Vieja acusación por conducta sexual inapropiada complica la confirmación de Kavanaugh para la Corte Suprema

El nominado del presidente Trump negó categóricamente la acusación que fue presentada a la senadora demócrata Dianne Feinstein y remitida por esta al FBI para su investigación.
14 Sep 2018 – 2:21 PM EDT

El proceso de confirmación de Brett Kavanaugh como próximo magistrado de la Corte Suprema de Justicia se ha topado con una complicación de última hora: una acusación de supuesta conducta sexual inapropiada que se remonta a sus años de estudiante de secundaria.

La supuesta agresión del nominado por el presidente Trump ocurrió durante una fiesta universitaria a principios de los 80, de acuerdo con reportes de medios que hacen referencia a la carta que le envió la mujer que hace la denuncia a la senadora Dianne Feinstein, la demócrata de más alto rango en el Comité Judicial que analiza la postulación del juez.

“Yo categórica e inequívocamente niego esta acusación”, escribió la mañana del viernes Kavanaugh en un comunicado que distribuyó la Casa Blanca y añadió: “Nunca hice esto en el bachillerato o en ningún momento”.

El nombre de la supuesta víctima no ha trascendido porque ella no quiere ser conocida públicamente. Sin embargo, la oficina de Feinstein informó el jueves que había remitido esa carta al Buró Federal de Investigaciones (FBI) que podría verse en la necesidad de abrir una investigación.

Hasta ahora, el buró dice que ha sumado la carta al expediente del actual juez de la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, pero afirma que no está bajo investigación.

La primera semana de septiembre Kavanaugh respondió dirante cuatro días las preguntas de los senadores del comité sin que este caso fuera aireado durante las audiencias.

La carta acusatoria

Feintein ha declinado hablar sobre el nombre de la mujer agraviada o el contenido de la carta, pero algunos medios como CNN o The New Yorker han reportado este viernes sobre cómo está descrito el supuesto incidente en la misiva.

De acuerdo con el relato descrito por esos medios, la mujer asegura que durante una fiesta estudiantil a principios de los 80, cuando Kavanaugh era un adolescente menor de edad, el hoy juez se le “lanzó encima y trató de forzarla” junto con otro amigo.

Ambos, quienes estaban en estado de embriaguez de acuerdo con lo que se refiere de la carta, habrían metido a la presunta víctima en un cuarto y habrían subido volumen a la música, de manera que su voz pidiendo ayuda no fuera escuchada e incluso le taparon la boca.


En un momento, la mujer logró zafarse y escapar de la habitación. No existe un reporte policial o algún tipo de denuncia, pero la autora de la carta afirma que recibió tratamiento psicológico para superar el incidente.

El diario The New York Times también hizo una reseña de la carta citando a personas no identificadas en el reporte que están familiarizadas con ella, e incluso, una que dice haberla leído.

Ni la oficina de Feinsten ni la del republicano Chuck Grassley, presidente del comité, han respondido solicitudes de periodistas para confirmar el contenido de la comunicación.

Confirmación en camino

En cambio, la oficina de Grassley presentó una carta firmada por 65 mujeres que dicen haber conocido a Kavanaugh y testifican la rectitud de su conducta cuando coincidieron con él en la secundaria y en años posteriores.

“Somos mujeres que hemos conocido a Brett Kavanaugh por más de 35 años y lo conocimos cuando el asistía a la escuela secundaria entre 1979 y 1983. Todo el tiempo que hemos conocido a Brett Kavanaugh, él se ha comportado honorablemente y tratado a las mujeres con respeto”, incida la carta que fue publicada poco después de que salieran los reportajes de medios este viernes.


Los republicanos han puesto en duda la veracidad de la acusación y afirman que se trata de una táctica dilatoria de los demócratas, afirmando que el juez ha sido sometido a seis investigaciones del FBI desde 1993 y nunca ha surgido nada similar a lo que describe la carta acusatoria.

Grupos progresistas han cuestionado la nominación de Kavanaugh porque temen que refuerce una sólida mayoría conservadora que ponga en peligro algunos avences sociales, como el derecho al aborto.

Desde la oficina de Grassley se informó que el proceso de confirmación de Kavanaugh seguirá su marcha como estaba previsto y que el próximo jueves se procederá a la votación en el Comité Judicial para pasarlo al pleno del Senado.

La mayoría republicana en el Senado prácticamente garantiza que el candidato logre el visto bueno parlamentario, pero esos grupos liberales confían en convencer a al menos una senadora republicana favorable al aborto para impedir la confirmación.

Recuerdos de Anita Hill

A muchos, el episodio recuerda el caso de Anita Hill, la mujer que en 1991 acusó al entonces nominado a magistrado a la Corte Suprema Clarence Thomas de haberla acosado sexualmente cuando trabajó con él, primero en el Departamento de Educación y luego en la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo.

La queja de Hill trascendió luego de que había finalizado las audiencias a Thomas en el comité senatorial y forzó a abrir una nueva sesión para escuchar el testimonio. Para muchos la manera como fue tratada Hill mostró falta de respeto hacia ella y la reproducción de conductas machistas por parte de los senadores.

El testimonio de Hill no logró descarrilar la aprobación de Thomas 52 votos a favor contra 48, el más bajo nivel de aprobación recibido por un magistrado en el siglo XX.

Thomas ha negado siempre haber acosado a Hill, mientras que esta sigue manteniendo la acusación que hizo primero al FBI y luego ante el Senado.

Cuatro tensos días de audiencias de Brett Kavanaugh en el Senado en imágenes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés