null: nullpx
México

Bajan de 'La Bestia' a cerca de 100 inmigrantes indocumentados en el sur de México

Las autoridades migratorias mexicanas les pidieron bajarse del tren de carga por el peligro del trayecto. Buena parte de los inmigrantes indocumentados son adolescentes, niños y niñas quienes salieron de Arriaga, Chiapas, e integraban la caravana que fue disuelta en un operativo la semana pasada.
2 May 2019 – 4:42 AM EDT

Autoridades mexicanas detuvieron este miércoles a unos 100 migrantes que viajaban encima de un tren de carga conocido popularmente como 'La Bestia', la primera acción de estas características emprendida por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Instituto Nacional de Migración (INM) dijo en un comunicado que estos migrantes, en su mayoría, provienen de Centroamérica y viajaban en el "lomo de la bestia" que transitaba por Tolosita, en el sureño estado de Oaxaca. En ese momento el tren estaba detenido en la estación.

“Les pidieron bajar para evitar los riesgos que representa este trayecto”, añade el comunicado. La mayoría bajó y un centenar de personas “aceptaron el auxilio del Instituto”.

Buena parte de ellos son adolescentes, niños y niñas quienes salieron de Arriaga, Chiapas, y que formaban parte de la caravana que fue disuelta hace una semana tras un operativo implementado por autoridades migratorias. A un grupo de ellos se les negó la Tarjeta de Visitante Regional (TVR) que ofreció el Gobierno Mexicano.

Todos viajaban de forma irregular y fueron trasladados a un centro de detención migratorio para, previsiblemente, retornarlos después a sus respectivos países de origen. En el operativo participó la policía federal pero “no hubo ningún enfrentamiento y ninguna persona resultó lesionada”, agregó el INM.


'La Bestia' fue un medio de transporte utilizado durante años para cruzar México de forma irregular. En 2014, el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto lanzó varios operativos para que los migrantes dejaran de usarlo. Posteriormente dejó de ser tan frecuentado pero, después de las redadas realizadas la semana pasada en las que agentes federales detuvieron a más de 370 migrantes que iban en caravana, volvió a ser un medio de transporte concurrido.

López Obrador insiste en que su política migratoria tiene como base el respeto a los derechos humanos y la cooperación para el desarrollo de los países donde se origina la migración, pero en las últimas semanas se ha ralentizado el proceso de concesión de visas en México, al tiempo que se incrementaron las acciones para que los grupos más grandes no avancen hacia el norte.


De hecho, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, adelantó a finales de marzo que se desplegaría una especie de cinturón de contención en Oaxaca.

Las últimas acciones de las autoridades migratorias mexicanas parecen haber desalentado la partida de migrantes en caravanas tanto desde Honduras como desde El Salvador, ya que las caravanas son una forma 'visible' de migrar, a traves de las vías principales donde pueden ser fácilmente aprehendidos y enviados a centros de detención para su eventual deportación.

Fotos: Una caravana de historias subidas a 'La Bestia'

Loading
Cargando galería
Publicidad