null: nullpx

Los tres multimillonarios que coquetean con la campaña de Hillary Clinton

En tan solo una semana tres grandes fortunas piden el voto por Hillary Clinton en un evento de campaña. El último: Warren Buffett, el tercer hombre más rico del mundo.
1 Ago 2016 – 03:09 PM EDT
Reacciona
Comparte

Hillary Clinton lideró este lunes dos eventos en una ciudad de unos 400,000 habitantes, en medio del Estados Unidos rural y despoblado, en Nebraska, donde los republicanos han ganado las elecciones por décadas y donde solo hay cinco votos electorales en juego. Parece un desierto para la estrategia política.

Pero no, hay algo más en Omaha, Nebraska. Hay dinero. Esta ciudad supera la media nacional en ingresos pero, sobre todo, es hogar de la segunda persona más rica del país: Warren Buffett. Un multimillonario con un largo historial a favor de los demócratas y que este lunes hace campaña por Hillary Clinton.

Es el tercer multimillonario que, en tan solo una semana, hace campaña por la candidata demócrata: primero fue la aparición estelar de Michael Bloomberg en la convención demócrata, luego el heterodoxo discurso del magnate deportivo Mark Cuban y ahora es el turno de Warren Buffett, con quien la demócrata presentó un mitin y una recogida de fondos para la campaña.

Buffett: quiero pagar más impuestos
Con 85 años, Buffett es el tercer hombre más rico del mundo según Forbes. Ha amasado su enorme fortuna gracias a inversiones estables y a largo plazo: Coca Cola, American Express, General Motors y Wells Fargo son solo alguno de los ejemplos. Comprar una sola acción de su firma de inversiones, Berkshire Hathaway, vale hoy unos 216,000 dólares.

“Buffett ha apoyado la gran mayoría de grandes candidatos demócratas desde la década de los 60 y está registrado como tal”, explicó a Univision Noticias el investigador Robert P. Miles, que conoce al magnate, escribe sobre sus inversiones y da conferencias sobre sus estrategias empresariales.

Warren se crió en un hogar “fuertemente conservador”, su padre fue representante republicano en el Congreso, pero el joven emprendedor se hizo progresista por los posicionamientos en derechos humanos y civiles de los demócratas. Según Miles, suma muchos años como amigo y donante de los Clinton, primero de Bill y ahora de Hillary, a quien apoyó públicamente el pasado diciembre.

Buffett defiende a Clinton porque quiere hacer pagar más impuestos a los ricos como él. “Este grupo —refiriéndose a las grandes fortunas— incrementó sus ingresos por siete desde 1992, pero su tasa de impuestos se redujo un tercio”, dijo el segundo hombre más rico de Estados Unidos cuando apoyó en diciembre a la candidata demócrata.

Bloomberg: “Tenemos que derrotar a un demagogo peligroso”
Michael Bloomberg, el sexto hombre más rico del país, fundamenta su fortuna en un gran conglomerado global de información financiera y asegura que su éxito empresarial le ayudó a gestionar la ciudad de Nueva York en los 12 años en los que fue alcalde.

“Necesitamos un líder que entienda de negocios. Yo construí un negocio y no lo empecé con un cheque de un millón de dólares proveniente de mi padre”, dijo Bloomberg sobre Trump en la convención demócrata el pasado miércoles, con un mensaje fuertemente dirigido a los electores independientes. Bloomberg se había planteado, según algunos medios, presentarse como candidato independiente en esta elección presidencial.

“¿Trump dice que quiere manejar el país como maneja sus negocios? ¡Qué Dios nos ayude! Soy de Nueva York, y sé reconocer un farsante cuando veo uno”, añadió este empresario que dirige el imperio Bloomberg.

Cuban: “El liderazgo no es chillar”
En este caso forma parte del club de los 200 estadounidenses más ricos. Mark Cuban ha sido empresario de propiedades digitales y de entretenimiento pero hoy en día es, sobre todo, propietario de los Dallas Maverick.

El pasado sábado 30 participó en un evento de Hillary Clinton y dijo que votará por ella. “El liderazgo no es gritar, chillar e intimidar”, exclamó en referencia a Trump. "¿Saben cómo le llamamos a una persona así en Pittsburg? ¡ Un inepto!”.

Aunque sus planes son menos radicales que los propuestos por Bernie Sanders, quien rivalizó con ella en las primarias, la candidata demócrata Hillary Clinton propone varias medidas para regular el ámbito empresarial: pretende crear un cargo extra para que los multimillonarios paguen más impuestos y reducir los vacíos que permiten a grandes corporaciones evitar gravámenes en Estados Unidos.

De hecho, la web donde presenta esas promesas fiscales, está encabezada por un video de Warren Buffet, donde se cuestiona la creciente brecha entre los más ricos y los más pobres en Estados Unidos.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés