null: nullpx

Exsecretario del PRI es socio de dos empresas usadas para desviar fondos públicos a campañas políticas, revela investigación

Alejandro Gutiérrez es el único alto dirigente del PRI arrestado por el supuesto desvío de fondos de la gobernación de Chihuahua a las campañas del partido en 2016.
16 Ene 2018 – 08:55 PM EST
Comparte
Alejandro Gutiérrez (izq) y el exlider del PRI Mario Fabio Beltrones (der) Crédito: Alejandro Gutiérrez Facebook

CIUDAD DE MÉXICO.- El político mexicano Alejandro Gutiérrez, arrestado por presuntamente haber desviado fondos públicos a su partido, el oficialista Revolucionario Institucional (PRI), es socio y propietario de empresas que se usaron para desviar dinero público de la gobernación de Chihuahua, según reveló una investigación periodística.

El portal Animal Político publicó una investigación la cual refiere que Gutiérrez es dueño de la compañía Jet Combustibles. A través de esta empresa, y de la firma Promotora de Señalamiento Integral —propiedad de su hijo, Alejandro Gutiérrez Gómez—, Gutiérrez habría desviado 1.7 millones de pesos (91,000 dólares) de la gobernación de Chihuahua que fueron a dar a campañas políticas del PRI en 2016. Estas empresas, a su vez, tienen sociedad comercial con otras en las cuales participan más familiares del político.

Gutiérrez, exsecretario del PRI, es el primer directivo del partido detenido en el marco de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía de Chihuahua sobre el supuesto desvío de millones de dólares del erario público hacia las campañas políticas de la tolda.

Hasta ahora no se ha dado a conocer la cifra total del desfalco en el estado, ni tampoco se sabe si están involucradas más empresas de Alejandro Gutiérrez. Sin embargo, la Fiscalía de Chihuahua no ha descartado arrestar a otras figuras importantes, como Manlio Fabio Beltrones, quien dirigió el partido cuando sucedieron los supuestos actos de malversación de fondos.

Ante la amenaza de ser detenido, Beltrones promovió y le fue concedido un amparo para seguir en libertad.

La investigación podría incluso llegar a otros estados y tocar directamente al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Según el periódico The New York Times el esquema de desvío de fondos se dio en varias entidades y con dinero del gobierno federal.

“Los principales funcionarios del PRI estaban preocupados por perder las elecciones estatales en junio de 2016. Los exfuncionarios estatales dicen que el patrón de malversación de fondos para financiar las elecciones se produjo en varios estados donde el PRI temía perder el control”, informó el diario neoyorquino.

El esquema de malversación

Según los registros obtenidos por The New York Times, al menos 14 millones de dólares del gobierno federal fueron transferidos en enero de 2016 a Chihuahua con el propósito de ser utilizados en el sector educativo.

El estado de Chihuahua, que era gobernador por el hoy prófugo César Duarte -que también pertenecía al PRI-, desvió el dinero a cuatro compañías fantasma y algunas otras compañías que dependían de estas. Luego el dinero fue a dar a las campañas políticas del partido.

Antes de ser arrestado por esta y otras acusaciones, el exgobernador César Duarte huyó y actualmente es buscado por la Interpol en 190 países.

Algunos de los declarantes del caso aseguraron que el gobierno de Enrique Peña Nieto estaba al tanto que el dinero sería desviado a las campañas.

La lucha contra la corrupción

Cuando llegó al poder en 2016, el actual gobernador de Chihuahua, Javier Corral, inició una cruzada contra la corrupción en el estado, la cual destapó diversos hechos de corrupción por parte de sus predecesor César Duarte e incluso destapó la malversación de fondos relacionada al PRI.

Según sus palabras, la investigación en contra del PRI ha provocado represalias del gobierno de Peña Nieto -quien pertenece a ese partido-, pues no fueron depositados 700 millones de pesos (36.6 millones de dólares) destinados a Chihuahua en el mes de diciembre.

Este martes, el gobernador Corral anunció que hará una marcha contra la corrupción que partirá de Chihuahua el próximo 20 de enero y tendrá como meta el Palacio Nacional, en Ciudad de México.

“Se trata de revolución de las conciencias contra la corrupción política que es el azote del país, una revolución que entusiasme, que conmueva, que conmine, que invite, no solo a los chihuahuenses sino a todos los mexicanos, a dar la batalla contra la impunidad pero en serio, hasta donde tope, hasta las últimas consecuencias”, dijo Corral.

Loading
Cargando galería
Cargando Video...
El gobernador de Chihuahua denuncia represalias del gobierno de México y Peña Nieto responde
Comparte

Más contenido de tu interés