null: nullpx
Ciudadanía

Cámara de Representantes aprueba un proyecto de ley que ofrecería un camino a la ciudadanía a trabajadores agrícolas indocumentados

El proyecto de ley fue aprobado con un voto bipartidista de 260-165, aunque enfrenta un futuro incierto en el Senado.
11 Dic 2019 – 08:42 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La Cámara de Representantes aprobó este miércoles con 260 votos a favor y 165 en contra un proyecto de ley bipartidista que incluye un camino a la ciudadanía para miles de trabajadores agrícolas indocumentados.

La iniciativa es la primera de este tipo que la Cámara Baja aprueba desde que el Senado aprobó el 27 de junio de 2013 una reforma migratoria que proponía legalizar a millones de indocumentados que llevan tiempo en el país.

El plan, denominado Ley de Modernización de la Fuerza de Trabajo Agrícola, fue encabezado por los representantes Zoe Lofgren (demócrata por California) y Dan Newhouse (republicano por Washington) y fue negociado durante poco más de ocho meses. La iniciativa contó además con el respaldo del sector agrícola y organizaciones laborales, y se presentó con el apoyo de 26 demócratas y 23 republicanos.

Pese al optimismo en la Cámara, se desconoce si el senado, controlado por los republicanos, llevará al pleno la iniciativa y si esta, a su vez, tendrá el respaldo de la Casa Blanca.

En 2013, el proyecto S. 744 fue aprobado con 68 votos a favor y 32 en contra cuando la Cámara Alta estaba controlada por los demócratas. Sin embargo, en la Cámara de Representantes, en aquel tiempo bajo control, republicano, decidió no respaldarla argumentando razones de seguridad nacional.

Qué dicen los autores

“Los hombres y mujeres que trabajan en las granjas de Estados Unidos alimentan a la nación. Pero los trabajadores agrícolas de todo el país viven y trabajan con incertidumbre y miedo, lo que contribuye a la desestabilización de las granjas en todo el país", dijo la representante Zoe Lofgren, una de las patrocinadoras del proyecto.

“Nuestro proyecto de ley ofrece estabilidad para las granjas estadounidenses al proporcionar un camino a la situación legal para los trabajadores agrícolas. Además, la Ley de Modernización de la Fuerza de Trabajo Agrícola aborda las necesidades laborales futuras de la nación mediante la modernización de un sistema obsoleto para los trabajadores temporales, al tiempo que garantiza salarios justos y condiciones laborales”, agregó.

Lofgren instó además al Senado a que siga el ejemplo de la Cámara y apruebe rápidamente el primer compromiso de inmigración bipartidista de su tipo en años que mejore los programas y las leyes laborales agrícolas de Estados Unidos".

Poco antes de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, durante el gobierno de George W. Bush, el Congreso y la Casa Blanca debatían un proyecto de ley similar para regularizar la permanencia de unos 2 millones de trabajadores del campo, principalmente mexicanos.

El proyecto fue detenido a consecuencia del ataque. A partir de 2005 fue revivido en varias ocasiones, pero sin éxito debido a la falta de respaldo de ambos partidos en el Congreso.

Solución a la crisis

"Crear una fuerza laboral legal y confiable para la agricultura estadounidense ha sido una de mis principales prioridades desde que vine al Congreso", dijo el representante republicano Newhouse, otro de los patrocinadores del proyecto de ley.

“Nuestros agricultores y ganaderos que enfrentan una crisis laboral necesitan ayuda, y los hombres y mujeres que contribuyen a la industria agrícola de nuestra nación necesitan seguridad”, agregó.

Newhouse dijo además que la Ley de Modernización de la Fuerza de Trabajo Agrícola es el primer paso. Este proyecto de ley es nuestra oportunidad para finalmente proporcionar estabilidad a las granjas de Estados Unidos y una mejora significativa sobre el status quo”.

El representante por Washington también agradeció la colaboración de Lofgren, a “nuestra coalición bipartidista y a todos los grupos agrícolas y laborales que ayudaron a redactar el proyecto de ley, y animo los comentarios de mis colegas mientras continuamos trabajando para mejorar esta legislación en el Senado", apuntó.

Comentarios favorables

A pesar de la postura del presidente Donald Trump, que desde que llegó a la Casa Banca el 20 de enero de 2017 ha favorecido la implementación de una política de tolerancia cero psra los indocumentados, el representante Mike Simpson (republicano por Idaho), dijo que “estoy encantado de ver que la Ley de Modernización de la Fuerza de Trabajo Agrícola se aprobó con un fuerte voto bipartidista.

“Los agricultores y ganaderos de Idaho me han estado pidiendo durante años que aborde sus necesidades laborales y este proyecto de ley da un paso importante para resolver este problema”, añadió.

Simpson agradeció este miércoles a sus colegas Lofgren, y a los representantes Newhouse, Mario Díaz-Balart (Florida), Doug LaMalfa (California) y Jimmy Panetta (California) “por sus meses de incansables esfuerzos dedicados a escuchar a agricultores y trabajadores por igual para ayudar a diseñar esta solución”.

El legislador dijo además que, si bien el proyecto no es una solución perfecta, “rara vez lo es el compromiso. El proyecto de ley equilibra la aplicación estricta de la inmigración con reformas de sentido común que permiten a nuestros agricultores acceder a una fuerza laboral legal sin otorgar vías especiales. Espero que el Senado pueda mover una legislación similar para que podamos firmar una solución en la ley", indicó.

Pasos previos

A finales de octubre Univision Noticias había reportado que el proyecto “se negoció durante varios meses con aportes de los interesados agrícolas y las organizaciones laborales”, según dijo Lofgren en un comunicado.

Agregó que el proyecto de ley “realiza reformas significativas al programa de trabajadores huéspedes H-2A, y crea un programa de visas basado en méritos, el primero de su tipo, diseñado específicamente para el sector agrícola de la nación”.

Desde 2001 el Congreso ha llevado a cabo varios esfuerzos por aprobar un plan similar que legalice entre 1.5 y 2 millones de campesinos, pero los esfuerzos se han debilitado por falta de suficiente respaldo bipartidista y la aceptación de sindicatos y el sector empresarial agrícola.

"El éxito de nuestros agricultores, productores y trabajadores es esencial no solo para nuestra economía, sino también para nuestra seguridad nacional", dijo Díaz-Balart en aquella oportunidad. "Durante demasiado tiempo hemos sufrido un programa de visas H-2A que se encuentra roto, lo que dificulta a los agricultores contratar la fuerza laboral necesaria”, indicó.


Detalles de la iniciativa

El proyecto bipartidista propone otorgar una certificación de trabajador agrícola que otorgará un estatus temporal de permanencia para el campesino y sus familiares inmediatos (cónyuges e hijos menores de 21 años solteros).

Para calificar, el inmigrante debe demostrar que ha trabajado al menos 180 días (seis meses) en labores agrícolas en los 2 años anteriores a la entrada en vigor del proyecto, estar indocumentado y haber permanecido físicamente en el país en la fecha que establezca el Congreso cuando apruebe el plan.

Los beneficiarios, además, deben demostrar reúnen condiciones de admisibilidad de acuerdo con los parámetros que establece la Sección 212 de la ley de inmigración (INA), entre ellos que no hayan cometido crímenes, hayan violado los términos de una visa de estudiante o hayan sido condenados por cualquier delito grave, dos delitos menores de depravación moral o tres o más delitos menores de cualquier tipo.

Los delitos o faltas relacionadas con el estado migratorio o infracciones menores de tránsito no serán consideradas como impedimento para calificar.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:CiudadaníaEstados Unidos

Más contenido de tu interés