null: nullpx

Arresto de inmigrantes en la frontera con México disminuye por sexto mes consecutivo

Si bien los arrestos bajan en esta época del año, el comisionado interino de la Patrulla Fronteriza atribuye las cifra al éxito de la política de 'tolerancia cero' del gobierno de Donald Trump, una de sus promesas de campaña.
9 Dic 2019 – 03:13 PM EST
Comparte
Cargando Video...

El arresto de inmigrantes en la frontera con México registró una nueva baja en el mes de noviembre (segundo mes del año fiscal 2020), siendo la sexta disminución consecutiva en los últimos seis meses, revelan cifras proporcionadas por la Oficina de Aduanas y Control, Fronterizo (CBP).

La reducción en el numero de detenidos obedece a la implementación de severas medidas de control, en el marco de la política de tolerancia cero del gobierno de Donald Trump.

Entre ellas, destacan la implementación a finales de enero del Programa de Protección del Migrante (MPP), habilitación de nuevos centros de encarcelamiento para solicitantes de asilo, aceleración de juicios y celebración de audiencias secretas en tribunales de inmigración temporales habilitados en la frontera.

Los reportes de la CBP muestran que las aprehensiones de inmigrantes que cruzan la frontera sudoeste “se han desplomado en un 75% desde mayo, lo que representa una de las caídas más dramáticas en la historia reciente y una señal de que los cambios en las políticas del gobierno de y México, y las ejecutadas por el de México, están reduciendo la migración a Estados Unidos”, reportó este lunes el periódico The Wall Street Journal.

México se rindió a las presiones de Washington después que Trump amenazara a su holómologo, Andrés Manuel López Obrador, a que frene las caravanas de inmigrantes que cruzan su país en dirección a Estados Unidos a cambio de no imponer fuertes aranceles a productos mexicanos.

Cifras recientes

Según datos de CBP entregados este lunes, en noviembre fueron arrestadas 33,510 personas en la frontera, todas ellas inmigrantes indocumentados. En mayo la cifra de detenidos alcanzó los 132,000, el mayor número en los últimos 13 años.

La mayoría de los detenidos durante el año pasado (año fiscal 2019) correspondió a inmigrantes centroamericanos quienes huyen de sus países a causa de la pobreza y violencia, y vienen a Estados unidos en busca de asilo.

Si bien el asilo se trata de un recurso legal disponible, el gobierno de Trump argumenta que los migrantes que vienen en su busca son ilegales y que no tienen una causa válida para solicitarlo, una postura que defensores de los inmigrantes critican porque el gobierno no está permitiendo que la decisión la tomen las cortes de inmigración, como lo dispone la ley.

La mayoría de los detenidos en el año fiscal 2019 se trató de Menores No Acompañados (UAC) y Unidades Familiares. Casi todos se entregaron a las autoridades federales y pidieron asilo, otro argumento señalado por los defensores de los inmigrantes y que desvirtúa la política migratoria de Trump, porque no vienen con la intención de violar la ley.

“Vienen sin documentos, pero a pedir asilo, un recurso legal disponible”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Ellos están ejerciendo su derecho de pedir la protección del gobierno de Estados Unidos. En eso no hay una violación de la ley”.

“No se trata de ilegales”, advierte Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “Es un término que el gobierno utiliza equivocadamente para crear pánico en la comunidad conservadora. Les indica que los inmigrantes vienen a invadir, cuando lo cierto es que ellos no están violando la entrada a Estados Unidos, sino que entran, se entregar y de inmediato pide asilo. En eso no hay ilegalidad alguna”, agrega.

Meses bajos

Otro motivo que se atribuye a la baja en el número de detenciones en la frontera es la época del año. Durante los meses de octubre a diciembre viajan menos indocumentados que en primavera, debido a las bajas temperaturas del invierno, o el calor excesivo en los meses de verano (junio-septiembre).

Aún así, la disminución de mayo a noviembre es la más grande en números absolutos y la segunda más grande en porcentaje de cualquier período de seis meses de este siglo, reporta The Wall Street Journal.

Sin embargo, para Mark Morgan, Comisionado Interno del CBP, la sexta baja consecutiva “es un resultado directo debido a las estrategias de este presidente para abordar la inundación histórica de centroamericanos, familias, que cruzan ilegalmente la frontera".

Morgan dio declaraciones esta mañana en una rueda de prensa, algo que en los últimos tres meses se ha vuelto costumbre para resaltar la cifra y mostrar los aciertos del gobierno de Trump en esta materia.

"Las iniciativas han funcionado y siguen funcionando", remarcó.

El MPP

El MPP fue implementado el 20 de enero y regresa a México a solicitantes de asilo en la frontera para que aguarden en ese país sus procedimientos judiciales en las cortes de inmigración.

A la fecha unos 55,000 inmigrantes han sido regresados, incluso algunos sin haber pasado las entrevistas de asilo, tal y como o estipula el debido proceso migratorio.

Los migrantes que no son regresados a México, tal en caso de menores o unidades familiares, permanecen detenidos en centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), y están siendo procesados en tribunales temporales que funcionan en carpas en el Estado de Texas.

La semana pasada la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ) dijo a Univision Noticias que estaba “profundamente preocupada por la falta de transparencia con respecto al MPP, tanto para el público, los atrapados en el proceso y los jueces involucrados”.

"No se nos consultó antes de comenzar el programa, ni como se ha desarrollado", dijo la jueza Dana Marks, presidenta honoraria de la entidad.

La Asociación también advirtió que el debido proceso migratorio se encuentra en riesgo debido a la falta de transparencia del MPP.

“Varios problemas prácticos han sido planteados por este proceso”, indicó. “La implementación ha tenido serios impedimentos para que los migrantes accedan a servicios de asesoramiento y pro-bono (beneficios garantizados por ley) y la falta de capacidad del público para observar estos procedimientos”.

Marks también dijo que la NAIJ no tiene acceso a estadísticas sobre cuántas personas han sido procesadas y tampoco al número de jueces asignados por el gobierno de Trump al cuestionado programa.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés