null: nullpx
Estados Unidos

Corte falla contra el programa que regresa a México a solicitantes de asilo, pero solo en Arizona y California

La Corte de Apelaciones del 9no Circuito en San Francisco indicó que bloqueará a partir de la próxima semana la medida "Esperar en México" en Arizona y California, los dos estados fronterizos en los que tiene jurisdicción. El gobierno federal anuncia que pedirá a la Corte Suprema que intervenga.
5 Mar 2020 – 09:00 AM EST

Si la Corte Suprema de Justicia no responde en una semana un pedido de revisión presentado por el gobierno, el programa que envía a México a solicitantes de asilo en Estados Unidos será suspendido en Arizona y California.

Así dictaminó el miércoles un panel de jueces de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito, en un tercer fallo sobre la cuestionada política de asilo del gobierno de Donald Trump.

A finales de febrero el tribunal había dejado sin efecto el Programa de Protección del Migrante (MPP), pero horas más tarde levantó la restricción en respuesta a una solicitud de emergencia presentada por el Departamento de Justicia.

El panel citó para el lunes y martes de esta semana a los abogados del gobierno y de los demandantes, para que entregaran nuevos argumentos.

EL gobierno solicitó a los jueces del panel del 9º Circuito de Apelaciones esperar una respuesta de la Corte Suprema a un pedido de emergencia para que revise y se pronuncie sobre la legalidad del programa.


Miles en el limbo

Desde que fue implementado a finales de enero del año pasado, el MPP ha regresado a México a más de 60,000 inmigrantes que llegaron a la frontera sur del país en busca de asilo.

Otros miles aguardan en territorio mexicano, entre ellas lugares y ciudades consideradas como las más peligrosas del mundo, una oportunidad para entregarse a las autoridades federales estadounidenses y pedir asilo, un recurso legal disponible.

Pero el gobierno de Trump advierte que los migrantes que huiyen de sus países deben primero pedir la protección en un tercer país antes de llegar a la frontera. Si no cumplen con este requisito, señala, serán repatriados.


El plazo

EL panel de jueces de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito dijo resolvió que, una vez finalizado el plazo del 11 de marzo, se evitará que el gobierno obligue a los solicitantes de asilo a esperar en México la resolución de sus casos en los tribunales de inmigración.

Pero si la Corte Suprema responde a la petición hecha por el gobierno y decide revisar el programa, este seguirá vigente hasta que el máximo tribunal de justicia se pronuncie al respecto.

La corte, con sede en San Francisco, dijo que en caso de activarse el bloqueo la próxima semana, sólo tendrá efecto en Arizona y California, estados donde el tribunal tiene jurisdicción.

Activistas y abogados temen que la Corte Suprema falle a favor del gobierno de Trump, tal y como lo ha hecho recientemente con debates relacionados con la inmigración, uno sobre la nueva regla de carga pública, que entró en vigor el 24 de febrero, y otro sobre permitir a los estados que procesen a quienes utilicen números de seguro social falsos para trabajar, dictamen anunciado el miércoles.

El tribunal también tiene en sus manos el futuro de DACA, programa que protege de la deportación a unos 700,000 dreamers. El fallo se conocerá esta primavera o a más tardar el verano.


El dictamen

En el tercer fallo sobre el caso en los últimos días, el panel de jueces señaló que el MPP viola la ley, pero el debido proceso permite al gobierno solicitar un compás de espera para que se pronuncie una instancia superior, en este caso la Corte Suprema.

Tras el primer fallo la semana pasada, que bloqueó la implementación del programa, la Casa Blanca advirtió a la corte de las graves consecuencias por la suspensión de la política, adoptada en el marco de la tolerancia cero para frenar la inmigración indocumentada.

“La decisión del 9o Circuito es otro mandato imprudente a nivel nacional que amenaza nuestra estructura constitucional, impide que el Poder Ejecutivo ejecute fielmente las leyes de inmigración aprobadas por el Congreso y proteja a los ciudadanos estadounidenses e inmigrantes legales”, dijo la oficina de prensa de la Casa Blanca en un comunicado.

Agregó que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) implementó el protocolo “para devolver a más de 60,000 extranjeros a México en los últimos 13 meses”, y que el MPP “ha tenido un gran éxito, incluso al reducir las cargas sobre las comunidades de los Estados Unidos y aliviar la crisis humanitaria en la frontera sur”.

“Si se permite que el fallo de (adverso) se mantenga, estos éxitos se revertirán, lo que amenaza con inundar el sistema de inmigración, presentar un riesgo de entrada sin coronavirus, dañar profundamente nuestra relación positiva con el Gobierno de México y otros socios regionales, y reactivar la ayuda humanitaria y de seguridad”, indicó.


Temores de la corte

Dos de los tres jueces del Panel, William Fletcher y Richard Paez, señalaron que estaban conscientes de que las órdenes federales aplicables a lugares fuera de la jurisdicción de un tribunal “son asunto de una controversia intensa y activa”.

También reiteraron, que el MPP viola la ley, sobre todo en cuanto a que no es permitido enviar a personas a países donde sus vidas o su libertad estén en riesgo debido a su raza, religión, nacionalidad, creencias políticas o pertenencia a algún grupo social en particular, las cinco causas de asilo vigentes.

Advirtieron que los miles de migrantes devueltos a México tras pedir asilo en la frontera están en situación de “peligro extremo”.


Senadores exigen respuestas

El martes, un día antes del dictamen de la corte, un grupo de senadores demócratas exigió al gobierno respuestas sobre la política migratoria que desarrolla en la frontera con México y denunciaron la situación en la que viven miles migrantes que salieron de sus países en busca de asilo en Estados Unidos.

Miles de personas “están varados (en México viviendo) en campamentos en condiciones abismales, incluida la falta de baños, duchas y agua potable”, se lee en una carta enviada el martes al fiscal general; William Barr, y al secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf.

Los senadores advirtieron además que, hasta ahora, “se han reportado al menos 816 casos de violencia, habitación, tortura y otros actos de violencia contra estos migrantes retornados, incluidos 201 niños que fueron secuestrados o intentaron secuestrarlos”.

En la misiva los senadores también critican las cortes de inmigración temporales levantadas en carpas en la frontera para procesar a los migrantes devueltos a México.

Apuntan además que las cortes de inmigración temporales levantadas en carpas en la frontera para atender los casos del MPP, “violan los derechos del debido proceso de quienes buscan refugio en nuestras fronteras y evita la supervisión significativa del proceso de adjudicación de asilo”.


“El presidente Trump no tiene piedad de nosotros”: estos niños esperan en México que EEUU les permita salvarse de la violencia (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.