces no nos dan la oportunidad de hablar.

El oficial de asilo está negando casi todos los casos y los jueces también. No nos dan la oportunidad de explicar nuestras razones por venir.

También nos sentimos presionados de firmar la deportación para reunirnos con los niños más rápido.

Nosotros nos sentimos como que no hay manera de salir de esta pesadilla, por los oficiales y los jueces que están en nuestra contra.

Por favor, ¡ayúdanos y traiga justicia a Texas!".

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés