null: nullpx
Donald Trump

Trump amplifica sus ataques contra la "extrema izquierda" en un mitin, aunque evita dar nombres para no ser "controversial"

En un nutrido acto político en Cincinnati, el presidente responsabilizó a la "agenda destructiva de la extrema izquierda" de arruinar las ciudades de Estados Unidos y aseveró que la tasa de homicidios de Baltimore "es más alta que la de Afganistán".
2 Ago 2019 – 6:13 AM EDT

Donald Trump parece haber tomado nota de la tormenta de críticas que levantó su anterior mitin en Carolina del Norte, hace una semana, donde sus seguidores gritaron "Envíala de vuelta" (a su país) a la congresista demócrata Ilhan Omar, estadounidense de origen somalí. La noche de este jueves en Cincinnati, en otro acto de tinte electoral, el presidente fue igualmente confrontador con las demócratas del ala progresista, pero se contuvo de mencionar nombres para evitar "ser controversial".

En un auditorio pleno de sus incondicionales prosélitos, ataviados con las gorras rojas con el lema "Hacer grandioso nuevamente a Estados Unidos" y carteles con la campaña de 2020, Trump levantó el dedo acusador contra la "agenda destructiva de la extrema izquierda" a la que responsabiliza de arruinar las ciudades de Estados Unidos, amplificando su esfuerzo para vincular a los demócratas con los vecindarios golpeados por la pobreza y la criminalidad.

"Durante décadas, estas comunidades han estado dirigidas exclusivamente por políticos demócratas y han estado bajo control unipartidista total. Durante 100 años ha sido un control de partido único, y míralos", aseguró Trump. "Podemos nombrar uno tras otro, pero no lo haré porque no quiero ser controversial", dijo el presidente, alertando a los suyos de que una victoria demócrata el próximo otoño supuestamente los someterá a impuestos más altos, menos empleos y políticas "socialistas" que podrían hacer a Estados Unidos irreconocible, indica el sitio Politico.

"El Partido Demócrata, lleno de rabia, está tratando de separar a Estados Unidos. Está siendo dirigido ahora por cuatro extremistas de izquierda que rechazan todo en lo que creemos", dijo Trump, en clara alusión a las cuatro congresistas representantes de minorías: Ilhan Omar, Alexandria Ocasio-Cortez, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib.

Sus expresiones, aunque veladas, también redoblan los recientes ataques contra el representante afroestadounidense demócrata Elijah Cummings, que representa al distrito del oeste de Baltimore en el Congreso, un lugar que según el presidente está "infestado de ratas y roedores" y donde "ningún ser humano querría vivir".

Trump redobló los ataques contra Baltimore, una ciudad de población mayoritariamente negra, al afirmar que su tasa de homicidios es más alta que la de Afganistán, donde decenas de miles de personas han sido asesinadas por las hostilidades internas entre grupos extremistas y por los ataques de estos contra las fuerzas estadounidenses allí acantonadas.

Dirigiéndose a una de las personas presentes en el mitin, Trump señaló: "Creo que (la cifra de muertes) es más alta que... dame un lugar que creas que es bastante malo". El hombre contestó: Afganistán. Y el presidente aseveró: Creo que es más alta que en Afganistán".

Retomando su retórica agresiva y antiinmigrante, acusó a los demócratas de dar prioridad a los inmigrantes indocumentados sobre los ciudadanos estadounidenses, calificó a California de "vergonzosa para nuestro país" y pidió acabar con las llamadas 'ciudades santuario'.

También habló sobre el muro fronterizo, la promesa estrella de su anterior campaña electoral. "Estamos construyendo un muro más rápido y mejor que nunca", aseveró en medio de ovaciones de los presentes.

Trump aprovechó para dibujar las primarias presidenciales demócratas como un referéndum sobre el legado de Barack Obama.

"Estaba viendo el debate de los demócratas anoche... y los demócratas pasaron más tiempo atacando a Barack Obama que a mí", dijo Trump

Este jueves, Trump señaló directamente a la senadora Elizabeth Warren, cuya participación en el debate demócrata fue una de las más resaltantes. "Está mintiendo y haciendo trampas" en las primarias presidenciales, dijo. "Ella estafó a la gente con sus credenciales. Ella dijo: 'Soy india', y yo dije: 'Tengo más sangre india que ella y no tengo ninguna'. Lo siento", añadió reciclando un viejo ataque contra la demócrata.

Pero tampoco faltaron críticas y burlas hacia el exvicepresidente Joe Biden, de 76 años, sugiriendo que se aprovecharían de él como presidente porque "no tiene ni idea de lo que está haciendo". Seguidamente lo ridiculizó imitando a una supuesta situación con empleados de la Casa Blanca: "Le dirían: Señor, somnoliento Biden, firme aquí mismo".

Warren y Sanders unen su 'artillería' progresista contra los aspirantes demócratas 'moderados' en el segundo debate (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Donald TrumpCampañasPolíticaPobreza

Más contenido de tu interés