Nicaragua: gobierno dice que busca el diálogo mientras envía al Ejército a controlar uno de los centro de las protestas que dejan 10 muertos

Medios oficiales confirman que las tropas fueron desplegadas en Estelí, ciudad a 200 kilómetros de Managua que es uno de los focos de la protesta. La vicepresidenta y primera dama Rosario Murillo, dijo que el presidente Daniel Ortega hablará a la nación este sábado.
21 Abr 2018 – 2:48 AM EDT

El gobierno de Daniel Ortega asegura que está dispuesto a dialogar luego de tres días de violentas manifestaciones que hasta el momento dejan 10 muertos y decenas de heridos.

Así lo informó este viernes por la noche la vicepresidenta Rosario Murillo, quien calificó a las protestas que comenzaron el miércoles en Managua y se esparcieron el jueves por al menos 15 ciudades como un "asedio" de parte de personas interesadas en "romper la paz y la armonía".

Al anunciar la disposición del gobierno a dialogar, Murillo anuncio que su esposo, el presidente Daniel Ortega, hablará a la nación este sábado en un evento en el que estará acompañado por los jefes de la Policía y las Fuerzas Armadas.

No mencionó a los estudiantes ni tampoco a la gran cantidad de jubilados que han salido a las calles en los últimos días. Tampoco hizo referencia a la brutal represión que han ejercido las fuerzas de orden público en contra de quienes protestan, ni a los ataques de miembros de la Juventud Sandinista (progobierno) que han salido a las calles para atacar a periodistas y manifestantes.

En redes sociales y algunos medios locales se informa que en la madrugada del sábado el Ejército fue desplegado en Estelí, ciudad a 200 kilómetros de Managua que se ha convertido en uno de los focos de la protesta.

Medios oficiales parecen confirmar la presencia de los militares en la ciudad del norte del país, uno de los motores económicos nicaragüenses, e informan que los uniformados buscan "resguardar las instituciones públicas".

Sin embargo, algunos manifestantes aseguran que las tropas han reprimido protestas en zonas aledañas al parque central de Estelí.

Un mensaje en la cuenta de Twitter del Canal 8 de Nicaragua muestra soldados en funciones de patrullaje en una zona no identificada que periodistas loales aseguran que es Estelí. No hay reportes de que el Ejército haya sido enviado a otras regiones del país todavía.

El acceso a la información sobre lo que sucede en el país centroamericano se dificulta por la fuerte censau que ejerce el control sobre los medios

Respuesta a la posición empresarial

La reacción oficial se conoce justo después del anuncio de los empresarios de Nicaragua a salir a marchar el próximo lunes.

"El presidente Daniel Ortega está en disposición de acoger el llamado de la empresa privada y retomar ese diálogo abierto, franco y darle continuidad a ese modelo de consenso que en Nicaragua ha dado tanto fruto. El gobierno acogió la propuesta del sector privado de dialogar para evitar que se siga derramando sangre", agregó Murillo.

Murillo rompió el silencio a las 9:30 de la noche del viernes para informar que renegociarán las reformas a la seguridad social, mismas que han causado el estallido social. La vicepresidenta dijo que “eran propuestas no concluidas” y que volverán a la “mesa de diálogo” con el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), que horas antes había convocado a su gremio a una marcha nacional el próximo lunes.

“Recordemos que no son propuestas concluidas, es solo una resolución de la directiva del INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social), pero no son propuestas concluidas todavía”, resaltó Murillo. Sin embargo, la decisión gubernamental ya era asunto finiquitado. El pasado miércoles el comandante Daniel Ortega oficializó la resolución del INSS a través del decreto presidencial 03-2018 en el diario oficial La Gaceta.


Murillo no detalló si ese decreto fue o será derogado, pero aclaró que las negociaciones con el Cosep --la cámara empresarial más importante del país-- iniciarán pronto. La vicepresidenta tampoco dijo si la negociación incluirá a otros sectores de la población como los trabajadores tal cual lo demandaron los ciudadanos en las calles.

“Ni la empresa privada ni el Gobierno ha interrumpido o a dado por concluido (el diálogo), al acoger ese llamado estamos partiendo de que en la mesa de encuentro, de diálogo, de consensos o búsqueda de consenso estará también este tema de la Seguridad Social”, insistió la vicepresidenta por la noche al mismo tiempo que varias ciudades se consumían en confrontaciones.

También durante la madrugada, la Conferencia Episcopal presentó un comunicado condenando la represión de los manifestantes y exigió al gobierno derogar las reformas al sistema de Seguridad Social que desataron las protestas.

“Una decisión unilateral siempre trae consigo la inestabilidad social. Rectificar las decisiones tomadas es signo de humanidad, escuchar es camino de sensatez, buscar a toda costa la paz es sabiduría”, se lee en el comunicado

Con información de nuestro colaborador en Managua, Wilfredo Miranda.

En fotos: Una semana de protestas, represión y muerte en Nicaragua

Loading
Cargando galería
Publicidad