null: nullpx
Donald Trump

Trump lanza amenazas imprecisas de militarizar al país en un incendiario mensaje desde la Casa Blanca

En lo que algunos esperaban que fuera una convocatoria a la unidad y la calma tras una semana de manifestaciones por la muerte de George Floyd, Trump ofreció un mensaje repitiendo el mantra de "ley y orden", aunque sin hacer algún anuncio concreto sobre cómo logrará pacificar al país.
3 Jun 2020 – 09:25 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente Donald Trump ofreció la tarde de este lunes un breve mensaje desde la Casa Blanca en el que vertió todavía más combustible a la tensa situación que vive el país hace una semana a raíz de la muerte de George Floyd a manos de un policía de Minneapolis que lo sometió colocando su rodilla en su cuello y que ha generado días de masivas manifestaciones en todo el país , muchas de las cuales han terminado en saqueos y quema de edificios.

Lo que algunos esperaban que fuera un mensaje conciliador a la nación, fue un discurso de unos ocho minutos en los que el mandatario condensó las ideas que ya había expresado durante la semana en sus mensajes vía Twitter y algunas breves declaraciones, en los que ha culpado a lo que llama la "izquierda radical" y los 'Antifa' de los desmanes que se han producido en varias ciudades.

"Estamos poniendo fin a los disturbios y la anarquía que se ha extendido por todo nuestro país", dijo Trump mientras un grupo nutrido de manifestantes era repelido con gases lacrimógenos a pocos metros del Jardín de las Rosas. "Lo terminaremos ahora", aseveró.

A lo largo de su mensaje, el presidente no dijo qué medidas concretas tomaría para reducir las expresiones de violencia urbana y se limitó a amenazar con sacar a los militares a las calles y repetir la idea de "ley y orden", que es uno de sus principales slogans de a campaña.

Cargando Video...
"Tienen que dominar o parecerán idiotas": Trump incita a gobernadores a usar la fuerza contra manifestantes


"He recomendado encarecidamente a cada gobernador que despliegue la Guardia Nacional en cantidades suficientes para que dominemos las calles. Los alcaldes y los gobernadores deben establecer una presencia abrumadora de las fuerzas del orden hasta que la violencia haya sido sofocada", dijo Trump obviando que la Guardia Nacional ya ha sido activada en 15 estados por los respectivos gobernadores.

"Si una ciudad o estado se niega a tomar las medidas necesarias para defender la vida y la propiedad de sus residentes, entonces desplegaré el ejército de Estados Unidos y resolveré rápidamente el problema por ellos", dijo en lo que parece ser una amenaza de desplegar efectivos miilitares, algo que va en contra de las leyes estadounidenses que prohiben que las fuerzas armadas intervengan en asuntos de control del orden público.

El mensaje, que parece haber sido una decisión de última hora de la Casa Blanca, a juzgar porque el anuncio a los medios se hizo con pocos minutos de anticipación, fue precedido por una inexplicable acciones del nutrido destacamento de policías civiles y militares y del Servicio Secreto que lanzó gases lacrimógenos contra los manifestantes que se concentraban por cuarto día consecutivo frente a la residencia presidencial.

Al final de su discurso, el presidente atravesó la Plaza Lafayette que está en la fachada norte de la residencia presidencial y que minutos antes estaba colmada de jóvenes que portaban carteles y entonaban cánticos con sus manos alzadas, para que los medios le tomaran fotos parado frente a la histórica iglesia de Saint Johns, que dos días atrás fue atacada por unos manifestantes que quisieron prenderle fuego.

La acción de desplazar a la fuerza a los que se manfisteban pacíficamente solo tenía por objetivo limpiar el área para que el presidente pudiera caminar por el parque rumbo a la iglesia para protagonizar uno de los espectáculos más extraños que se ha visto hacer a un presidente en la historia reciente del país.

Presión a los gobernadores

El discurso de Trump fue el cierre de una jornada en la que el presidente presionó a los gobernadores del país para que tengan "mano dura" contra las protestas que ocurren en todo el país. Además ridiculizó a varios líderes estatales llamándolos "débiles", según informaron varios medios que tuvieron acceso al audio de la llamada.

"La mayoría de ustedes son débiles", dijo Trump.


"Tienen que arrestar gente... tienen que ser mucho más duros", dijo el mandatario a los líderes estatales en la llamada en la que también participaron funcionarios de seguridad nacional.

"Hay que arrestar a las personas... hay que ponerlos en la cárcel durante 10 años y nunca volverán a ver estas cosas", dijo Trump, citado por la agencia AP. "Lo estamos haciendo en Washington DC, vamos a hacer algo que la gente no ha visto antes".

El medio especializado en política The Hill señala citando fuentes: "Esta llamada fue demencial... Simplemente despotricaron contra los gobernadores".


El fiscal general Bill Barr, que también estaba en la llamada, dijo a los gobernadores que se utilizaría una fuerza de trabajo conjunta contra el terrorismo para rastrear a los agitadores e instó a los funcionarios locales a "dominar" las calles y controlarlas.

Mal momento

Este mensaje del presidente llega luego de ya seis noches de protestas que se iniciaron como respuesta a la muerte de George Floyd, un hombre negro que murió cuando un oficial de policía blanco de Minneapolis se arrodilló en su cuello durante varios minutos.

El presidente instó a los gobernadores a desplegar la Guardia Nacional frente a las manifestaciones que se volvieron violentas en varias ciudades, con saqueos e incendios, incluidos destrozos en el Lafayette Park frente a la Casa Blanca.

El mensaje del presidente llega tras noches de violencia que terminaron por eclipsar la gran mayoría de las protestas, en gran parte pacíficas.

Frente a estos estallidos crecientes de violencia en decenas de ciudades de EEUU, Trump aún no ha dado un mensaje de unidad a la población en un intento de aliviar las tensiones, que es lo que históricamente han hecho los líderes estadounidenses.


Al contrario, Trump ha reiterado mensajes incendiarios en Twitter con amenazas de tiroteos y teorías conspirativas de que no son manifestaciones de gente que común sino que se trata de una operación en su contra.

Trump retuiteó un mensaje de un comentarista conservador que alienta a las autoridades a responder con mayor fuerza. "Esto no se detendrá hasta que los buenos estén dispuestos a usar una fuerza abrumadora contra los malos", escribió Buck Sexton en un mensaje amplificado por el presidente.

Trump y el fiscal Barr han tratado de señalar a una supuesta "izquierda radical" como la que promueve las protestas, sin ofrecer datos evidencias de tal cosa.

Trump también señala a ANTIFA, una etiqueta con la que se identifica a "antifascistas" que se describen como anticapitalistas y de extrema izquierda pero que no son una entidad en sí, como supuesto impulsor de las protestas, algo de lo que tampoco no ha ofrecido pruebas.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés