null: nullpx

Grupo bipartidista de la Cámara de Representantes entrega proyecto de ley para trabajadores agrícolas

La 'United Farm Workers' dijo en su cuenta de la red social Twitter que aplaudía el “proyecto de ley bipartidista para otorgar a los trabajadores agrícolas estatus legal”.
31 Oct 2019 – 12:35 PM EDT

Un grupo de representantes demócratas y republicanos entregó un proyecto de ley de inmigración que, de ser aprobado, regularizará la permanencia de miles de trabajadores indocumentados.

Denominado ‘Ley de Modernización de la Fuerza de Trabajo Agrícola 2019, el plan tiene como objetivo “proporcionar una solución de compromiso para la agricultura estadounidense”, se lee en el proyecto.

La iniciativa fue presentada el miércoles por los representantes Mario Diaz-Balart (republicano por Florida), Zoe Lofgren (demócrata por California), Dan Newhouse (republicano por Washington), Collin Peterson (demócrata por Minnesota), Jimmy Panetta (demócrata por California), Mike Simpson (republicano por Idaho) y Doug LaMalfa (republicano por California).

El grupo asegura que el plan cuenta con el respaldo de 24 demócratas y 20 republicanos. Para ser aprobado, se requieren 218 votos en el pleno, donde los demócratas tienen la mayoría con 233 asientos.

La United Farm Workers dijo en su cuenta de la red social Twitter que aplaudía el “proyecto de ley bipartidista para otorgar a los trabajadores agrícolas estatus legal”.

La redacción del plan

El proyecto “se negoció durante varios meses con aportes de los interesados agrícolas y las organizaciones laborales”, dijo Lofgren en un comunicado. “Realiza reformas significativas al programa de trabajadores huéspedes H-2A, y crea un programa de visas basado en méritos, el primero de su tipo, diseñado específicamente para el sector agrícola de la nación”, agregó.

Desde 2001 el Congreso ha llevado a cabo varios esfuerzos por aprobar un plan similar que legalice entre 1.5 y 2 millones de campesinos, pero los esfuerzos se han debilitado por falta de suficiente respaldo bipartidista y la aceptación de sindicatos y el sector empresarial agrícola.

"El éxito de nuestros agricultores, productores y trabajadores es esencial no solo para nuestra economía, sino también para nuestra seguridad nacional", dijo Díaz-Balart. "Durante demasiado tiempo hemos sufrido un programa de visas H-2A que se encuentra roto, lo que dificulta a los agricultores contratar la fuerza laboral necesaria”, indicó.


Trabajadores certificados

El plan bipartidista propone otorgar una certificación de trabajador agrícola que otorgará un estatus temporal de permanencia para el campesino y sus familiares inmediatos (cónyuges e hijos menores de 21 años solteros).

Para calificar, el inmigrante debe demostrar que ha trabajado al menos 180 días (seis meses) en labores agrícolas en los 2 años anteriores a la entrada en vigor del proyecto, estar indocumentado y haber permanecido físicamente en el país en la fecha que establezca el Congreso cuando apruebe el plan.

Los beneficiarios, además, deben demostrar reúnen condiciones de admisibilidad de acuerdo con los parámetros que establece la Sección 212 de la ley de inmigración (INA), entre ellos que no hayan cometido crímenes, hayan violado los términos de una visa de estudiante o hayan sido condenados por cualquier delito grave, dos delitos menores de depravación moral o tres o más delitos menores de cualquier tipo.

Los delitos o faltas relacionadas con el estado migratorio o infracciones menores de tránsito no serán consideradas como impedimento para calificar.


Otros detalles

El proyecto fija un plazo de 180 días para que el Departamento de Seguridad Nacional procese y resuelva cada caso, a menos que las verificaciones de antecedentes y las autorizaciones de seguridad aún estén pendientes.

Señala además que antes de rechazar una solicitud, el DHS debe notificar por escrito al solicitante que tiene 90 días para corregir cualquier deficiencia o error en el formulario utilizado para pedir la protección del programa.

Los trabajadores favorecidos por el programa tendrán “presencia continua”, la que terminará si el solicitante es puesto en un proceso de deportación. En caso de viajar fuera del país, el trabajador agrícola deberá gestionar un permiso para garantizar el reingreso.

“Los campesinos amparados por el programa no pueden mantener una presencia continua si salieron de Estados Unidos por cualquier período mayor a 90 días”, advierte el plan.


Trabajo reconocido

“Los hombres y mujeres que trabajan en las granjas de Estados Unidos alimentan a la nación”, dijo Lofgren. “Pero los trabajadores agrícolas en todo el país viven y trabajan con incertidumbre y miedo, lo que contribuye a la desestabilización de las granjas en todo el país", agregó.

A su vez, el congresista Newhouse indicó que “cuando hablo con agricultores y ganaderos en todo el país, la mano de obra es a menudo su principal preocupación. La industria agrícola de nuestro país es diversa y floreciente, pero los productores necesitan desesperadamente una fuerza laboral legal y confiable”.

“Como agricultor de tercera generación, entiendo las invaluables contribuciones hechas por los trabajadores agrícolas a la agricultura estadounidense, y debemos modernizar nuestro programa de trabajadores invitados para ayudar a los agricultores, ganaderos y trabajadores agrícolas en el siglo XXI”, precisó.

Newhouse también dijo que la iniciativa “ofrece una solución sólida y bipartidista de la fuerza laboral para brindar seguridad tanto a los propietarios como a los trabajadores agrícolas a través de un programa accesible basado en el empleo".

En fotos: los cinco documentos que necesita un inmigrante para evitar una deportación expedita

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés