null: nullpx

Covid-19 en cárceles de ICE: casi 9,000 casos positivos en lo que va de la pandemia

Un nuevo caso positivo de civod-19 en un funcionario del Centro de Detención del Noroeste (NWIPC) en Tacima, estado de Washington, aumentó las preocupaciones entre internos y grupos activistas que piden ponerlos en libertad.
23 Ene 2021 – 03:44 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Un nuevo caso positivo de civod-19 en un funcionario del Centro de Detención del Noroeste (NWIPC) notificado el jueves elevó las preocupaciones entre internos y grupos activistas, quienes piden al gobierno de Joe Biden acciones inmediatas para evitar nuevos contagios y exponer a los migrantes que permanecen privados de libertad.

“Un funcionario de detención resultó positivo con covid-19 el jueves, lo que se sumó a otros casos entre los detenidos y el personal”, dijo la organización La Resistencia. “Nos esteramos por un documento de la Corte en una demanda entablada el año pasado. El juez ordenó a la agencia federal que reporte los casos positivos, de esa manera sabemos”, dijo Maru Mora, vocero de la organización.

La demanda citada por Mora corresponde al caso Wilfredo Favela Avendano versus Nathalie Ashier. En el proceso, el tribunal ordenó que, en un plazo de 24 horas, el centro de detención debe notificar si alguna persona dentro del NWIPC da positivo al covid-19.

El 21 de enero (lunes), el documento reveló que la empresa GEO, que administra el centro, “notificó a ICE (Oficina de Inmigración y Aduanas) que un empleado ha dado positivo por covid-19” y que el oficial “trabajó por última vez en el NWIPC el 11 de enero de 2021 (10 días antes)” y fue puesto en cuarentena.

Los casos

La Resistencia señala que dentro del centro de detención de Tacoma 12 guardias y 3 miembros del cuerpo de servicios de salud de ICE (IHSC) han dado positivo.

La base de datos de ICE revela que al 21 de enero en el NWIPC se habían registrado 30 casos positivos de covid-19, pero que a la fecha solo uno se encontraba en cuarentena.

La agencia reveló además que desde el inicio de la pandemia, entre los meses de marzo-abril del año pasado, se han llevado a cabo 86,223 pruebas en todos los centros a nivel nacional. De ellos, 8,991 han dado positivo.

Los centros con el mayor número de casos son La Palma (Arizona) con 542 infecciones, seguidos por Stewart Detention Center (Georgia) con 466 casos y Bluebonnet Detention Facility (Texas) con 397 casos positivos.

El último infectado

La resistencia dijo que, de acuerdo con el documento judicial, el agente infectado en el NWIPC "comenzó a experimentar síntomas el 17 de enero y se le volvió a hacer la prueba el 20 de enero para detectar anticuerpos covid”.

“Después de haber dado negativo previamente el 13 de enero, los resultados de la segunda prueba fueron positivos. GEO le ha recomendado al oficial que permanezca en cuarentena y consulte con su proveedor de atención médica personal", añade.

La organización dijo además que “el agente anónimo fue puesto en cuarentena y examinado por primera vez después de estar en contacto con otro oficial que dio positivo el 12 de enero. Este nuevo caso subraya las crecientes tasas de covod-19 en el centro de detención”.

El grupo dijo además que, a pesar de las infecciones, “ICE continúa moviendo personas a través de unidades por razones desconocidas” y que ello pone en riesgo a otros internos que por ahora se encuentran sanos.

Huelga de hambre

La Resistencia también dijo que el inmigrante de origen venezolano Víctor Fonseca continúa con una huelga de hambre intermitente desde hace más de dos meses (63 días) para exigir al gobierno que él y otros internos que no representan un riesgo para la seguridad del país sean puestos en libertad y exitar contagiarse por covid-19.

“Otras dos mujeres también llevan a cabo esta huelga”, dijo Mora.

“Exigimos nuestra libertad. Estamos cansados de que los oficiales no usen máscaras aquí y nos expongan al covid. Por tanto, exigimos nuestra libertad. Nos tienen encarcelados aquí como si fuéramos criminales”, dijeron los huelguistas en una nota.

A principios de enero Univision Noticias tuvo acceso al testimonio en video de Fonseca, quien lleva más de 18 meses privado de libertad en el centro de detención de ICE en Tacoma (Washington).

El inmigrante, que perdió su caso de asilo, no ha sido deportado porque el gobierno de su país no lo recibe y está condenado a pasar años privado de libertad. “Estamos peleando nuestros casos”, dijo en esa ocasión. “Aquí hay gente que está peleando lleva muchísimo mas tiempo que yo”.

“Estamos corriendo un tiempo muy difícil de la pandemia y otras enfermedades. Estamos arriesgando nuestras vidas cada vez que pasa un día. Nos están atropellando nuestros derechos. Mucha gente está sufriendo… Somos maltratados, pisoteados…”, añade.

Al referirse a la huelga de hambre, Fonseca dijo que se trata de “algo muy serio” y reconoce que, si la falta de ingesta de alimentos pasa de tres días, las autoridades migratorias procederán”, apuntó.

Qué dice ICE

La agencia federal dijo a Univision Noticias que “Víctor Fonseca no se ha perdido las nueve comidas consecutivas requeridas como se describe en los protocolos de huelga de hambre y continúa tomando batidos de reemplazo de comidas, y ocasionalmente algunos alimentos individuales seleccionados de sus comidas programadas diarias que se le ofrece”.

“Las afirmaciones de que los detenidos están en huelga de hambre o los rumores de inminente alimentación forzada son completamente falsas”, agregó. “La continua narrativa deshonesta que se impulsa sobre las presuntas huelgas de hambre y la intervención médica forzada, particularmente durante un momento tan difícil en nuestra historia, no solo es preocupante, sino que causa un temor innecesario a los miembros de la familia y los seres queridos de las personas alojadas en el NWIPC”, añade.

En cuanto al estatus migratorio de Fonseca, ICE dijo que el inmigrante “se está presente ilegalmente en Estados Unidos después de haber sido admitido en enero de 2001 como visitante temporal por placer. Sin embargo, no salió legalmente” y de acuerdo con los términos de su admisión “se excedió su visa de visitante por casi 20 años”, precisó.

ICE indica además que lo considera una amenaza para la seguridad pública porque “en febrero de 2019 Fonseca fue condenado en Salt Lake City (Utah) por intento de abuso sexual de primer grado de un niño”. Y en junio de 2019 “la cárcel del condado de Salt Lake transfirió a Fonseca a la custodia de ICE de conformidad con una orden de detención de inmigración".

El reglamento de ICE explica que, si un individuo se salta 9 tiempos de comida seguidos, incluso si todavía está consumiendo bocadillos, batidos sustitutivos de comidas o comida de la comisaría, también se le considera en huelga de hambre.

En esos casos, las autoridades de inmigración pueden proceder al envío del inmigrante a una enfermería para ser alimentado e manera forzada o en contra de su voluntad.

Fonseca no ha sido deportado a Venezuela porque el gobierno de Caracas se niega a recibir a inmigrantes expulsados de Estados Unidos.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés