Vacunas

Brote de varicela afecta a 36 niños en zona de Carolina del Norte conocida por rechazar vacunas por razones religiosas

La enfermedad viral que estaba casi erradicada de Estados Unidos reaparece y enciende las alarmas de una tendencia cada vez más creciente alentada ya no solo por razones religiosas sino por unas modas infundadas de no vacunar a los menores.
19 Nov 2018 – 5:30 PM EST

Un brote de varicela se ha esparcido rápidamente en un colegio en Carolina del Norte en donde hasta el viernes 16 de noviembre pasado se habían registrado ya 36 casos. Lo que llama la atención de las autoridades sanitarias es que la varicela casi había sido erradicada en Estados Unidos a fuerza del uso de vacunas preventivas que por 20 años se han suministrado.

Justamente, el brote aparece en un colegio en el que se presenta una abstención del uso de vacunas entre sus estudiantes debido a razones religiosas. “La infección viral se manifiesta en una erupción que, aunque pica y trae molestia no suele ser mortal”, le dijo a la cadena local de CBS Jennifer Mullendore, del Departamento de Salud y Servicios Humanos del Condado de Buncombe, quien sin embargo advirtió que el brote en Asheville Waldorf “debería causar preocupación”.

El brote de varicela parece encender las alarmas de una tendencia cada vez más creciente alentada ya no solo por razones religiosas sino por unas modas infundadas de no vacunar a los menores. "El éxito de la vacunación depende de los efectos en toda la población. No trabajamos para proteger al individuo. Vacunas a un número suficiente de personas y obtienes lo que se llama 'inmunidad de la manada' (o inmunidad comunitaria), lo que significa que la persona que no puede vacunarse por alguna condición médica queda protegida porque todo el mundo a su alrededor está ya vacunado, así que no se expone a ese virus en particular", explica Mark Shrime, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard.


"Hoy tenemos el privilegio de poder debatir la utilidad de las vacunas porque las muertes para la mayoría de las enfermedades prevenibles ya no son frecuentes en este país", le dijo a Univisión Kathleen Winter, epidemióloga del departamento de Salud Pública de la Universidad de Kentucky. "Este privilegio existe porque la gran mayoría de los individuos se han vacunado, y esto protege a los demás", subraya.

Este escudo protector es crítico para individuos con sistemas inmunológicos debilitados, como recién nacidos, ancianos, personas que están sometidas a quimioterapia o mujeres embarazadas: los sectores más débiles de la sociedad. Los individuos saludables que eligen no vacunarse debilitan la fortaleza e integridad de este escudo.

Según un estudio entregado por el Centro de Control y Prevención de enfermedades el pasado mes de octubre, el porcentaje de menores de 2 años que no han recibido vacunas se ha cuadruplicado en los últimos 17 años. Las cifras nacionales parecen coincidir con los estudios hechos propiamente en este colegio. “Cuando nos enteramos del brote, los datos más recientes que tenemos son del año escolar pasado y reconocimos que, solo dentro de la clase de kinder, el 68 % de los niños no tenía al menos una vacuna requerida ", dice Mullendore, quien añadió: "Diría que, de acuerdo con este brote y los datos que encontramos, parece que la vacuna contra la varicela fue una de las vacunas más comúnmente obviadas por los padres ".

En una declaración entregada por el colegio que lidia con el brote de varicela se asegura que “el colegio sigue con los requerimientos de inmunización que plantean los protocolos educativos, pero reconoce que la decisión de los padres de inmunizar a sus hijos sucede mucho antes de que los menores entren al colegio”.


La varicela es una viral que se puede esparcir rápidamente en la comunidad y puede resultar especialmente peligrosa para mujeres embarazadas, bebés recién nacidos o pacientes con un sistema inmunológico debilitado. Según reportes citados por el Washington Post, en la década de los 90 se registraba aproximadamente 4 millones de casos al año en los Estados Unidos, causando más de 10,000 hospitalizaciones y entre 100 y 150 muertes.

No, las papas fritas no funcionan contra la calvicie: desmontamos 9 bulos de salud

Loading
Cargando galería
Publicidad