Tillerson asegura que EEUU considera restringir las exportaciones petroleras de Venezuela

El secretario de Estado explicó desde Buenos Aires que una de las cosas que toman en cuenta para tomar la decisión es el impacto que tendrá en la población del país.

El secretario de Estado Rex Tillerson dijo este domingo que Estados Unidos considera sanciones para limitar las exportaciones petroleras de Venezuela, pero que aún analiza el impacto que esa decisión podría tener en la población del país.

"La situación en Venezuela empeora", advirtió Tillerson en una rueda de prensa en Argentina en el marco de su gira latinoamericana que continuará por Perú, Colombia y Jamaica. "Uno de los aspectos a tomar en cuenta en caso de adoptar sanciones petroleras son los efectos que tendría sobre la población y si ese sería un paso que ayude a llegar al final, a acelerar el final".

Según el secretario de Estado, de no tomar acciones contra el país con las reservas petroleras más grandes del mundo le estarían pidiendo "al pueblo de Venezuela que siga sufriendo durante mucho más tiempo".

Tanto el presidente Nicolás Maduro como el segundo hombre del chavismo y miembro de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, reaccionaron al anuncio durante un mitin.


"Que sepa el imperialismo que en cualquier momento que haga falta nos podemos transformar en un poderosos ejército de libertadores (...) para defender esta tierra sagrada de Venezuela", dijo el mandatario venezolano. Cabello aseguró minutos antes en la misma tarima que "el pueblo va a responder con más fuerza revolucionaria" a las posibles sanciones.

Venezuela vive una crisis social y económica que se agudiza cada día. Según el Parlamento, de mayoría opositora, 2017 cerró para Venezuela con una inflación de 2,600% y el Fondo Monetario Internacional la proyecta en 13,000% para 2018. Eso hace que el sueldo de los venezolanos apenas alcance para comprar algunos alimentos y medicinas, si es que las consiguen en medio de la severa escasez de productos de primera necesidad que atraviesa el país.

Paralelamente, en 2017 las ventas de crudo de Venezuela a Estados Unidos se ubicaron en su menor nivel desde 1991, según reportes de la agencia Reuters. Esto debido a las sanciones financieras de Washington a funcionarios e instituciones del país sudamericano.


En el último año, el Departamento de Estado ha impuesto sanciones contra un grupo de funcionarios venezolanos, entre los que destacan la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena; el hermano del fallecido presidente Hugo Chávez, Adán Chávez; y contra el propio presidente Maduro, a quien calificaron de dictador por su empeño de imponer la Asamblea Nacional Constituyente y liquidar todos los poderes públicos a través de ella.

La Casa Blanca incluso ha insistido en los últimos meses en que sancionará a cualquiera que apoye las acciones de Maduro y sus funcionarios. Y el pasado 25 de agosto prohibió a los ciudadanos estadounidenses comprar nuevas emisiones de bonos del Estado venezolano y de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Además, limitó la negociación de bonos que se encuentran en manos del sector público venezolano y el pago de dividendos al gobierno de Maduro, entre algunas sanciones adicionales.