null: nullpx
Deportaciones

La reactivación de casos de deportación amenaza con generar caos en las cortes de inmigración

La Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ) advierte que no basta con aumentar el número de casos atascados en los tribunales de justicia, sino que urge contratar nuevos jueces para garantizar el debido proceso migratorio.
22 May 2018 – 01:37 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El atasco de expedientes en los tribunales de justicia preocupa a la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (National Association of Immigration Judges -NAIJ-). Los magistrados temen que, si no hay suficiente personal para atender los juicios, se afectará el debido proceso.

El impacto tras añadir más de 350,000 casos a los 697,777 expedientes acumulados al 31 de marzo, “será enorme”, dijo a Univision Noticias la jueza Dana Leigh Marks, presidenta emérita y vocero de la NAIJ.

El aumento significativo de juicios fue reportado el lunes por Univision tras conocer un informe de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR), donde señala que al 31 de marzo de este año había 352,159 casos de deportación cerrados administrativamente.

El anuncio de Sessions

La semana pasada, el fiscal general, Jeff Sessions, anunció que la práctica del “cierre administrativo” que se hace desde 1980, carece de base legal, y prohibió a los jueces de inmigración hacerlo y que se volvieran a programar los casos cerrados.

Eso significa que las 352,159 cancelaciones contabilizadas por la EOIR al 31 de marzo se sumarán a los 697,777 casos acumulados a la misma fecha, dando como resultado 1.049,936, cifra histórica que alarma a los jueces.

“La decisión del fiscal general señala que no será automática la reapertura de los casos”, dice Marks. “Entonces, no vamos a saber, por un rato, el impacto que esta decisión causará en los proceso0s”, agregó.

Marks dijo además que “nuestra asociación ha estimado que un expediente ideal de aproximadamente 700 casos para cada juez (como ha planteado Sessions), es un número razonable”.

Debido proceso

Sin embargo, la vocera de la NAIJ plantea que, para garantizar la igualdad de oportunidades o acceso a la ley dentro del debido proceso, “usted puede calcular cuántos jueces serian suficientes para cumplir con los casos en un período justo para todos”.

De acuerdo con la recomendación de Marks y la cuota señalada por el fiscal Sessions, para descongestionar las cortes de inmigración harían falta casi 1,500 jueces, sin considerar los casos nuevos que se vayan sumando en el tiempo que se vacían los casos atascados.

A la preocupación de los jueces se suma la inquietud de abogados de inmigración, quienes advierten que el sistema judicial migratorio puede incluso colapsar si no se toman medidas para evitarlo.

Además de jueces

La logística de este proceso “abrumará a los tribunales, un sistema judicial que no está configurado, ni preparado para absorber de la noche a la mañana otros 352,936 casos”, dijo a Univision Noticias Rebeca Sánchez-Roig, una abogada de inmigración que ejerce en Miami, Florida y que durante más de 15 años fungió como fiscal de inmigración en el Departamento de Justicia (DOJ). “Ciertamente no podrán manejar más casos de los que ya tienen atascados”, precisó.

Sánchez-Roig dijo además que, no se trata sólo de contratar a nuevos jueces de inmigración. “También se necesitará contratar personal y localizar o construir edificios, salas de audiencia, oficinas, equipos de trabajo, software, aplicaciones de computadoras, etcétera, para cada empleado. Eso requiere tiempo y dinero, y no es tan fácil. Estos procesos se demoran en el gobierno y pueden tomar años”.

La abogada apuntó que la decisión de Sessions golpea un sistema judicial “atrasado y atascado”, y teme que al final se “crearán mayores problemas de los que el fiscal general está resolviendo”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés