null: nullpx

"Yo quiero que la bebé disfrute de su papá": sigue la batalla entre una mujer en Miami y un padre en Cuba por la custodia de una recién nacida

El padre de una recién nacida denunció que, tras la muerte de su esposa en Estados Unidos, una prima quería quitarle la tutela de la pequeña. Primer Impacto habló con la mujer con la custodia en Miami y esta es su versión.
16 Mar 2018 – 06:21 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La muerte de Yarisleidi Cuba Rodríguez durante su cesárea no fue la única tragedia del pasado 2 de marzo. Valeria, su recién nacida, quedó desamparada en Miami y ahora, una prima de la madre en Estados Unidos y el esposo desde Cuba encaran una batalla de malentendidos por la tutela de la pequeña.

"Yo sigo en mi posición de que tengo la custodia temporal para que la niña no vaya a la calle. Ese es el papá que ella (Yarisleidi) eligió para su hija y yo no soy quién ni para juzgar ni para quitársela", dijo Nairobis Pacheco, de 25 años y prima de Rodríguez, en entrevista con Primer Impacto.


Las aclaratorias en este caso comenzaron luego de que el padre de la pequeña, Yoelvis Gattorno, asegurara que Nairobis Pacheco le estaba "prohibiendo" tener a su hija. Luego, el hospital –contó el hombre– le explicó en una comunicación que la madre en su ingreso nunca proveyó el nombre del padre y que quien tenía la custodia momentánea de la recién nacida por orden de un juez era la prima. Cuenta que en ese momento no supo más de Nairobis Pacheco, ni por mensajes ni por redes sociales.

"Yo tengo derecho de tener a esa bebé, la quiero, la amo y el deseo de esa bebé va a ser estar con su padre sea allá o aquí. Y mi deseo y anhelo es estar con esa bebé", aseguró Gattorno a Univision 23 en días anteriores. "Por nada me la voy a dejar quitar", dijo.

Valeria nació a la 1:36 de la tarde del 2 de marzo, con 34 semanas de gestación y no las 40 de un embarazo a término. Su madre ni siquiera pudo verla o darle el primer beso, pues se encontraba sedada cuando murió. De inmediato pasó a cuidados especiales, donde sigue hospitalizada y con buena evolución.

Pacheco asegura que la madre y la familia, todos, temían la muerte de Yarisleidi. Un día antes de la cesárea, el 1 de marzo, supieron que la embarazada tenía placenta ácreta, lo que significa que se encuentra muy adherida a la parte interna del útero y no se desprende con facilidad durante el alumbramiento. Por consiguiente, puede generar mucho sangramiento y complicaciones de gravedad que incluso pueden llevar a la muerte.

A pesar de eso, tuvieron esperanzas de que el destino sería otro. Pero a las 5:00 de la tarde les avisaron del fallecimiento de la madre, Yarisleidi Cuba Rodríguez. "Sabíamos que sería peligroso, pero no que sería una fatalidad", recuerda Pacheco.

Una cadena de malentendidos

Yarisleidi Rodríguez tenía cinco meses en Florida: había ganado la 'green card' en la lotería. Llegar a Estados Unidos era un sueño que compartía con su prima. Y cuando vino ya estaba embarazada de Valeria, aunque en Cuba dejó a su esposo, Yoelvis Gattorno. Así que para entonces, sobraban las buenas noticias.

La prima Nairobis Pacheco sabía de la relación, aunque poco, pues casi no hablaban de ella. No sabía, por ejemplo, que se habían casado pues dice que ella nunca se lo comentó. Por eso, en el acta de defunción, la definió como soltera y no hay rastro de la unión con Gattorno. De lo que sí estaba al tanto era de algunas discusiones de la pareja con la llegada de Rodríguez a Estados Unidos.

Sin embargo, cuenta Pacheco, a pesar de las diferencias entre su prima y Gattorno, ella decidió mantenerlo informado por mensajes y con llamadas del estado de la bebé prematura y su futuro legal en Estados Unidos.

Cargando Video...
Un cubano pide la custodia de su hija después de que su esposa murió durante el parto en Miami


En una de esas llamadas, le consultó por la custodia: "Le dije que desgraciadamente cuando mamá ya no está y papá no está porque no estás presente en el país, la niña pasa a ser parte del gobierno... cuando le den el alta pasará a una casa foster (de acogida)", le advirtió. "Le dije: 'Vamos a hacer algo, ¿tú quieres que yo tome la custodia temporal de la bebé hasta ver qué pasa? ¿Qué planes tienes?'. Él me dijo que iba a solicitar una visa humanitaria". También accedió entonces a que Pacheco cuidara temporalmente de la pequeña.

Pero la comunicación se rompió cuando el padre, dice ella, le exigió ponerle sus apellidos a la pequeña –en lugar de los de la madre– y ayudarlo a venir a Estados Unidos: "Legalmente no lo puedo hacer", le respondió ella. "Cuando tú llegues con tu visa humanitaria te dije que te voy a ayudar. Vamos a ir a todos los procesos", agregó.

Para Pacheco, el padre no entendió razones. Después de esa conversación no han vuelto a hablar y ella asegura que se ha enterado de los pasos de Gattorno por los medios de comunicación. "Yo creo que su conflicto se lo generó él mismo cuando yo le cerré la puerta para entrar a este país porque yo no tengo el poder legal para traerlo", dijo.

La abogada Jessica Domínguez explicó a Primer Impacto que, en general, "estos casos son respetados, pero no quiere decir que le van a dar la visa automáticamente". Advierte que de igual forma el padre deberá demostrar su paternidad o que estaba casado con la difunta, lo que es viable pues, en cámara, a mostrado el acta de matrimonio expedida en Cuba. De no poder venir a Estados Unidos, puede designar a alguien que lo represente.

La prima insiste en que quiere que la bebé "disfrute de su papá". Asegura, al borde del llanto, que todos los malentendidos han afectado a sus tres hijos y que incluso ha evaluado renunciar a la custodia temporal de la pequeña y otorgársela a un familiar de él.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés