null: nullpx
Donald Trump

Trump retira la nominación de John Ratcliffe como director nacional de inteligencia apenas seis días después de proponerlo

El pasado 28 de julio Trump había nominado al congresista para el cargo que coordina los servicios de inteligencia estadounidense. Hubo una lluvia de críticas a tal propuesta por la falta de experiencia y credenciales del congresista republicano por Texas.
2 Ago 2019 – 2:18 PM EDT

El presidente Donald Trump retira la nominación del congresista John Ratcliffe a la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) apenas seis días después de haberlo propuesto para el cargo.

"Nuestro gran congresista republicano John Ratcliffe está siendo tratado injustamente por los tontos medios. En lugar de pasar por meses de calumnias y difamación, le expliqué a John lo miserable que sería para él y su familia tratar con estas personas. Por lo tanto, John decidió quedarse en el Congreso, donde ha hecho un trabajo tan excepcional representando a la gente de Texas y nuestro país. En breve anunciaré mi nominación para DNI", indicó el presidente en Twitter.


Apenas minutos luego, Ratcliffe sacó sus propios tuits agradeciendo al presidente la nominación y explicando su parte.

“Mientras estoy y estaré muy agradecido al presidente por su intención de nominarme como Director Nacional de Inteligencia, estoy retirándome de la consideración. Recibí con humildad y honor el que el presidente pusiera su confianza en mí para liderar las operaciones de inteligencia de nuestra nación y sigo convencido que de ser confirmado, los habría hecho con objetividad, de manera justa y con la integridad que las agencias de inteligencia necesitan y se merecen", dijo el congresista.

“Sin embargo, no deseo que el debate de seguridad nacional e inteligencia alrededor de mi confirmación, por falso que sea, se convierta en un asunto puramente político y partidista. El país que todos amamos merece que sea tratado como un asunto estadounidense. Por tanto. He pedido al presidente que nomine a otra persona para esta posición".


Controversia sobre la nominación

La nominación del representante es para reemplazar a Dan Coats, quien anunció su renuncia como jefe de la DNI. Desde que el 28 de julio Trump nominó vía Twitter a Ratcliffe ha generado una ola de críticas por parte de quienes piensan que no está calificado para el cargo.

Ratcliffe es congresista poco conocido que apenas desde 2015 representa el Cuarto Distrito de Texas y cuyo pasado no tiene ninguna relación con la comunidad de inteligencia.

Los críticos señalan que Trump hizo la nominación en recompensa por serle una ficha leal y no por sus credenciales para ocupar tan alto cargo. Muchos consideran que Trump ha basado la decisión en un criterio político, en el afán de controlar agencias de inteligencia que tradicionalmente han operado como poca injerencia de la Casa Blanca.

“El congresista Ratcliffe ha servido cuatro años en la Cámara de Representantes y fue alcalde de un pequeño pueblo en Texas. Esta (la del DNI) no es una posición de ‘aprender sobre la marcha’ y no debería dársele a simpatizantes políticos”, dijo la senadora Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia del Senado.

Trump defendió la nominación asegurando que "necesitamos a alguién así allí (en la DNI)" porque, según el presidente, "las agencias de inteligencia se han vuelto locas" quien desde que el FBI empezó a investigar su campaña en 2016 cse onsidera que es víctima de un complot para desacreditarlo y eventualmente sacarlo del poder.

Ratcliffe y su actuación

Ratcliffe ha ganado puntos con el presidente, de quien se dice que 'audiciona' a sus colaboradores según el desempeño que tengan en cámara ante sus detractores políticos y los medios.

Además de la férrea defensa a Trump hecha en la sesión del exfiscal especial Robert Mueller en el Congreso, el republicano dijo que hubo "delitos" durante la administración del expresidente Barack Obama sobre cómo comenzó la investigación del llamado 'Rusiagate'. Pidió, en línea con lo que dice Trump, que haya más investigaciones para llegar a la verdad.

Según varios medios, Ratcliffe buscaba ser fiscal general cuando Jeff Sessions se fue, pero Trump eligió a William Barr.




¿Cuáles eran las credenciales de Ratcliffe para llegar a ese puesto?

Ratcliffe, de 53 años, es hijo de dos maestros y el menor de seis hijos, indica su biografía. Asistió a la Universidad de Notre Dame, en Indiana, y obtuvo un título en derecho de la Universidad Metodista del Sur en Dallas.

Fue abogado en la práctica privada hasta 2004 y desde ese año hasta 2012 fue alcalde de la pequeña ciudad Heath, en Texas, de unas 8,100 personas. Fue fiscal federal de antiterrorismo del Distrito Este de Texas entre 2007 y 2008. También trabajó como asistente de Mitt Romney durante su campaña presidencial de 2012.

Ratcliffe no tiene mucha experiencia en el ámbito nacional ya que llegó a la Cámara de Representantes en 2015.


Tampoco es una figura conocida en la comunidad de inteligencia más allá de su puesto en el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, al que se unió apenas en enero de este año. Tampoco ha desempeñado ningún papel oficial en el mundo de la inteligencia en su vida antes del Congreso. Ratcliffe ha servido además en los Comités de la Cámara Baja de Seguridad Nacional, Judicial y Ética.

Un director nacional de inteligencia debe estar completamente inmerso en el trabajo de agencias como el FBI y la CIA.

Este organismo, el DNI, surgió tras los ataques del 9/11 en 2001 en Nueva York que causó la muerte de 2,977 personas luego de que una investigación determinara que la falta de comunicación entre las agencias de inteligencia favoreció que se perpetraran los atentados. La DNI se creó en 2005 para coordinar a las agencias, prevenir ataques, preparar informes diarios sobre inteligencia para el presidente y asesorar a los comandos y al Congreso sobre inteligencia.

Respecto a als cualificaciones de Ratcliffe, no solo los demócratas dudaron sino también personas vinculadas la comunidad de inteligencia.

David Priess, un exoficial de la CIA que daba las sesiones informativas diarias de inteligencia durante las administraciones de los expresidentes Bill Clinton y George W. Bush, dijo a CNN: "Él simplemente no está calificado para el trabajo como sus predecesores (...) Lo único que apunta a su nombramiento en este momento es que fue enérgico en sus críticas a Robert Mueller".

Douglas Wise, otro exoficial de la CIA y subdirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa, dijo a The New York Times que el nombramiento podría representar una "amenaza existencial" para las agencias. "La inteligencia tiene que ser sincera, veraz y precisa, incluso si es desagradable y no confirma los prejuicios del presidente", dijo al diario.

Las renuncias y despidos más sonados del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Donald TrumpCIAFBI

Más contenido de tu interés