null: nullpx

Médico mexicano dice que espió en Estados Unidos luego de que impidieran a su familia salir de Rusia

La denuncia penal en la que se le acusa de ser un agente de la inteligencia rusa revela detalles de cómo fue reclutado el científico.
20 Feb 2020 – 05:14 PM EST

El médico mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes le dijo autoridades de Estados Unidos que aceptó espiar a favor de Rusia luego de que el agente de inteligencia de ese país que lo reclutó, le dio a entender que le ayudaría a sacar a su familia retenida en Moscú, según lo revela la denuncia criminal contra el médico.

“Nos podemos ayudar mutuamente’’, le dijo el agente ruso a Cabrera, según éste, tras explicarle los detalles de una misión que debía realizar en Miami, agrega el documento firmado por el agente del FBI Ryan Matthews.

De acuerdo con el documento, el Servicio de Inteligencia Ruso (RIS) reclutó a Cabrera para investigar a un colaborador confidencial del gobierno de Estados Unidos que había entregado información sobre RIS que afectaba la seguridad nacional. La fuente confidencial residía en ese momento en Miami.

Por instrucciones del oficial ruso, Cabrera debía tomar en arriendo una propiedad en el mismo complejo de edificios donde vivía la fuente confidencial.

Los hechos según se narran en la denuncia

Basándose en el testimonio de Cabrera e investigaciones posteriores los hechos, según la denuncia, ocurrieron así:
Cabrera tiene dos esposas, una en México y otra de origen ruso con quien vivía en Alemania. Esta última viajó a Rusia con sus dos hijas en marzo de 2019 para un asunto relacionado con sus documentos de ciudadanía. Al termina la gestión, la mujer intentó regresar a Alemania, pero funcionarios de inmigración no le permitieron salir a ella ni a sus hijas.

Cuando Cabrera viajó a Rusia en mayo para visitar a su familia, fue contactado por el oficial con quien había interactuado en reuniones profesionales públicas con múltiples asistentes. Esta vez, sin embargo, fue la primera ocasión en la que el mexicano se reunió a solas con él. En ese encuentro, explicó Cabrera, el oficial le dijo que su familia no debería viajar a Europa ni pedir visado en Estados Unidos. En ese punto concluyó que el hombre era un funcionario de inteligencia.

Uno o dos meses después Cabrera se enteró de que el oficial ruso sabía que él había estado buscando propiedades en el área de Miami. Para demostrárselo el oficial le mostró una cuenta de Gmail con comunicaciones del médico mexicano con una o un agente de bienes raíces alrededor de 2015.

Fue en esa conversación en la que el funcionario ruso le recordó a Cabrera que su familia no estaba autorizada para salir del país pero que entre ambos podrían ayudarse.


En una reunión en septiembre el ruso le explicó lo que quería: que rentara a nombre de otra persona un apartamento en Miami en
el mismo edificio de la fuente estadounidense. Cabrera utilizó a un amigo que alquiló el apartamento para lo cual le transfirió $20,000. Así se lo informó al ruso quien en febrero de este año le pidió que buscara el automóvil de la fuente estadounidense en el estacionamiento del edificio y tomara nota de su localización. Quedaron de reunirse en mayo.

El funcionario ruso le advirtió a Cabrera que no tomara fotografía del vehículo.

El médico viajó con su esposa mexicana a Miami desde México el 13 de febrero de este año y alquiló un vehículo Chrysler 300. Al día siguiente se dirigió al condominio donde vivía la fuente confidencial norteamericana.

El automóvil llamó la atención porque ingresó al conjunto cerrado pasándose al frente de otro. En compañía de su esposa, Cabrera ingresó al tercer piso del estacionamiento. Un guardia de seguridad se le acercó para cuestionarlo por su acceso no autorizado y mientras ambos hablaban, la mujer se bajó del vehículo y tomó la fotografía de la placa del automóvil de la fuente confidencial desobedeciendo la orden del funcionario ruso.

Toda la acción quedó captada en el circuito cerrado de seguridad del edificio. A la pregunta de cuál era el motivo de su visita, Cabrera respondió que tenía cita con un amigo que vivía en el edificio, pero suministró un nombre que el guardia no reconoció en la lista de residentes.

Al llegar al aeropuerto de Miami dos días después para regresar a México, agentes de federales revisaron las pertenencias de la pareja y en el celular de ella encontraron una foto en primer plano de la placa del automóvil de la fuente confidencial. Cabrera decidió entonces confesar que seguía órdenes del funcionario ruso.

"Honrados" y "encantados" el uno con el otro, Trump y Putin tienen su primera reunión oficial (FOTOS)

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.