null: nullpx
Donald Trump

Trump condiciona aprobar el presupuesto del Pentágono a que se anule la Sección 230 que protege a las grandes tecnológicas

En su amenaza de vetar la Ley de Defensa, el presidente asegura que la protección de la que gozan las empresas de alta tecnología "amenaza la seguridad nacional", aunque el fondo de sus críticas (sin respaldo) a compañías como Facebook o Twitter es que discriminan a los conservadores.
2 Dic 2020 – 11:54 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Una de las batallas del presidente Donald Trump es poner fin a la ley conocida como Sección 230, que exime a las empresas tecnológicas de responsabilidad por el contenido que los usuarios publican en sus plataformas y por la decisión o no de mantenerlos. Su último intento ha sido amenazar con vetar la ley de Defensa si el Congreso no anula esta normativa.

El martes por la noche, a través de dos mensajes de Twitter, Trump anunció su intención de bloquear la Ley de Autorización Nacional de Defensa, con una partida de 740,000 millones, si desde el Congreso no se repele la Sección 230.

La Ley de Autorización Nacional de Defensa es una pieza que suele contar con el apoyo bipartidista suficiente, por lo que su aprobación se da siempre por descontada. Pocos políticos quieren lucir como que ponen en peligro la seguridad y defensa nacional oponiéndose a la aprobación de fondos para el sector militar.

Ahora Trump vincula la Sección 230 y la defensa nacional al asegurar, sin dar mayores explicación, que la vieja norma es "una seria amenaza para la seguridad nacional y la integridad electoral". Sin embargo, su queja cotidiana sobre esta normativa es que permite a las tecnológicas "discriminar a los conservadores" sin ninguna consecuencia.

La Sección 230, una ley amplia y que ya tiene décadas, está considerada como una de las leyes fundacionales de la Web y se elaboró con el espíritu de fomentar la libre expresión digital.

Si el Congreso decidiera derogarla (algo imposible en los menos de dos meses que le queda a actual legislatura), abriría la puerta para que empresas como Facebook, Google y Twitter tengan que responder legalmente por la manera en la que controlan sus plataformas.

Sin embargo, legisladores tanto demócratas como republicanos la cuestionan por considerar que algunas de sus protecciones ya están obsoletas y, de facto, le dan inmunidad legal a los gigantes tecnológicos en un momento en el que muchas voces les critican por no combatir suficientemente el discurso de odio y la desinformación en sus plataformas.

La posición de Trump y de algunos republicanos es que deberían ser penalizadas por lo que consideran "discriminación contra los conservadores", algo sobre lo que no han aportado pruebas y que las compañías niegan.

El presidente ha aumentado sus ataques a las tecnológicas en los últimos meses, a medida que emprendían acciones más contundentes para señalar que algunos de sus mensajes incluyen contenido falso, algo en lo que ha destacado Twitter con sus avisos sobre sus constantes e infundadas denuncias sobre un inexistente fraude electoral que le habría dado la victoria a Joe Biden.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés