null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020 Austin

La elección primaria del distrito 28 de Texas enfrenta a las dos corrientes demócratas

Jessica Cisneros, una abogada de 26 años que cuenta con el apoyo de Bernie Sanders, Elizabeth Warren y Alexandria Ocasio-Cortez, pelea los votos de El Paso, Laredo y el sur de San Antonio con Henry Cuéllar, un demócrata conservador que está en contra del aborto y el control de armas y que cuenta con el respaldo de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
4 Mar 2020 – 08:00 PM EST

La abogada Jessica Cisneros contestaba teléfonos y anotaba recados en la oficina del representante Henry Cuéllar en 2014. Ahora, con el apoyo de dos candidatos presidenciales, una de las representantes más famosas del Congreso y un grupo de organizaciones progresistas en todo el país, busca quitarle la nominación por el Partido Demócrata en el distrito 28 (El Paso, Texas), en una de las contiendas locales más seguidas en todo el país este Supermartes.

La pelea electoral que se libra en el distrito que abarca El Paso, Laredo y el sur de San Antonio enfrenta a candidatos que simbolizan el choque entre las dos corrientes del Partido Demócrata. La progresista y la moderada. De sus 760,000 habitantes,el 78% es de origen hispano y es territorio azul: Cuéllar ganó la última elección general con 66%. Pero la campaña ha sido seguida en lugares lejanos a la desértica frontera de Texas.

Cisneros cuenta con el apoyo de Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Alexandria Ocasio-Cortez y un numeroso grupo de organizaciones progresistas, Cuéllar tiene el respaldo de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la Cámara Nacional de Comercio de Estados Unidos y los hermanos Koch.


La campaña de Cisneros es respaldada por Justice Democrats, que en 2018 consiguió que Ocasio-Cortez llegara al Congreso de Estados Unidos, y ha reunido más de dos millones de dólares en donaciones. Su campaña asegura que el promedio de aportaciones es de 26 dólares, aunque entre sus donantes está la actriz Susan Sarandon, que donó 200 dólares. De llegar al Congreso, la abogada se convertiría en la legisladora más joven en la Cámara Baja de Estados Unidos.

Cisneros apoya la iniciativa Green New Deal, que busca imponer mayores restricciones a las empresas que no respeten los parámetros de emisiones de carbono, lo que en una tierra cuya riqueza se debe en buena parte a la industria energética levanta más de una ceja. También es una firme defensora de la ambiciosa iniciativa de Bernie Sanders de Medicare for all, una propuesta popular entre los electores texanos, cuya principal preocupación de acuerdo con los sondeos es el sistema de salud.

En contraste, Cuéllar, de 64 años, es un demócrata con una sólida reputación de mantener posturas conservadoras y ser más bien pragmático. No es un demócrata promedio: está en contra del aborto y del control de armas. Pero sus habilidades como negociador le han ganado el respeto de sus compañeros en el Congreso, entre ellos Nancy Pelosi, de quien es cercano.

Precisamente fue Pelosi quien dejó en manifiesto esa cercanía cuando visitó El Paso hace dos semanas y destacó el papel que Cuéllar desempeñó durante las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

“No queremos que esto sea solo una victoria, queremos que sea una victoria contundente”, dijo Pelosi a colaboradores de Cuéllar durante su visita a El Paso. La presidenta de la Cámara Baja ha defendido por años que los demócratas deben tener una estrategia moderada e incluso conservadora para negociar en el Congreso. “Una eventual victoria de Cisneros pondría esa idea en duda”, explica Justin Miller, analista de The Texas Observer.

La nueva "Ocasio-Cortez"

Las similitudes entre la campaña de Cisneros y la que Ocasio-Cortez hizo hace dos años son elocuentes. La abogada mexicoamericana enfrenta a un demócrata moderado y cercano a Nancy Pelosi, un perfil similar al de Joe Crowley, el político a quien la representante de origen puertorriqueño derrotó en 2018.

Cisneros no ha dudado en quitarse los guantes al momento de atacar a su exjefe. En sus anuncios ha dicho que el representante es el “demócrata más trumpista” puesto que ha votado a favor en 70% de las iniciativas presentadas por el presidente Donald Trump. La campaña de Cuéllar se ha defendido diciendo que la afirmación es “ridícula” si se tiene en cuenta que el legislador votó a favor del proceso de destitución del mandatario, según dijo Colin Strother, un portavoz del representante a CNN. Strother añadió que esos ataques eran "patadas de ahogado" y dijo que la abogada hace una “grotesca interpretación” del récord del legislador.

“Si [Jessica Cisneros] consigue ganar o incluso si logra un resultado muy cerrado, es un símbolo del peso que han conseguido las voces más progresistas del Partido Demócrata”, señala Esther Wang, articulista del sitio Jezebel.

Henry Cuéllar no accedió a un debate durante la campaña. Los portavoces del representante, que lleva 15 años en el Congreso, han destacado la poca experiencia de Cisneros para el puesto. El representante es 38 años mayor que ella. La campaña de la abogada alega que su contendiente no la considera “una candidata seria”.

La atención nacional que ha llamado la contienda electoral entre "el demócrata conservador" y la "nueva Alexandria Ocasio-Cortez" muestra, no obstante, que la disputa entre los demócratas en el distrito 28 de Texas sí que se ha tomado con seriedad.

En fotos: así transcurre el Supermartes en 14 estados (y un lejano territorio en el Pacífico)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.