Aumentan los arrestos de ICE y el DUI se convierte en la principal causa de deportación en EEUU

La agencia federal dijo que continuará haciendo “todo lo posible” por arrestar a los extranjeros que amenazan la seguridad pública y advirtió que “no se requiere ninguna acción criminal o condena” para que sus agentes actúen en un caso individual.
14 Dic 2018 – 5:07 PM EST

El arresto de extranjeros indocumentados en el año fiscal 2018 aumentó 11% en comparación con el año fiscal anterior, mientras que las deportaciones crecieron 13%, de acuerdo a un informe de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) publicado este viernes.

Las deportaciones:

La agencia dijo que continuará haciendo “todo lo posible” por arrestar a extranjeros que amenazan la seguridad pública y advirtió que “no se requiere ninguna acción criminal o condena” para que sus agentes actúen en un caso individual.

“No existe una categoría de extranjero exento de la aplicación de la ley de inmigración”, apuntó.

El 25 de enero del año pasado, cinco días después de llegar a la Casa Blanca, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva sobre el muro y otra sobre las ciudades santuario, en las cuales decretó que la presencia indocumentada constituye una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos.

La orden colocó a los 11 millones de indocumentados en la mirilla de ICE.


Los números

Entre los arrestados, ICE señala que 66% tenía condenas penales, 21% cargos penales pendientes y 3% orden final de deportación emitida previamente.

La agencia federal dijo además que el número de arrestados “es impulsado por las medidas de cumplimiento tomadas ICE y las detenciones hechas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Precisó además que, en el año fiscal 2018, un total de 396,448 personas ingresaron inicialmente en un centro de detención de ICE, un aumento del 22.5% con respecto al año fiscal 2017.

En cuanto a los arrestos de la CBP en la frontera, estos aumentaron un 32% respecto a las detenciones en el año fiscal 2017.

Causas de deportación

De los 256,086 extranjeros deportados entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018 (año fiscal), 57% fueron delincuentes condenados, mientras que otros 5,914 se clasificaron como pandilleros o terroristas conocidos o sospechosos, lo que representa un aumento del 9% con respecto al 2017, se lee en el reporte.

Pero lo que más llama la atención es la lista de delitos por los cuales ICE procedió a llevar a cabo las deportaciones durante el año fiscal, siendo el manejar bajo la influencia del alcohol o drogas la principal causa.

Pecados capitales

El DUI, el hurto y la violencia, entre otras faltas, “siempre han sido las principales causas que activan una deportación, son pecados capitales graves que causan serios problemas, sobre todo a los indocumentados”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“Digámoslo de otra manera, el DUI es el pecado de inmigración que afecta a más personas indocumentadas que terminan siendo deportadas”, agrega. “Pero hay que señalar que el manejar borracho no es un delito de deportación como el hurto o la violencia doméstica. El problema es que cuando una persona cae en manos de la policía y el agente descubre que es indocumentado, lo entrega a ICE por no tener papeles para estar en Estados Unidos”.

“El DUI no inicia la deportación, la inicia el indocumentado por andar manejando borracho”, apunta Gálvez. “Y aunque muchas personas sigan pensando que se trata de una falta leve, en Estados Unidos es un crimen que al final se convierte en deportable. Todo el mundo debería tener claro esto”, añade.


“Supremamente serio”

“Los inmigrantes deben saber que manejar borracho o bajo la influencia de alguna droga es un crimen supremamente serio en Estados Unidos, no solo para los inmigrantes”, dice Rebeca Sánchez-Roig, una abogada que ejerce en Miami, Florida, y que durante 15 años sirvió como Fiscal de Inmigración.

“Cuando era fiscal me tocó un caso donde un inmigrante tenía acumulados siete y ocho arrestos por este delito, incluso el día en que había nacido su hijo. El gobierno piensa que, si una persona no puede estar esa noche con su esposa y su hijo, es un caso grave donde además pone en peligro la vida de terceras personas”, explica.

Sanchez-Roig comenta que el DUI se convirtió en una de las principales causas de deportación en 2010, a raíz del caso Martinelly Montaño, un indocumentado boliviano que iba conduciendo borracho y chocó un vehículo en el que viajaban tres religiosas rumbo a la misa del día domingo en Prince William, Virginia. Una de ellas, Denise Mossier, perdió la vida y las otras dos resultaron gravemente heridas.

El caso Martinelly cobró notoriedad nacional porque no solo se encontraba ebrio al momento del accidente, sino que tenía otras infracciones por el mismo delito, además de una orden de deportación pendiente. “El DUI es una falta deportable, un crimen penal”, advierte Sánchez-Roig. Es una prioridad de deportación para el gobierno”.


La política migratoria de 'tolerancia cero' de Trump en 15 fotos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés