Deportaciones

Inmigrante que perdió su billetera y fue engañado por ICE, habla tras ser deportado a Argentina: "Me mataron"

"Mi familia me fue a visitar un domingo, día de visita, por atrás de un vidrio. Por un teléfono me comuniqué con ellos, no me dejaron abrazar a mi hijo", contó llorando desde Mar de Plata al Noticiero Univision.
12 Oct 2018 – 1:25 PM EDT

El inmigrante Flavio Musmanno ya se encuentra en Argentina tras ser deportado por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) el 9 de octubre. Su arresto no fue a causa de haber cometido un crimen. Fue debido a que perdió su billetera, alguien la encontró, llegó a manos de la agencia federal, lo llamaron diciéndole que fuera a un lugar para entregársela y lo detuvieron bajo cargos de permanencia ilegal en Estados Unidos.

Los 18 años en Florida, su matrimonio con una mujer que es ciudadana desde hace seis años y su hijo estadounidense no fueron suficientes para detener el proceso de expulsión. “Tengo un hijo americano que hace dos años se quiso suicidar porque sufría de bullying, le contó Musmanno al periodista Pablo Monzalvo, corresponsal internacional del Noticiero Univision. “Me preocupa la seguridad de él ahora que no tiene a su padre al lado. Me preocupa la estabilidad de toda la familia que dependía mucho de mí”, agrega.


Musmanno es uno más de las miles de víctimas de la dura política migratoria estadounidense, agravada tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017 con la implementación de la política de ‘tolerancia cero’.

"Mi familia me fue a visitar un domingo, día de visita, por atrás de un vidrio. Por un teléfono me comuniqué con ellos, no me dejaron abrazar a mi hijo. Me mataron”, dice llorando.

Sueños perdidos

La deportación de Musmanno trunca los sueños de toda la familia. El inmigrante contó que durante el tiempo que permaneció detenido por ICE sintió que lo habían tratado como un delincuente: "como si yo hubiese hecho daño a alguien, lastimado a alguien y no hice nada”. Y añade: “Somos gente trabajadora y luchadora”.

Para el gobierno de Trump, desde el 25 de enero del año pasado tras la firma de la Acción Ejecutiva sobre las jurisdicciones santuario, la presencia indocumentada se convirtió por decreto en una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos, un acto que hasta ese día era una falta de carácter civil no criminal.

Musmanno dijo también que de acuerdo a sus asesores legales, podría pasar de dos a tres años en Argentina antes de intentar regresar legalmente a Estados Unidos con su familia, un tiempo que, asegura, amenaza con convertirse en toda una eternidad.

De acuerdo con los antecedentes del caso, todo indica que Musmanno ingresó a Estados Unidos bajo el Programa de Visa Waiver, que permite el ingreso de personas sin la necesidad de una visa hasta por un máximo de 90 días. Los extranjeros entran como viajeros en calidad de no inmigrante con un pasaporte válido. Vencido el plazo deben marcharse.


Eliminados del programa

En 2001 Argentina y Uruguay participaban en el programa, pero fueron eliminados después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de ese año y por abusos cometidos a las reglas del sistema, debido a que muchos viajeros se quedaron indocumentados en Estados Unidos más allá del tiempo permitido cuando entraron al país, tal como el caso de Musmanno.

Los beneficiarios, al presentarse en un puerto de entrada, renuncian al derecho de reconsideración en caso que el agente de inmigración no les permita el ingreso, a menos que se trate de un solicitante de asilo. El extranjero tampoco puede rebatir una expulsión.

Los inmigrantes que entran bajo el amparo “renuncian al derecho de ver a un juez de inmigración y los deportan inmediatamente”, explica José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.

Agrega que “eso no le impide que, estando en Estados Unidos, independientemente de haber violado su estatus, si se casa con un ciudadano sí puede ajustar su estado migratorio si tiene una visa de inmigrante inmediata. Ese requisito se cumplía en este caso en particular”, agregó.

“Pero preste atención”, advierte. “Si la persona no es arrestada y tiene acceso inmediato a una visa de inmigrante, puede ajustar su estado. Pero si lo arrestan, recuerde que Musmanno renunció a ver a un juez, entonces lo deportan inmediatamente. Eso dice la ley”.

Lamentablemente el arresto de Musmanno fue por una trampa hecha por la agencia federal, que le llamó para decirle que tenían su billetera, pero no le dijeron que se trataba de la dependencia que dirige la fuerza nacional de deportaciones del gobierno de Trump.

En la actualidad el único país latinoamericano que participa en el Programa de Visa Waiver es Chile.

EN FOTOS: Una deportación de ICE, paso a paso

Loading
Cargando galería
Publicidad