El Ejército de Nicaragua dice que “garantizará el funcionamiento” del país, en medio de denuncias de militarización de la crisis

Medios oficiales informan de saqueos en varias partes de Managua, aunque algunos vecinos aseguran que son organizados por grupos sandinistas para justificar la represión y se han organizado para defender los comercios locales. En varias partes del país han sido desplegados soldados para “resguardar edificios públicos” según la información oficial.
22 Abr 2018 – 12:49 PM EDT

La crisis desatada en Nicaragua desde la semana pasada se complica con denuncias de “militarización” que hacen algunos manifestantes y el rechazo del empresariado nicaragüense a acudir al diálogo que ellos mismos habían planteado al gobierno del presidente Daniel Ortega pero que luego condicionaron al cese de la represión contra la ciudadanía que protesta.

Tras una noche en la que se sintieron cacerolazos y hubo varios focos de manifestantes en las calles de diferentes ciudades, la mañana del domingo nuevamente se veían grupos de personas llamando a mantener las movilizaciones contra la decisión del gobierno de introducir modificaciones en la Seguridad Social que, según sus críticos, implica mayores cotizaciones y menor cobertura.

Uno de los puntos más tensos la mañana del domingo era la Universidad Politécnica de Nicaragua, en Managua, en cuyas instalaciones un grupo de jóvenes se mantiene atrincherado y rodeado por fuerzas antimotines.

Aunque se produjeron conatos de enfrentamiento entre miembros de fuerzas de choque asociadas al sandinismo, la situación se calmó, aunque la UPOLI es uno de los centros donde los manifestantes están convocando a nuevas movilizaciones este domingo.


En un comunicado difundido la noche del sábado el Ejército aseguró que “en el marco de las misiones establecidas en la Constitución y las leyes estamos brindando protección y seguridad a las entidades y objetivos estratégicos vitales para el funcionamiento del país”.

En los últimos días, muchas personas han denunciado la “militarización” del control de las protestas, asegurando que los soldados han sido enviados a reforzar a las fuerzas de policía que se han visto desbordadas.

Managua ha amanecido en estado de tensión y la población ha salido a apertrecharse de comidas y combustible. Mientras tanto las calles lucen desoladas, algo que aumenta la expectativa por lo que pueda suceder en las próximas horas.

El nerviosismo colectivo se debe en parte a los reportes en medios oficiales sobre supuestos saqueos en algunas zonas de Managua. Algunas versiones señalan que los responsables de las acciones contra supermercados y comercios son grupos del sandinismo enviado para crear confusión y justificar la acción represiva de la policía, mientras del otro lado se culpa a “vándalos” manipulados políticamente por grupos antigubernamentales.

Para tratar de evitar esos asaltos, en algunas partes, los vecinos han organizado piquetes para defender los megocios de sus zonas, lo que aumenta la posibilidad de choques entre los bandos opuestos.



Dispar cifra de muertos

Mientras tanto, existe una gran disparidad en la cifra de muertes ocasionadas por la violencia, que oficialmente es de 10 personas (más el periodista Angel Gahona, cuya muerte quedó registrada en vivo cuando hacía una transmisión en Facebook Live), pero que grupos de derechos humanos hablan de hasta 24 fallecidos hasta la noche del sábado.

Según el recuento oficial, esta ola de protestas y la correspondiente represión de policía y grupos civiles armados ha dejado ya once muertos. Sin embargo, según la Iniciativa Nicaragüense de Defensores de Derechos Humanos y el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), los fallecidos a primera hora de la tarde eran 24. Las organizaciones independientes publicaron una lista con los nombres de las víctimas que, dijeron, remitirán a organismos internacionales de derechos humanos.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos dijo a Univision Noticias que sus investigadores habían podido comprobar directamente el fallecimiento de 24 personas, aunque se abstuvieron de compartir la lista con nombres a la espera de poder contactarse con todos los familiares de las víctimas.

“El gobierno no tiene contacto con los organismos de derechos humanos”, dijo a Univision Noticias la presidenta del CENIDH, Vilma Núñez de Escorcia para explicar a disparidad entre sus cifras y las oficiales, que equivalen a menos de la mitad.

Univision Noticias se comunicó con la oficina de la vicepresidencia para tratar de conocer si había variado el conteo oficial o tener una explicación sobre disparidad entre las cifras ofrecidas, perono había recibido respuesta.


Ortega no logra tranquilizar

La aparición del presidente nicaragüense Daniel Ortega la tarde del sábado por primera vez desde que empezó la crisis no logró calmar los ánimos, en parte a que, pese a sus llamados al dialogo, el mandatario no se refirió a los muertos que ha dejado la ola de violencia, la mayoría de las cuales se le atribuye a la acción represiva de las fuerzas policiales.

Ortega calificó a los manifestantes de “minorías” y los acusó de estar siendo manipulados por quienes buscan desestabilizar, reproduciendo la retórica que Murillo ha venido ofreciendo desde que estalló la crisis.

De hecho, aunque en esa alocución Ortega aceptó la propuesta de diálogo que hizo el sector empresarial, horas después el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) supeditó el diálogo a tres requisitos: el cese inmediato de la represión por parte de la policía y grupos civiles afines al gobierno, la liberación de los detenidos por protestar y que se garantice la libertad de prensa y expresión.


Muerte en directo

La última muerte de la que se tuvo conocimiento este sábado fue la de Ángel Eduardo Gahona, director del noticiero El Meridiano en Bluefields y corresponsal de Canal 6 de Managua, controlado por el oficialismo, quien fue asesinado producto de un disparo en la cabeza mientras cubría la protesta contra las reformas de la Seguridad Social, cuando se encontraba en las inmediaciones del parque central de esa ciudad caribeña.

No se ha determinado aún de dónde provino el disparo que se produjo mientras Gahona transmitía en Facebook Live. Poco antes de morir, el periodista había entrevistado a uno de los jóvenes manifestantes, quien le explica que estaba protestando en solidaridad con “los otros jóvenes asesinados en el departamento de Managua”.


Entonces, el periodista dice que va a buscar refugio porque llega la policía, cruza la calle y muestra en cámara un cajero automático destrozado. Inmediatamente después se oye una detonación de armas y Gahona se desploma. La pantalla se vuelve negra y se oye el grito de una colega que se lamenta: “¡Noooo, Ángel cayó!”.

Suyén Sánchez, una periodista de esa región del Caribe que estaba cubriendo esos mismos disturbios aseguró a Univision Noticias que estaba a unos metros de donde fue asesinado el periodista pero no pudo confirmar de dónde salió la bala. “El disparo vino del parque, pero no sabría decirte quién ejecutó el disparo”, sostuvo.

En fotos: Una semana de protestas, represión y muerte en Nicaragua

Loading
Cargando galería
Publicidad