null: nullpx

Preparan albergue para migrantes en la frontera, pero el gobierno de Biden insiste que la situación no ha cambiado

Al tiempo que el gobierno de Biden anuncia modificaciones a la política migratoria heredada de Trump, se prepara para procesar migrantes en instalaciones remodeladas de la Patrulla Fronteriza y advierte que la frontera sigue cerrada por el coronavirus.
11 Feb 2021 – 01:08 PM EST
Comparte
Cargando Video...

El desmantelamiento de algunas políticas que formaron parte de la ‘tolerancia cero’ de Donald Trump en la frontera con México está obligando al gobierno de Joe Biden desarrollar una estrategia de emergencia para detener y procesar a inmigrantes que vienen a Estados Unidos en busca de asilo, principalmente niños no acompañados y unidades familiares.

Si bien la emergencia se activó la tercera semana de noviembre, cuando un juez federal de Washington DC ordenó al gobierno de Trump que pusiera fin a la deportación de inmigrantes menores detenidos en la frontera, una medida implementada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) bajo el pretexto de la pandemia del coronavirus.

El juez federal Emmet Sullivan dictó un recurso preliminar a favor de grupos que demandaron al gobierno en nombre de niños a los que el gobierno buscó deportar antes de que pudieran solicitar asilo u otras protecciones vigentes bajo la ley federal.

El fallo recuperó la vigencia del Acuerdo Judicial Flores de 1997 y de la Ley de Prevención de Tráfico Humano de 2008, protecciones que para el gobierno de Trump constituían “lagunas” o “vacíos” legales.

El primero prohíbe detener en centros federales a menores de edad y exige darles garantías para el cumplimiento del debido proceso migratorio; el segundo prohíbe la deportación de menores y exige que sea un juez de inmigración quien resuelva sus futuros en el país.

“Fue a partir de ese fallo que comenzamos a notar un aumento de la llegada de Menores No Acompañados (UAC) y de unidades familiares a la frontera”, dijo una fuente de la Patrulla Fronteriza que habló con Univision Noticias bajo considicón de anonimato porque no estaba autorizada a hablar con la prensa. “Los adultos sin niños son deportados bajo el Título 42 del Código de Estados Unidos debido a la pandemia del coronavirus”, agregó.

Firman contrato

El martes la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) anunció la reapertura de las instalaciones del centro de detención Donna, Texas, para procesar de “manera segura a las personas bajo custodia”, principalmente menores, dijo la agencia en un comunicado.

Desde la crisis del 2014, durante el gobierno de Barack Obama, el centro saltó a las portadas de los medios cuando inmigrantes que pasaron por sus instalaciones lo bautizaron como “la hielera”, por las bajas temperaturas en las que se encontraban los extranjeros mientras permanecían detenidos y procesados.

Pero ahora la CBO dice que la instalación “es resistente a la intemperie, tiene un clima controlado y se espera que proporcione amplias áreas para comer, dormir e higiene personal”.

La agencia federal dijo que el diseño de la nueva instalación “es una mejora considerable con respecto a las instalaciones anteriores de paredes blandas” y que la instalación de 160,000 pies cuadrados se encuentra en un terreno de 45 acres.

La CBP también dijo que desde abril de 2020 “ha experimentado un aumento constante en los encuentros fronterizos del hemisferio occidental debido al empeoramiento de las condiciones económicas provocadas por la pandemia del covid-19 y los desastres naturales que afectan el área”.

Capacidad de respuesta

Expertos señalan que el aumento en el número de detenciones en la frontera, sobre todo de menores de edad y unidades familiares, obedecen a la reversión de las severas políticas migratorias implantadas por Trump en los últimos cuatro años y el resurgimiento de leyes y acuerdos judiciales que se encontraban dormidos.

“Algunos le están llamando crisis, pero no estoy de acuerdo con esa definición”, dice Bárbara Hines, exprofesora de la Clínica Legal de la Facultad de Leyes de la Universidad de Texas en Austin. “El gobierno federal de Estadios Unidos tiene capacidad para atender a estas personas en el marco del debido proceso migratorio”.

“Debemos trabajar con y por estos niños. Pero insisto, no hay que llamarlo una crisis y debemos esforzarnos por atender a estos refugiados. E igual de importante es que el gobierno de Biden trabaje cuanto antes con los gobiernos de México y Centroamérica para resolver los problemas de fondo”, agregó.

El señalamiento es parte de uno de los compromisos estipulados por Biden la semana pasada tras la firma de tres órdenes ejecutivas migratorias, una relacionada con la frontera, otra con el restablecimiento de la política de asilo y la tercera con la recuperación de la confianza en el sistema migratorio aprobado por el Congreso.

La CBP dijo en su cuenta de la red social Twitter que diariamente arresta un promedio “aproximado de 3,000 personas” en lo que va del año fiscal 2021.

“Ahora no es el momento de venir”

A pesar de las medidas tomadas hasta ahora por Biden, enfocadas en la reversión de las políticas migratoria heredadas por Trump, el gobierno reiteró el miércoles que la situación en la frontera no ha cambiado.

Durante una rueda de prensa, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Pasaki, dijo a un periodista que el presidente estaba siguiendo de cerca la situación en la frontera y que había cedido el liderazgo y guía de la política fronteriza al secretario del DHS, Alejandro Mayorkas.

Tras insistir “ahora no es el momento de venir” a Estados Unidos, la portavoz explicó que la prioridad actual sigue siendo la pandemia y luego “poner en marcha una política integral y humana” procesar a las personas que están llegando.

Paski dijo además que “los procesos de asilo en la frontera no ocurrirán de inmediato” y advirtió que la normalización del sistema “llevará tiempo (para) implementarlo”.

“Esto es obviamente un tema emocional para muchos de nosotros que hemos trabajado en esto en el pasado, para el presidente mismo, pero necesitamos tiempo para implementarlo y socios para activar un proceso y sistema integral” migratorio que permitirá el procesamiento en la frontera de los solicitantes de asilo” junto con el debate de un plan de reforma migratoria en el Congreso, indicó.

Los lineamientos de la reforma moratoria fueron presentados por Biden el 20 de enero, día de la Toma de Posesión. La redacción del proyecto de ley está a cargo del legislador Bob Menéndez (demócrata por Nueva Jersey), quien en enero dijo que será entregado al Senado la tercera senada de febrero.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés