null: nullpx
México

"Recibimos el cuerpo y no lo pudimos ver": hospital de México extravió cadáveres y entregó las cenizas equivocadas, según familiares

Los denunciantes siguen tras la búsqueda del cuerpo de su padre, aunque dicen que las esperanzas de hallarlo son muy pocas. Ya hay acciones legales impuestas en contra del centro médico.
30 May 2020 – 12:50 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

La frustración de dos familias mexicanas se entrelaza con el dolor y la incertidumbre por la pérdida de sus allegados, quienes murieron el pasado 21 de mayo en las instalaciones del hospital general de la zona número 8 del Instituto del Seguro Social de la ciudad de México (IMSS), y cuyos cuerpos nunca pudieron llegar a ver.

La familia de Pedro Hernández Ávila de 61 años, indicó que fue internado el 17 de mayo debido a una afección pulmonar, momento en el que los médicos decidieron alejarlo de sus allegados por sospechar que podría tratarse de covid-19.

"Nos dijeron que a partir de ese momento nos darían todos los informes sobre su salud por teléfono, ya que lo más probable es que se tratara de covid-19", dijo su hermana Guadalupe Hernández a Univision Noticias.

Según ella, dos días más tarde los médicos informaron a la familia que no era coronavirus lo que tenía Pedro, sino una neumonía que había que tratar con medicamentos.

"El personal del hospital decía que él estaba evolucionando bien. Incluso, sus hijos realizaron una videollamada con él y lo vieron en buen estado de salud, aunque su voz se notaba cansada y ronca", señaló la hermana.

Pero la situación de Pedro se agravó con el paso de los días y el jueves 21 de mayo su familia recibió la noticia de su fallecimiento en una sala de cuidados intensivos, aunque esta no sería la única vez que les notificarían su deceso.

"Nos dijo una doctora que había muerto producto de un paro cardiorespiratorio y por complicaciones con unos tumores que tenía en el estómago, aunque sabíamos que estaban encapsulados", dijo la mujer, indicando que miembros del hospital les pidieron que buscaran una funeraria para recoger el cuerpo, una labor que les llevó más de un día.


Mientras tanto, trabajadores sociales del hospital impedían a los hijos de Pedro ver su cuerpo, argumentando que no descartaban que hubiera fallecido como consecuencia de la pandemia, algo que consta en el certificado de defunción, donde se indica que murió por insuficiencia respiratoria aguda, neumonía atípica y posible covid-19.

"La versión que la doctora le dio a mi sobrina no concuerda con lo que escribieron en el acta de defunción de mi hermano. Primero nos dijeron que falleció por un infarto y luego que por posible coronavirus. ¿A quién creer?", cuestionó Guadalupe.


Una de las enfermeras del IMSS enseñó a la familia de Pedro un documento firmado por él mismo, en el que autorizaba que lo intubaran en el caso extremo de necesitarlo, algo que llamó la atención inmediata de sus hijos.

"Mi padre siempre decía que él no permitiría nunca que lo intubaran bajo ningún motivo, eso lo teníamos todos muy claro", dijo su hijo Irving Hernández en conversación con Univision Noticias, señalando que al ver el documento pudieron verificar que la supuesta firma de su padre había sido suplantada.

"Mi padre no firmaba de esa manera. Es lógico que lo intubaron en contra de su voluntad", aclaró su hijo.

Un segundo aviso de la muerte de Pedro

Mientras la familia de Pedro Hernández organizaba los preparativos para sus funerales, una nueva llamada del hospital los alertó de que algo extraño estaba pasando.

"El viernes por la mañana le dijeron a mi sobrina que su padre había acabado de fallecer, cuando ya le habían dicho lo mismo el día anterior", mencionó Guadalupe, enfatizando que tras esa llamada ellos se empeñaron en ver su cuerpo, para comprobar que estuviera muerto tal y como lo indicaba el hospital.

Pero los problemas para la familia Hernández aumentaban con las horas, ya que ahora el cadáver de Pedro no aparecía por ninguna parte.

"Permitieron que mi hermana y yo entráramos a la morgue a buscar a papá, pero no lo hallamos allí", indicó Irving, que dijo que el hospital les suministró equipo de protección especial para poder identificar a su ser querido.

El joven indicó que la mayoría de los cuerpos eran de mujeres y que solo había un grupo pequeño de cadáveres masculinos, pero ninguno coincidía con el de su padre y ni siquiera había una etiqueta marcada con su nombre.

"Mi hermana entró tres veces a la morgue y yo fui una vez, pero no lo encontramos en ninguna de estas ocasiones. La persona del hospital que estaba con nosotros abriendo las bolsas con los cuerpos, nos insistió que uno de los cadáveres era el de nuestro padre, pero al abrirlo y verlo supimos que no era, aunque el empleado del hospital seguía insistiendo que sí era, ya que según él, el coronavirus desfiguraba a la gente", argumentó su hijo.


Irving indicó además que al no encontrar a su padre en la morgue, el personal del IMSS decidió llevarlo junto a su hermana a la sala de terapia intensiva, donde siguieron buscando a Pedro entre los pacientes.

"Nos dieron una esperanza vana por la negligencia del hospital. Es horrible estar en ese estado de incertidumbre", dijo él.

Las cenizas equivocadas

Mientras la confusión invadía a la familia Hernández, el mismo hospital entregaba a otra familia el supuesto cadáver de Fermín Victoria Rosas, un hombre de 54 años que había fallecido también el 21 de mayo por una insuficiencia respiratoria aguda como consecuencia del coronavirus, según indicó su certificado de defunción.

"Recibimos el cuerpo y no lo pudimos ver debido a los protocolos que existen por la pandemia, así que lo llevamos a una sala de cremación. Luego nos entregaron las cenizas para tenerlas en casa", dijo a Univision Noticias Evelyn Victoria Valdés, una de sus hijas, manifestando que su familia realizó todo un día después, el IMSS les avisó que el cuerpo de Fermín estaba en la morgue, así que las cenizas que les habían entregado no eran las de su padre y tenían que devolverlas.

"Es frustante que fuera de tener que enfrentar el dolor por la muerte de tu ser querido, también tengas que ser víctima de los errores del hospital. Eso es muy doloroso", dijo la mujer, indicando que fue al hospital a identificar el cadáver de su padre y que lo encontró en la morgue.

La familia de Fermín Victoria se llevó de nuevo su cuerpo, pero esta vez con la convicción plena de que se trataba del correcto. Según ellos, el hospital se hizo cargo de los nuevos costos de cremación.

"El día que me dieron el verdadero cuerpo de mi padre el IMSS expidió un segundo certificado de defunción, esta vez firmado por Samuel Reyes Peña, el subdirector médico del hospital y quien en primera instancia se negó a que yo reconociera el cadáver de mi padre. Lo único que hicieron fue copiar la misma información y cambiar la fecha en ese papel", argumentó su hija.


La familia de Pedro sigue en su búsqueda

Pero la pesadilla para los Hernández no finalizaba, ya que ahora el IMSS intentaba darles esas cenizas, diciéndoles que eran las de Pedro, ya que por error había sido cremado por otra familia.

"No hemos querido aún recibir esas cenizas porque no tenemos la certeza de que pertenezcan a nuestro padre. Esta es una situación muy confusa que nos ha marcado mucho como familia", dijo Irving Hernández, argumentando que el día de la muerte de su padre también murieron otros 5 hombres en la misma sala de cuidados intensivos y que uno de ellos fue enterrado, por lo que ahora han pedido a la fiscalía que se inicie un proceso de exhumación de ese cadáver para verificar si posiblemente se trata de su padre.

"Estamos a la deriva sin saber qué hacer. Es una decisión difícil, porque así nos llevemnos esas cenizas, siempre vamos a tener la duda del verdadero paradero de los restos de Pedro. Creo que nos tocará vivir para siempre con esa duda", dijo su hermana Guadalupe Hernández.

Acciones legales

Hasta ahora, tanto la familia de Pedro Hernández Ávila, como la de Fermín Victoria Rosas, han interpuesto demandas en contra del IMSS por el mal manejo que le dieron a sus cuerpos, así como por falsificación de documentos, esperando que las autoridades judiciales tomen cartas en el asunto.

Según Irving, el hijo de Pedro, ya la fiscalía citó a comparecer a tres de los médicos encargados de ese hospital y quienes según él, son los responsables de lo sucedido, pero hasta el momento ninguno se ha presentado.

"Estamos exigiendo que el personal del hospital 8 del IMSS no siga tratando a los muertos como objetos, que se responsabilicen por sus acciones y que aprendan a través de esta acción legal a que todos los pacientes merecen respeto y los muertos merecen dignidad", indicaron los familiares de Hernández.

Univision Noticias ha intentado comunicarse con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero hasta el momento no hemos obtenido respuesta alguna.


Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, Hugo López-Gatell, manifestó que el IMSS está trabajando arduamente para investigar lo sucedido.

"Si los hechos son como los relatan, estoy seguro que las familias estarán sufriendo una importante tribulación, un estado de desconcierto y de tristeza. Mi solidaridad con ellas y ojalá que esto se pueda resolver de manera pronta", dijo Gatell, pero sus palabras no son suficientes para la familia de Pedro, los que dicen estar cansados de las impunidades que se presentan en el país.

" Estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias hasta que sepamos el paradero verdadero del cuerpo de Pedro, de nuestro Pedro", finalizaron.

Así son las filas para cruzar la frontera entre México y EEUU en medio del cierre indefinido (fotos)

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MéxicoCoronavirus

Más contenido de tu interés