null: nullpx

Sessions testificará en una audiencia pública en el Senado este martes: esto es lo que quieren preguntarle sobre Comey y el 'Rusiagate'

El fiscal general testificará de manera pública ante el Comité de Inteligencia para "aclarar" puntos que dejó abiertos la comparecencia del exdirector del FBI, James Comey, la semana pasada.
12 Jun 2017 – 9:32 AM EDT

Jeff Sessions, fiscal general de Estados Unidos, testificará este martes en el Senado y lo hará de manera pública, según se supo este lunes. La audiencia está prevista a las 2:30 pm. Cinco meses atrás, Sessions estaba en una envidiable posición de poder, gracias a su apoyo temprano e irrestricto a la candidatura de Donald Trump, en un momento en el que el magnate no contaba con ningún respaldo dentro del Partido Republicano.

Mucho ha cambiado en menos de un año , en buena parte por la evolución del llamado ‘Rusiagate’, la investigación sobre supuestos vínculos entre la campaña republicana y la inteligencia rusa.

Y lo demuestra el que el fiscal general haya tenido que alterar su agenda y ofrecerse a hablar con el Comité de Inteligencia del Senado este martes para aclarar puntos que dejó abiertos el exdirector del FBI, James Comey , sobre su manejo de la trama.

Como fiscal general, Sessions era el jefe de Comey. Pero tuvo que inhibirse de la supervisión de la investigación del caso que llevaba a cabo la agencia despúes de que se supo que el entonces senador había tenido dos encuentros con el embajador de Rusia en Washington, Sergei Kislyak, sobre los que no informó durante su audiencia de confirmación en el Senado.


Del testimonio del exdirector del FBI también quedó la sensación de que su jefe (Sessions) no lo protegió cuando el 14 de febrero pasado el presidente Donald Trump le pidió quedarse a solas con él en la Oficina Oval de la Casa Blanca al final de una reunión con la comunidad de inteligencia.

La sensación de que Sessions está en una posición precaria se refuerza con la falta de un apoyo convincente por parte de la Casa Blanca. Tras ser cuestionado sobre versiones de prensa que hablaban de las molestias de Trump con su fiscal general, el portavoz presidenc ial Sean Spicer fue incapaz de decir sin dudas si Sessions contaba o no con la confianza de mandatario.

Ese es el marco ambiental en el que Sessions deberá responder a sus antiguos colegas varias preguntas.

-¿Por qué dejo a Comey sólo en la Oficina Oval?

Comey ha relatado que aquel 14 de febrero, el presidente le hizo la inusual solicitud de quedarse con él al final de una reunión con la comunidad de inteligencia. De acuerdo con el relato de Comey, el fiscal general se quedó un rato más en el despacho presidencial, como tratando de evitar que el entonces director del FBI estuviera en una situación comprometida, o al menos incómoda.

Eso podía significar que Sessions sabía que no era conveniente un encuentro a solas entre Comey y Trump, quien era el jefe de la campaña que justamente estaba siendo investigada por el FBI.


La pregunta es si sabía Sessions lo que el presidente le pediría a Comey de tratar de “dejar pasar” la investigación a su exasesor de seguridad nacional Michael Flynn, y si tenía algún conocimiento previo de los deseos del presidente y sus comunicaciones con Comey.

“Queremos ser capaces de obtener su lado de esto, obtener todos los hechos. Hemos tenido muchas fuentes sin nombre en los medios haciendo declaraciones sobre Sessions. Sería muy bueno conocerlo de él”, dijo el senador republicano James Lankford en entrevista con CBS este domingo, en referencia a esa reunión del 14 de febrero en la Casa Blanca.

-Su papel en el despido de Comey

Aunque para el momento del despido del director del FBI, Sessions se había sustraído de todo lo relacionado con el ‘Rusiagate’, el presidente Trump citó la recomendación del fiscal general entre sus argumentos para el despido.

Pero luego el propio Trump aseguró que la raíz del asunto había sido la “cacería de brujas” o el “montaje” de la investigación con Rusia. Por eso, muchos demócratas quieren saber si Sessions fue parte de la estrategia original de indicar que había sido el manejo de los emails de Hillary Clinton lo que determinó la caída de Comey.

También quieren saber qué se discutió sobre la investigación con el postulado para suceder a Comey, Christopher Wray, en cuya selección participó Sessions.

-La desconfianza de Comey

En la comparecencia de Comey del pasado jueves, quedó claro que el exdirector del FBI no tenía confianza en el presidente Trump.

Pero esa desconfianza parece haberse extendido a su jefe inmediato, a juzgar porque decidió no comunicarle más a su jefe inmediato las preocupaciones que le generaba la conducta del presidente porque sabía que Sessions se apartaría del caso, algo que terminó sucediendo un par de semanas despúes.

“Yo quiero saber, ¿es cierto lo que Comey dijo? ¿Creaste una atmósfera en la que la gente creyó que no podías juzgar imparcialmente las interacciones del presidente con Comey?, dijo el senador republicano Lindsey Graham en una entrevista con CBS.

-¿Hubo otra reunión con Kislyak?

En marzo se supo que Sessions había tenido dos reuniones con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, de las que no informó al Senado, pese a que durante la sesión de confirmación en el Comité Judicial se le preguntó si había tenido contactos con los rusos durante la campaña.

Despúes Sessions reconoció que había obviado esos encuentros porque eran parte de su función como miembro del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado y no como representante de la campaña republicana.

Un supuesto tercer encuentro con Kislyak, en el hotel Mayflower de Washington, ha sido rotundamente negado por el fiscal general. Sin embargo, versiones de prensa indican que Comey insistió ante los senadores en sesión privada este jueves que hubo una cita adicional entre los dos hombres, aunque se desconoce si sea esa misma del Mayflower.

En fotos: Así fue la comparecencia del exdirector del FBI en el Senado en el que ha acusado a la Casa Blanca de mentir

Loading
Cargando galería
Publicidad