null: nullpx
Donald Trump

Trump se opone a que sus colaboradores actuales y anteriores testifiquen ante el Congreso

En una entrevista concedida al diario 'The Washington Post' el presidente dijo que pensaba seriamente en la posibilidad de invocar privilegios presidenciales para eludir el control del Legislativo. "No quiero que la gente testifique en una fiesta, porque eso es lo que hacen si hacen esto", señaló.
24 Abr 2019 – 4:22 AM EDT

El presidente Donald Trump dijo en una entrevista publicada la tarde de este martes por el diario The Washington Post que no veía el sentido de cooperar con las investigaciones de supervisión del Congreso, que no quería que sus colaboradores actuales y anteriores testificaran ante el Legislativo y que estaba considerando seriamente la posibilidad de hacer valer el privilegio ejecutivo para impedir tales comparecencias.

Trump dijo que las investigaciones dirigidas por los demócratas en la Cámara de Representantes, donde tienen la mayoría, son innecesarias dados los resultados del informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016, que analizó la conducta de Trump y concluyó sin formular cargos criminales contra él.

Desde la publicación del informe, los demócratas se han aferrado a sus conclusiones para explicar sus motivos y continuar sus investigaciones. Algunos inclusive han debatido si el informe debería utilizarse para iniciar los procedimientos de destitución del presidente.


Por su parte, el presidente Trump, que estuvo siempre en contra de la investigación de Mueller, sostiene que las inspecciones de supervisión en la Cámara de Representantes tienen un trasfondo partidista.

"No hay razón para ir más allá, y especialmente en el Congreso, donde es muy partidista, obviamente muy partidista", dijo Trump al Post. "No quiero que la gente testifique en una fiesta, porque eso es lo que hacen si hacen esto".

El mandatario dijo al diario que la Oficina del Asesor Legal de la Casa Blanca estaba revisando seriamente la posibilidad de hacer valer el privilegio ejecutivo para eludir el control del Legislativo, cosa que no hizo con la información recopilada en el informe de Mueller, para bloquear el testimonio ante el Congreso. Trump dijo que los abogados de la Casa Blanca aún no habían tomado una "decisión final".

Los comentarios del presidente son el resultado de una serie de informes sobre el intento de la Casa Blanca de detener el testimonio de los ayudantes y de impedir que las empresas y departamentos de su administración cooperen con los demócratas de la Cámara de Representantes y entablen una batalla legal entre los poderes ejecutivo y legislativo.


El martes anterior, el Post dijo que la Casa Blanca estaba considerando hacer valer el privilegio ejecutivo para bloquear la citación al exasesor de la Casa Blanca Don McGahn, quien aparece nombrado 528 veces en el informe de Mueller. McGahn le confesó a los investigadores que el presidente le ordenó que expulsara a Mueller como fiscal especial. Esta orden fue una de las muchas veces que Trump intentó impedir la investigación, según el informe de Mueller.

El lunes, el Comité Judicial de la Cámara emitió una citación para el testimonio de McGahn sobre los esfuerzos de Trump para frustrar la investigación y las solicitudes de tres docenas de documentos. La citación indicaba que los demócratas tienen la intención de usar los hallazgos de Mueller para investigar más a fondo las acciones del presidente.

Mueller no determinó si el presidente cometió un delito de obstrucción. En cambio, el fiscal general William Barr y el vicefiscal Rod Rosenstein aseguraron que las pruebas "no eran suficientes para establecer que el presidente cometió un delito de obstrucción de la justicia".

Las 37 acusaciones y acuerdos de culpabilidad que dejó la investigación de Mueller sobre el ‘Rusiagate’ (fotos)

Loading
Cargando galería

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, reiteró este martes que un proceso político para la destitución del presidente Trump podría ser una de las cuestiones que más dividiera al país, por lo que sostuvo que debe responder a evidencias y no a pasiones políticas.

Según Pelosi, todavía hay que esperar a las conclusiones de la investigación que está llevando a cabo el Congreso, que es la institución que puede comenzar el proceso contra el mandatario.

De acuerdo con Pelosi, si la investigación del Congreso les lleva hacia un juicio político, "no tendremos más alternativa" que proceder aunque advirtió que todavía no se ha llegado a ese punto.

Pelosi dijo que mientras se realiza esa investigación, el Congreso continuará con su agenda de trabajo.

Más contenido de tu interés