null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Denuncian que un funcionario mexicano amenazó a migrantes con quitarles a sus hijos

En un video grabado en la ciudad fronteriza de Matamoros, donde cientos de migrantes esperan para defender sus casos de asilo en Estados Unidos, se ve cómo un funcionario mexicano amenaza a varias familias con regresar a los niños a sus países de origen si no aceptan a trasladarse a un albergue, algo que ha sido desmentido por el gobierno local.
2 Nov 2019 – 9:08 PM EDT

Grupos de migrantes y organizaciones de derechos humanos han denunciado en las últimas horas un video divulgado en las redes sociales en el que se ve a un funcionario del sistema para el Desarrollo Integral para la Familia (DIF) de México amenazando a familias migrantes con separarles de sus hijos si no acceden a trasladarse a un albergue habilitado para ellos en la ciudad fronteriza de Matamoros.

"Yo se lo vengo a ofrecer y, si ustedes no quieren, a mí me protege la ley. No le va a perjudicar a usted, le va a perjudicar a su hijo y a su familia porque yo al niño lo voy a regresar a su país y allá va a estar en otro albergue", se le escucha decir en el video al funcionario, que no ha sido identificado, ante el rechazo de los migrantes.


Según le dijo a Univision Noticias Karla Vargas, abogada de la organización Texas Civil Rights Project (TCRP), una de las que divulgó el video, el funcionario amenazó a los migrantes con separarles de sus hijos si no querían trasladarse a un albergue habilitado para ellos.

Actualmente, cientos de migrantes que han sido enviados por Estados Unidos a la ciudad fronteriza de Matamoros mientras avanzan sus casos de asilo bajo el programa conocido como Protocolos de Protección de Migrantes (PPM), la mayoría centroamericanos, acampan en los alrededores del puente internacional que une esa ciudad con Brownsville. Algunas organizaciones sitúan el número enviados por el gobierno estadounidense a esa ciudad en 2,000.

En las últimas semanas, ha surgido una polémica con ellos porque el gobierno local ha decidido trasladarles a un albergue a 30 minutos de ese lugar, pero los migrantes lo rechazan porque consideran que está en un lugar más peligroso, donde tendrían menos acceso a la asistencia de las organizaciones que cruzan cada día la frontera desde Texas para ayudarlos y porque se les dificultaría trasladarse a Estados Unidos cuando tienen fecha en la corte.


"Muchas de estas familias están viviendo en una situación muy difícil. Es horrible que las autoridades estén usando estos métodos. México está usando la misma táctica que usó Estados Unidos", lamenta Vargas al referirse a las miles de separaciones de padres de sus hijos que se produjeron en la frontera sur de EEUU por la denominada política de 'tolerancia cero' del gobierno de Donald Trump.


"Este tipo de amenaza extrema y sin detalles es común y le añade al miedo al que los solicitantes de asilo están expuestos dentro del programa Permanece en México", dijo Texas Civil Rights Project en un comunicado.

Las autoridades locales dicen que no quieren separar familias

Univision Noticias contactó al gobierno mexicano tras la divulgación del video pero no ha obtenido respuesta.

El secretario del Ayuntamiento de la ciudad, Federico Fernández Morales, desmintió en una rueda de prensa que el DIF pretenda separar a los migrantes de sus hijos, algo que tildó de "información infundada que circula en redes sociales".


Según Fernández Morales, las autoridades junto con voluntarios y grupos de iglesias "están invitando a las familias establecidas en las áreas adyacentes al Puente Nuevo Internacional a que se trasladen al deportivo Ing. Eduardo Chávez" para evitar que estén a la intemperie ante la llegada de las bajas temperaturas, lo que, a su juicio, podría generar epidemias que afecten a la población local.

"A esas familias no se les está obligando, más bien se dialoga con ellos, para que ocupen la infraestructura que se autorizó para ellos, en donde el mobiliario y la comida que se está brindando provienen de la Organización Internacional para los Migrantes, así como de grupos de voluntarios de Matamoros y Estados Unidos, relacionados principalmente con iglesias, entre ellas, católicas", se puede leer en un comunicado publicado por el gobierno local.

Sin embargo, a Vargas, la abogada de Texas Civil Rights Project, le parece sospechosa la insistencia de las autoridades locales para mover a los migrantes justo ahora cuando, dice, muchos "llevan meses sin apoyo".

Además, lamenta que no hayan preguntado su opinión a organizaciones como la suya que llevan meses viajando a Matamoros para ayudar a los migrantes. "Ellos hacen una política aislada de la realidad que viven los migrantes y pretenden implementarla a la fuerza", dice.


Así celebran el Día de Muertos estos niños migrantes mientras esperan en México asilo en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés