null: nullpx
México

Renuncia el líder del poderoso sindicato petrolero mexicano, Carlos Romero Deschamps, tras acusaciones de corrupción

La salida de Romero Deschamps se da luego de que autoridades abrieron investigaciones en su contra por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. Ocupaba el cargo sindicalista desde 1993 y aún le quedaban cinco años más para concluir el período para el cual fue reelecto en 2017.
16 Oct 2019 – 7:42 PM EDT

El líder del poderoso sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Romero Deschamps, renunció este miércoles para enfrentar las acusaciones de corrupción que pesan sobre su cabeza tras un cuarto de siglo al frente de la corporación gremial.

Deschamps, miembro del antaño gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), renunció durante una reunión con líderes de las 36 secciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) realizada en Ciudad de México.

En ese encuentro se apuntó como sustituto de Deschamps a Mario Limón, actual secretario del sindicato.

El líder sindicalista logró el 23 de julio la suspensión de manera indefinida de cualquier orden de aprehensión o presentación ante las autoridades que se gire en su contra por delitos que no contemplen la prisión preventiva.

Romero Deschamps, nacido en la norteña ciudad de Tampico en 1944, fue líder del poderoso Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde 1993 y desde hace semanas se divulgó que estaba siendo investigado por supuesto enriquecimiento y operaciones de procedencia ilícita.

El líder gremial, quien siempre ha despertado sospechas por su tren de vida desenfrenado, con mansiones, yates y coches de lujo, había sido reelegido el 11 de diciembre de 2017 por un período que debía durar hasta 2024.

En estos últimos días, varias investigaciones periodísticas han revelado la maquinaria de corrupción existente dentro de Pemex durante gobiernos anteriores, permitiendo un gran desvío de recursos que habría sido incluso utilizado para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia en diciembre pasado y la pérdida del escaño de Romero Deschamps en el Senado en 2018 y del fuero constitucional que le concedía, el poderoso líder sindical estaba en el punto de mira.

La Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público investiga a Romero Deschamps y a su familia por presunto enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Entre las operaciones sospechosas se encuentra un crédito por 500 millones de pesos (25.7 millones de dólares) obtenido por el sindicato en 2011 y que la organización justificó que se usó para construir casas para sus trabajadores.

El partido Movimiento Ciudadano (MC) y trabajadores de Pemex denunciaron este año a Deschamps ante la Fiscalía por robo de combustible, venta de plazas sindicales, desvío de recursos, enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y evasión y defraudación fiscal.

Cuando este martes por la mañana se filtró a la prensa la probable renuncia de Deschamps, el presidente de México dijo que veía positivamente que una persona que tiene "una denuncia de este tipo" se desvincule de su cargo para enfrentar el proceso judicial y "no involucrar" a la institución que representa.

“Si él toma la decisión (de salir del cargo) para atender estos asuntos, está en su derecho", remarcó el presidente.

Mira también:

Buscaban agua en su casa y salió petróleo: una familia mexicana dice que hicieron un pozo y salió el crudo (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad