Asilo Político

EEUU niega más asilos mientras se consolida la política antiinmigratoria de Trump

La política de ‘tolerancia cero’ oficializada en junio por el ex fiscal general, Jeff Sessions, incide directamente en el aumento de casos de asilo rechazados. Los números del año fiscal 2018 así lo demuestran.
30 Nov 2018 – 4:16 PM EST

Solicitar asilo en EEUU parece estar complicándose, sobre todo con la implementación de la política de ‘tolerancia cero’ del gobierno de Donald Trump.

El año fiscal 2018, que venció el pasado 30 de septiembre, batió récords en cuanto al número de decisiones de los jueces de inmigración que otorgan o deniegan el asilo. “Los rechazos crecieron más rápido” que las aceptaciones de solicitudes de refugiados que huyen de sus países, indica un reporte del Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse, en Nueva York.


En el periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018, los jueces de inmigración rechazaron 42,224 peticiones de asilo.

Esto representa el 65% de todas las solicitudes y que 2018 se convirtió en el “sexto año consecutivo en que las tasas de negación han aumentado”.

“Hace seis años, la tasa de negación era solo del 42%”, advierte.


‘Tolerancia cero’

La política de ‘tolerancia cero’ oficializada en junio por el ex fiscal general, Jeff Sessions, incide directamente en el aumento de casos de asilo rechazados.

“Las tasas de negación aumentaron durante los primeros meses del gobierno de Trump y luego se estabilizaron. Pero volvieron a aumentar en junio, después de que el ex fiscal general restringiera los motivos por los cuales los jueces de inmigración podían otorgar asilo”, precisa el TRAC.

El gobierno de Trump excluyó en junio el asilo por violencia doméstica y de pandillas, dos motivos que habían sido avalados por tres fiscales anteriores a Sessions durante los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama.

En una carta publicada por un grupo de 15 exjueces de inmigración en respuesta a la decisión de Sessions, los magistrados rechazaron las limitaciones a la ley de Asilo y señalaron que, “como exjueces de inmigración con décadas de experiencia en el nivel de juicio y apelación, consideramos que la decisión del fiscal general es una afrenta al estado de derecho”.

“El impacto que va a tener esta estrategia puede ser tremendo”, previno en ese momento a Univision Noticias la jueza Dana Leigh Marks, portavoz de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ).


Casos viejos

La mayoría de los casos de asilo rechazados en el año fiscal 2018 corresponden a inmigrantes que habían llegado a Estados Unidos mucho antes que el presidente Trump asumiera el cargo, el 20 de enero de 2017.

Debido a los atascos en las cortes de inmigración, que al 24 de octubre tenían acumulados 786,303 expedientes, frente a los 655,850 contabilizados en el 2017, las primeras audiencias en algunos casos pueden demorar más de 3 años.

Abogados consultados por Univision Noticias advierten que cuando un caso de asilo demora demasiado tiempo en una corte de inmigración, “se corre el riesgo” que las condiciones en el país del solicitante hayan cambiado y los jueces rechazan las solicitudes. “También, como ocurrió en junio, cambie el reglamento”, dijo José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.

“Dado los atrasos, aproximadamente nueve de cada 10 fallos que contaron con representación de un abogado, corresponden a casos que habían comenzado hacía más de 12 meses. Sin embargo, más de la mitad de los casos para solicitantes no representados, las cortes dictaminaron en un año o menos tiempo”, indica el TRAC.


Depende del juez

La decisión de aprobar o rechazar un caso no depende únicamente de la fuerza de las pruebas o evidencias que entregan los inmigrantes cuando piden asilo. “El resultado continuó dependiendo del juez asignado para escuchar el caso”, precisa el informe.

La corte de inmigración ubicada en San Francisco, California, lidera a nivel nacional el tribunal con mayor porcentaje de rechazos. Dependiendo del juez, las tasas de negación oscilaron entre 97% y 10%.

El aumento en las tasas de negación de asilos “no es resultado que los solicitantes no asistieran a sus audiencias o no contaran con representación de un abogado”, indica el estudio. “Durante el año fiscal 2018, en el 98.6% de todas las decisiones de asilo o denegación de asilo, los inmigrantes estuvieron presentes en el tribunal”.

El dato contradice la política de ‘tolerancia cero’ de Trump, quien en reiteradas ocasiones ha dicho que no liberará a inmigrantes que piden asilo, porque luego no se presentan en los tribunales para cumplir con sus citas y se quedan indocumentados en el país.

Otro dato significativo del reporte revela que en el 2018 “se observó un aumento significativo en la proporción de casos decididos con representación”, y las tasas de representación (donde los inmigrantes cuentan con el respaldo de un abogado) aumentaron a 84.4%.


Hermetismo oficial

El TRAC señala además que “actualmente el gobierno no publica ni proporciona acceso público a datos que permitan un seguimiento completo del resultado final de todos los casos de asilo”.

¿La razón? Los investigadores concluyen que “esto obedece, en parte, porque hay varias agencias involucradas en el proceso de asilo, a menudo con sistemas de seguimiento separados. Por lo tanto, solo un retrato parcial está disponible de los datos de las Cortes de Inmigración”.

En cuanto a los menores no acompañados (UAC) que llegan a la frontera buscando asilo en Estados Unidos, la situación es particularmente “confusa”, indica.

La Ley TVPRA de prevención de tráfico humano aprobada por el Congreso en 2008, prohíbe la deportación inmediata o acelerada de menores de edad que sean de países fronterizos, y exige que sea un juez de inmigración quien decida sus futuros en Estados Unidos.

“Si bien el Tribunal de Inmigración generalmente tiene jurisdicción sobre sus casos, sus solicitudes reales de asilo generalmente se envían directamente a la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS)”, añade el informe. “Si los agentes de asilo de USCIS determinan que tienen derecho a asilo, el Tribunal de Inmigración utilizará la decisión de USCIS como base para cerrar el caso del niño”, de decir, otorgar el beneficio.

“Sin embargo”, previene, la decisión de permitirles permanecer en el país no se registrará como una concesión de asilo en los registros del tribunal. Esto se debe a que los registros judiciales solo rastrean por separado las decisiones de asilo tomadas por los jueces de inmigración”.

Los migrantes más afectados por los rechazos de asilo son originarios de El Salvador, Honduras, Guatemala y México, las cuatro principales nacionalidades que integran la caravana de migrantes que en estos momentos aguarda en Tijuana una oportunidad para pedir asilo en Estados Unidos.

Un informe de la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) al que tuvo acceso Univision Noticias, revela que durante el año fiscal 2018 las cortes de inmigración recibieron 159,590 asilos afirmativos y defensivos, frente a los 143,145 casos del 2017.

En fotos: Autoridades de EEUU lanzan gas lacrimógeno a migrantes en la frontera entre San Diego y Tijuana

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés