Muere un cineasta guatemalteco aplastado por un 'árbol de la vida' derrumbado por manifestantes en Nicaragua

Estas estructuras con las que la primera dama ha adornado Managua se han convertido en un objetivo de quienes protestan contra Daniel Ortega. Ya han derribado más de una decena de ellas en el último mes.

El cineasta guatemalteco Eduardo Spiegler murió la noche del miércoles aplastado por un 'árbol de la vida' que fue derribado por los manifestantes durante una protesta en Nicaragua, según confirmó el diario local La Prensa.

En los videos que han sido difundidos en las redes sociales se ve cuando la enorme estructura cae sobre el videógrafo mientras corría en la calle. Justo después, la multitud subió sobre el árbol caído y comenzó a brincar sobre él. Según el diario Prensa Libre, un grupo de personas advirtió de que alguien había quedado atrapado bajo el metal caído, todos se bajaron e intentaron levantar el armazón para sacar a la víctima.


Spiegler vivía en Nicaragua desde hace algunos años, cuentan los medios locales. Fue actor, director y editor de largometrajes en ese país.

Desde que iniciaron las manifestaciones en Nicaragua el pasado 18 de abril, unas 19 estructuras –de más de 100 que hay en la ciudad– han sido tumbadas como una forma de protesta contra el gobierno de Daniel Ortega. Para ellos, derrumbar estos árboles simboliza el fin de un símbolo del gobierno sandinista contra el que se rebelan. Por eso los ataques generan un momento de extrema emoción entre los opositores.

El 19 de julio de 2013, durante el segundo mandato de Ortega, fue la primera vez que Nicaragua vio esas enormes y coloridas estructuras metálicas erigirse en distintos puntos de Managua. Eran ocho y flanqueaban la tarima central en la que el presidente Daniel Ortega celebraba el 34 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista junto a invitados especiales, entre ellos un peso pesado del chavismo, Diosdado Cabello. La decoración del acto era obra de Murillo.

Ese día encantaron a los asistentes del evento en la Plaza La Fe. Las estructuras, inspiradas en 'El Árbol de la Vida' del pintor Gustav Klimt, fueron bautizadas así por la primera dama y ahora vicepresidenta, Rosario Murillo. Algunas fuentes indican que las distintas ubicaciones responden a secretos esotéricos y creencias filosóficas asiáticas de Murillo o que siguen los principios del Feng Shui.

Si bien las protestas comenzaron en rechazo a un paquete de reformas impositivas en el sistema de la seguridad social en un intento de sanear sus golpeadas finanzas, miles de manifestantes de todo el país han aprovechado para mostrar su descontento con un gobierno de tintes autoritarios que lleva más de 10 años al frente del país y que en los últimos días ha sacado a la policía a reprimirlos.