null: nullpx
Deportaciones

EEUU lo deportó a Honduras y horas después fue acribillado a tiros mientras conversaba con un amigo

La familia de Luis Alonzo Tábora lo buscó en el aeropuerto. Habían llegado al municipio en el que vivía antes de marcharse a Estados Unidos y compraban unas golosinas cuando varios sujetos le dispararon.
26 Sep 2019 – 3:16 PM EDT

Luis Alonzo Tábora tenía apenas horas de haber llegado a su natal Honduras. Los diarios locales narran que su familia apenas le había dado la bienvenida en el aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales y de allí partieron al municipio donde residían, Pimienta, a unas 19 millas (31 kilómetros) al sur de San Pedro Sula. En el camino, se detuvieron a comprar golosinas y refrescos en una tienda, pero no hubo tiempo para celebrar.

Mientras Alonzo Tábora conversaba con un amigo en el vehículo, varios sujetos llegaron y les dispararon. No hubo anuncios ni intercambios de palabras. Nada. Testigos en el lugar y familiares que lo acompañaban pidieron ayuda y ambos fueron trasladados a un hospital, pero Alonzo Tábora falleció en el camino.

La muerte de este hondureño es destacada en la prensa local porque el hombre no llegaba a su país de regreso luego de un viaje de turismo. Había sido deportado de Estados Unidos. Univision Noticias solicitó al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) información sobre el caso de Alonzo Tábora y las circunstancias de su expulsión del país, pero hasta el cierre de esta nota no había obtenido los datos solicitados.

¿Un país seguro?

Justo este miércoles, el gobierno de Honduras alcanzó un acuerdo con Estados Unidos para recibir a solicitantes de asilo, siendo este el último esfuerzo del gobierno de Donald Trump para frenar y desalentar la migración centroamericana que llega por la frontera sur en busca de asilo. Con esta decisión, el país se sumó a otros como El Salvador y Guatemala, que firmaron recientemente acuerdos similares para ampliar su capacidad para recibir a refugiados de terceros países.


Este tipo de convenios han sido condenados por distintas organizaciones de derechos humanos que critican que los inmigrantes sean enviados a países centroamericanos con altas tasas de violencia y criminalidad. Según la ONU, América Central tiene una tasa de 25.9 asesinatos por cada 100,000 habitantes.


Michelle Brane, directora de Derechos de los Migrantes y Justicia en la Comisión de Mujeres Refugiadas, consideró esta clase de acuerdos como una forma más de "socavar los derechos humanos y poner en peligro a miles de familias, mujeres, hombres y niños. Honduras es uno de los países más peligrosos en el mundo", escribió en su cuenta de Twitter.


La ONU reportó en julio de 2019 que en El Salvador, uno de los países con los que EEUU alcanzó un convenio para recibir a peticionarios de asilo, son asesinados 62 personas de cada 100,000 habitantes; y en Honduras, la tasa es de 41.7 por cada 100,000 habitantes. Esto colocó a estos dos países a la cabeza en la lista de los más peligrosos de Centroamérica, de donde además emigran cada año miles de personas a Estados Unidos justo huyendo de esa violencia y de la pobreza. En el caso de Honduras son más de 200,000 de sus ciudadanos los que han huído en lo que va de año fiscal, según cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La criminalidad fue precisamente el argumento por el que el Departamento Estado recomendó a los estadounidenses en junio reconsiderar sus viajes a Honduras.

En el municipio Pimienta, donde fue asesinado Alonzo Tábora, en los últimos meses las noticias locales han reportado asesinatos a disparos, a machetazos, a puñaladas y decapitados. También hay desapariciones de menores.

📸 "Uno se decepciona": la frustración de los migrantes en México sin abogado y con casos de asilo en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés