null: nullpx
Selección México

Carlos Romero Deschamps, 25 años de escándalos y riqueza como líder sindical de Pemex

El hombre que ha estado al frente de la unión de trabajadores de Petróleos Mexicanos por más de 25 años no solo ha acumulado a lo largo de este tiempo ostentosos bienes materiales, sino también una lista de acusaciones por actos de corrupción que no han sido investigados por las autoridades mexicanas. Sin embargo, bajo la nueva administración gubernamental la justicia parece enfilarse contra el líder petrolero.
12 Feb 2019 – 03:24 PM EST

CIUDAD DE MÉXICO.- El poderoso líder del sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Romero Deschamps, acumula un cuarto de siglo al frente de la unión y viviendo rodeado de lujos y privilegios. Sin embargo, a este personaje también lo rodean una serie de acusaciones por corrupción y desvío de dinero que por primera vez están en la mira de la opinión pública, que espera que el dirigente sea llamado a rendir cuentas ante la justicia.

López Obrador llegó a la Presidencia el pasado 1 de diciembre y pocos días después dio inicio a su estrategia para combatir el 'huachicoleo' (nombre con el que se conoce en México al robo de combustible) una práctica que solo en 2018 dejó pérdidas de 66,300 millones de pesos (3,400 millones de dólares), y de la que ha responsabilizado a altos funcionarios de gobiernos anteriores y del propio sindicato petrolero.

La estrategia del actual gobierno ha provocado que la atención se centre en Romero Deschamps por el control que este hombre ha ejercido en la paraestatal a lo largo de más de dos décadas.

Luego de que en 2018 el líder petrolero de 75 años perdiera el lugar que tenía en el Senado —y con él, el fuero constitucional que éste le proveía— la justicia parece enfilarse en su contra.

De modesto chofer al líder sindical más poderoso de México

Al recordar su infancia, Romero Deschamps afirma que la palabra 'lujo' no existía en su vocabulario. Cuando él mismo ha hablado a la prensa sobre su pasado en su natal Tamaulipas, en el norte de México, emplea es “origen humilde”, pues fue mandadero, chofer, vendedor ambulante y hasta cargador. En la zona era conocido como ‘El Güero Guacamaya’ porque su rostro se enrojecía cuando caminaba bajo los rayos del sol, según ha detallado en diversas entrevistas a medios de comunicación.

Trabajó como chofer de Joaquín Hernández ‘La Quina’, el anterior líder sindical de Pemex. En ese trabajo estrechó sus lazos con el dirigente quien terminó por emplearlo en el sindicato que encabezaba desde 1961. Sin embargo, en 1989 'La Quina' fue detenido por órdenes de el entonces presidente, Carlos Salinas de Gortari, bajo acusaciones de asesinato y posesión de armas de fuego. Fue entonces cuando Romero Deschamps se convirtió en su sucesor.

Su relación de amistad con ‘La Quina’ terminó en una serie de acusaciones de traición. En 2013, durante una entrevista, Hernández dijo que Romero Deschamps “era muy servil. Ha sido el peor enemigo. Era mi chofer, nada más”.


Escándalos sumergidos en la impunidad

Durante sus años como el líder del sindicato más grande de México, Deschamps ha protagonizado diversos escándalos bajo acusaciones de corrupción, desvío de dinero y fraude. Uno de los casos mejor documentados fue el conocido como 'Pemexgate', que consistió en el desvío de fondos millonarios del sindicato a la campaña de Francisco Labastida, candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2000.

Pese a que el caso pudo ser demostrado por las autoridades mexicanas y ocasionó una multa histórica al PRI, Romero Deschamps obtuvo un amparo judicial que impidió que fuera llamado a rendir cuentas.


Romero Deschamps se ha reelegido en numerosas ocasiones al frente del sindicato, pero su supervivencia se debe también a motivos políticos, ya que en varios períodos ha gozado de fuero como diputado y senador por el PRI.

La periodista Ana Lilia Pérez, que ha investigado y documentado en varios libros la corrupción al interior de la paraestatal petrolera, detalla cómo durante muchos años ha existido una estrecha relación entre el sindicato y los presidentes en turno, y cómo éstos se han beneficiaron de los votos que el sindicato les garantizaba.

De acuerdo con información proporcionada a la agencia Efe por Pemex, su sindicato actualmente cuenta con 93,586 afiliados en activo y 52,000 jubilados. Se integra por 36 secciones por todo el país con sus jurisdicciones propias, y obtiene recursos mediante cuotas sindicales y contratos.

En 2013 la detención de otra poderosa líder de trabajadores, Elba Esther Gordillo, al frente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), parecía presagiar la próxima caída de Romero Deschamps. Sin embargo, el líder ha conseguido mantenerse al margen de la justicia y al frente del sindicato petrolero por más de un cuarto de siglo.


Una familia acostumbrada a los lujos

Aunque en la nómina de Pemex Romero Deschamps tiene un sueldo de 27,000 pesos mensuales (1,400 dólares), los excesos materiales que exhibe en público junto a su familia, han despertado sospechas sobre el origen de sus recursos.

En 2018 por ejemplo, el periódico Reforma reportó que el líder construía una casa en Acapulco, en la zona exclusiva de Las Brisas, con un costo estimado de 6.5 millones de dólares.

En 2013, la prensa documentó un espléndido regalo que le hizo a su hijo: un Enzo Ferrari de edición limitada con un valor de 2 millones de dólares. Un año antes su hija, Paulina Romero, había desatado una polémica por las imágenes que desde su cuenta de Facebook, exhibían una vida llena de lujos. En ellas se veía a la joven abordando aviones privados, degustando vinos, cenas exclusivas y viajes por diversas partes del mundo.


Romero Deschamps mismo se ha dejado ver en ocasiones portando relojes con incrustaciones de diamantes o disfrutando de yates de lujo, departamentos en zonas exclusivas de Miami y autos deportivos de marcas.

Desde agosto de 2013, el Sindicato de Trabajadores Petroleros ha promovido más de 47 demandas de amparo ante el INAI (Instituto Nacional de Acceso a la Información), para evitar que alguien sepa a cabalidad cómo se mueve el dinero en su interior, y eso a pesar de que en 2002 se expidió una ley que obliga a las instituciones que reciben recursos públicos federales a transparentar la información sobre el uso y destino de su presupuesto (la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública).

Denuncias de trabajadores marcan el fin de su imperio

Trabajadores petroleros entregaron esta semana ante la Fiscalía pruebas sobre el presunto enriquecimiento ilícito de Romero por 150 millones de dólares, aunque no se han tomado acciones legales.

La denuncia fue firmada por un grupo de 151 trabajadores de base y el Movimiento Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo en contra de Romero Deschamps y de 11 dirigentes seccionales, que “presuntamente” se “confabularon” para cometer ilícitos en contra del sindicato que lideran.

La denuncia que fue interpuesta en octubre de 2016 y ampliada el pasado 6 de febrero, señala que Romero Deschamps, su familia y amigos cercanos han construido “turbios” negocios y disfrutan de una vida “ostentosa” “a costa de los recursos sindicales”.

El semanario mexicano Proceso tuvo acceso a la carpeta de averiguación, donde se asegura que el dirigente es investigado por su probable participación en delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, extorsión y defraudación fiscal, entre otros. El documento también revela presuntos vínculos de los señalados con integrantes del cártel de Los Zetas, a quienes supuestamente se les otorgó información para que pudieran 'ordeñar' (robar) combustible de ductos en el estado de Veracruz.

Sin embargo, las autoridades informaron el pasado viernes que por un tiempo indefinido no podrán proceder con la detención del líder gremial, luego de que un juez federal le otorgara un amparo que suspende definitivamente cualquier orden de aprehensión en su contra.

Romero Deschamps ha tenido que pagar una garantía de 10,000 pesos (aproximadamente 500 dólares) para mantener la vigencia de esta protección que, por otra parte, no lo protege contra una orden de captura por el delito de delincuencia organizada.

Amparos y protecciones aparte, bajo el gobierno de López Obrador fundado en la promesa del combate a la corrupción, hoy la posibilidad de investigar al líder se mantiene abierta.

En fotos: interminables filas para comprar gasolina en México por desabastecimiento del combustible

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.